¿Jubilados gratis y jóvenes, un dineral? El transporte público más allá de Madrid
  1. España
  2. Madrid
En urbes europeas y españolas

¿Jubilados gratis y jóvenes, un dineral? El transporte público más allá de Madrid

El Confidencial analiza la oferta de transporte público en las principales ciudades de España y del entorno comunitario con especial foco en los jóvenes y las personas mayores

placeholder Foto: Autobuses de la EMT circulan por la calle Alcalá en Madrid. (EFE)
Autobuses de la EMT circulan por la calle Alcalá en Madrid. (EFE)

El transporte público es un elemento esencial en el día a día de millones de personas en España y en otros países del entorno. La transformación de las sociedades hacia unas dinámicas más sostenibles afectan de lleno al mundo de la movilidad urbana e interurbana, por lo que todo apunta a que este modo de desplazamientos ganará peso sobre las fórmulas de transporte privadas o individuales en los próximos años como parte de la creciente lucha contra el cambio climático. Las administraciones lo saben y es de esperar que vayan cambiando su apuesta por la red pública, aunque las tarifas y las distintas opciones según el ámbito social al que se pertenece varían considerablemente dependiendo de la ciudad en la que cada uno se encuentre.

Esta última semana, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, anunció una nueva propuesta que busca hacer más atractivo y accesible el transporte público para los jóvenes de la región. La oferta actual recoge un bono mensual para jóvenes menores de 26 años por un precio de 20 euros que permite desplazarse por toda la región e incluso a parte de Castilla-La Mancha con esa tarifa plana.

Foto: Contaminación en Madrid. (EFE)

El límite de edad implica que en cuanto se sobrepasa esa barrera se multiplica el precio y comienza a variar según las zonas de la autonomía por las que cada ciudadano se desplace: desde los 54,60 euros hasta los 99,30. Ante la enorme diferencia entre lo que paga una persona con 25 y una con 27, Aguado avanzó un plan para que entre los 26 y los 30 se mantengan las condiciones del abono por 30 euros. La cantidad es en estos momentos mucho más reducida para los mayores de 65 años, 6,30 euros; y se prevé que en 2023 este colectivo no tenga que abonar ni un euro.

La distancia entre un joven de 27 años y un madrileño de 66 es abismal a día de hoy. Pero ¿es algo que solo sucede en Madrid o también pasa en otras grandes ciudades? El Confidencial ha comparado las distintas fórmulas existentes en otras urbes españolas y europeas.

Barcelona

El caso de Barcelona podría ser, por el tamaño de la Ciudad Condal y su área metropolitana, el que más podría asemejarse a la capital. Allí, los menores de 25 pueden acceder a una tarifa plana durante tres meses con un precio que varía según la zona, entre los 80 (26,67 por cada mes) y los 222,25 euros. Mientras que el precio de un bono mensual estándar sería de entre 40 y 113,75 euros por cabeza.

placeholder Imagen del metro de Barcelona en una imagen de archivo. (EFE)
Imagen del metro de Barcelona en una imagen de archivo. (EFE)

En el caso del otro tramo de la población que se aborda en este artículo, los mayores de 60 tienen acceso a una fórmula gratuita con la que tienen acceso a autobuses urbanos, ferrocarril urbano, tranvía y otras líneas metropolitanas. La edad desde la que comienza a ser gratis el servicio varía según el municipio del área de Barcelona, pudiendo ir hasta los 65. Además de las opciones aquí expuestas, existen –como en el caso de Madrid– otras que pasan por una 'tarjeta monedero', es decir, aquella en la que puedes recargar una cantidad y se va restando conforme utilices los billetes y transbordos, que suelen tener un precio más reducido que el de la compra de un billete normal.

Valencia

Otra de las grandes ciudades de España en la que los más mayores presentan ventajas en su tarifa es Valencia. Aquellos que tengan al carné joven y tengan entre 14 y 30 años podrán acceder a un abono mensual desde 38,25 euros, aunque si aumentas el número de zonas la cuantía asciende hasta los 67,25. Con este método tendrían acceso a la EMT, Metro Valencia y Metro Bus (interurbanos). Esta fórmula de viajes ilimitados tiene una bonificación respecto a la que pueden acceder el resto de adultos, en la que los precios oscilan entre los 45 y los 79,10. Los menores de 30 pueden optar por un bono solo para la EMT por 25 euros.

Los que tengan más de 65 años no tienen acceso a 'ticket' mensual ilimitado que integre los tres tipos de transporte mencionados, pero sí tienen acceso al Metro Valencia por 9,70 euros al mes en todas las zonas y por 5 euros cada trimestre pueden optar por la EMT (el autobús urbano). También hay fórmulas de 'tarjeta monedero' pensadas para este colectivo.

placeholder Un autobús urbano en Valencia. (EFE)
Un autobús urbano en Valencia. (EFE)

Sevilla

Andalucía aporta dos ciudades a este artículo: Sevilla y Málaga, ambas con fórmulas similares. La capital hispalense presenta un título con el que los estudiantes que se encuentren en la ciudad pueden recurrir al tranvía o el bