¿Han vuelto los atascos con más fuerza que nunca? El mapa de Madrid, calle a calle
  1. España
  2. Madrid
Ya hay más tráfico en la M-30

¿Han vuelto los atascos con más fuerza que nunca? El mapa de Madrid, calle a calle

La capital ya ha recuperado el 90% del tráfico previo a la pandemia, mientras que el uso del transporte público tarda más en volver

Foto: Tráfico en la A-3 a finales de agosto. (EFE)
Tráfico en la A-3 a finales de agosto. (EFE)

La hora punta ha vuelto. Si usted utiliza el coche para ir a trabajar, es muy probable que estos días haya notado que el tiempo que tarda en llegar a la oficina ya se parece más al de la era prepandemia. Este final de mes de septiembre, transitar en coche por las calles de Madrid entre las siete y las 10 de la mañana vuelve a ser lo que era en muchos puntos de la ciudad. Un día más se encuentra ahí, parado en la calzada, presenciando una de las estampas más cotidianas de la vieja normalidad.

Pero aunque pueda tener la sensación de que la nueva hora punta es ahora incluso peor, en la mayor parte de las calles de Madrid no es así. Durante dos días completos, El Confidencial ha recopilado la información del tráfico en tiempo real en los más de 4.000 puntos de medición con que cuenta el ayuntamiento de la capital. ¿Hay ya más atascos que antes de la pandemia? En más del 70% de los lugares donde se mide la intensidad, la media de vehículos por hora está todavía por debajo de los niveles registrados en días similares de 2019, aunque hay algunas excepciones.

El mapa anterior solo muestra un patrón claro: hay más puntos donde el tráfico sigue siendo ahora menos intenso que en 2019. Pero la M-30 sí dibuja una línea con más puntos rojos, esto es, con tasas más elevadas de vehículos por hora. Esto se ve más claro en el tramo que va desde la altura de la carretera de Barcelona hacia el sur. Los datos sugieren también que la vuelta a las oficinas después de una mayor flexibilidad para teletrabajar es menos evidente en los aledaños de plaza Castilla, zona de muchas oficinas y donde el tráfico se ha recuperado menos que en otras.

Con todo, la probabilidad de que estos días haya sentido que el tráfico es ahora más intenso que por las mismas fechas de 2019 es alta. Al final, hasta en casi 1.000 puntos, más de uno de cada cuatro del total, se da esta situación. Este análisis no deja de ser preliminar: ofrece una foto fija de la situación a principios de esta semana. En concreto, se ha contado con la información del lunes y el martes entre las siete y las 10 de la mañana y se ha comparado con los mismos datos de hace dos años, en días similares, comprobando que todos ellos tuvieron clima seco. Para saber con más certeza hasta qué punto hay ahora más o menos tráfico que antes de la pandemia, habrá que contar con la información de más días. En algunos lugares, las amplias variaciones respecto a 2019 se pueden deber a hechos puntuales, como unas obras, un accidente o un fallo en la recolección de los datos.

Además, el ayuntamiento publica a diario informes sobre el tráfico en la hora punta de la mañana. Según los datos de los últimos días, el nivel medio de intensidad en las calles de la ciudad está todavía cerca de un 10% por debajo del periodo prepandémico, tanto en el interior de la M-30 como fuera. Pero este año se ha recortado mucha distancia con respecto al septiembre anterior, cuando la caída de tráfico habitual en las primeras horas del día superaba el 20%. Poco a poco, los niveles habituales se van recuperando. Eso sí: el efecto del teletrabajo se nota los viernes. Ese día, circula un 15% menos de coches que en 2019, cinco puntos por debajo de la media del resto de días entre semana.

El delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del ayuntamiento, Francisco de Borja Carabante, confirma la tendencia que se ve en el mapa. "Los datos generales indican que, de media, estamos en torno al 90% del tráfico prepandemia, pero en la M-30, entre las seis de la mañana y las seis de la tarde, ya estamos por encima", explica. Y según las observaciones de su área, la hora punta se ha desplazado: ahora hay más tráfico entre las ocho y las nueve, mientras que antes lo peor se veía entre las siete y las ocho.

Esto tiene una explicación en cuanto a comportamiento. "La gente se confía viendo que aún no hay más coches que antes y tiende a ir de ocho a nueve, por eso la hora punta está siendo más marcada en ese tramo", explica Samir Awad, ingeniero de caminos y miembro de Ecomovilidad. Esto se nota especialmente los lunes y los viernes, según su análisis de los datos, porque son los días en que más teletrabajan los que ahora mismo tienen un modelo mixto de presencialidad. "Ahora no está habiendo el mítico atasco de tres horas, pero de ocho a nueve se produce casi el mismo que antes de la pandemia, aunque ya está empezando a crecer también de siete a ocho, porque a medida que crece la gente empieza a madrugar más y se extiende la hora punta". Así, mientras que la franja de ocho a nueve se estabiliza, crece la de siete a ocho. Además, este año la vuelta del tráfico se ha retrasado: en lugar de producirse el 1 de septiembre, como es habitual, no se ha visto hasta el 6, coincidiendo con la vuelta al cole. Y se notará todavía más a partir de la semana que viene, cuando los funcionarios que trabajan en la Administración pública deban volver a sus puestos presenciales.

Para Borja Carabante, hay además dos hechos fundamentales que explican el crecimiento del uso del coche incluso por encima de antes de la pandemia en zonas como la M-30. En primer lugar, la percepción generalizada de que el transporte público no es seguro. Según la información que maneja el delegado, el uso del metro está en torno a un 60% del nivel prepandemia, mientras que la EMT ya estaría en el 70%. "Ahora ya se está recuperando más rápido la EMT de lo que está subiendo el tráfico", afirma. Y por otro lado, las obras en determinados lugares ya de por sí con mucho tráfico, como el nudo norte o plaza de España.

Foto: Un atasco en la madrileña M-30. (EFE)

Otro de los motivos por los que no ha aumentado al mismo nivel la movilidad en transporte público y en coche se debe, según Awad, a que, con un sistema mixto de presencialidad en las empresas, el ciudadano tiene más sensación de "gastar" dinero en el transporte cuando paga un billete al día o de desaprovechar el abono transporte que si lo usa de lunes a viernes, como antes de la pandemia. Entonces, tira del coche para esos días concretos en los que acude a la oficina.

El responsable del área insiste en la importancia del fomento del transporte público y espera que a lo largo del mes de noviembre se haya corregido el uso del mismo, mientras que cree que no será hasta enero cuando se recupere la misma cantidad de coches que antes circulando por las calles de Madrid.

Las calles con más coches

Además del recorrido de la M-30, donde hay puntos por los que pasan cada hora hasta 7.000 vehículos, los datos dibujan un mapa arterial de la capital en que se ve cuáles son las zonas donde confluye la mayor parte del tráfico rodado.

Alberto Alcocer, Raimundo Fernández Villaverde, Cea Bermúdez y su continuación por José Abascal, Doctor Esquerdo, Alfonso XII o Bravo Murillo son algunas de estas vías más cargadas y donde se dibujan los puntos más oscuros en la hora punta. Raro será, si vive o trabaja en Madrid, que no tenga que pasar por más de una de estas calles. Tampoco será mejor si le toca circular por la Castellana-Recoletos-Paseo del Prado y desemboca en Atocha: es otra de las zonas con más cantidad de coches por hora.

Aunque la intensidad no siempre es sinónimo de atasco, esta variable sí sirve para medir el nivel de tráfico y las calles más transitadas durante la hora punta y su evolución respecto a los tiempos previos a la pandemia. Es evidente que cuantos más coches haya, mayor será la probabilidad de retenciones. Pero la capacidad de cada vía marca la diferencia. Por ello, aunque una calle o carretera transporte muchos más vehículos, el nivel de congestión dependerá también de la cantidad de carriles que tenga.

Para calcular la intensidad del tráfico en hora punta, el Ayuntamiento de Madrid recoge la cantidad de vehículos que pasan a la hora por diversos puntos, así como su carga (el nivel de saturación en las vías). Estas variables se recopilan de 6:00 a 10:00 a través de los sensores de tráfico distribuidos en tres zonas: M-30 (47 puntos de medida de las entradas y salidas), vías del interior de la M-30 (1.678 puntos de medida) y vías del exterior de la M-30 (2.009 puntos de medida). Además del análisis diario que lleva a cabo el consistorio, los datos de tráfico en todos los puntos de la red se encuentran disponibles en tiempo real y también se puede consultar la información histórica, cada 15 minutos, a lo largo de todo el día.

Madrid
El redactor recomienda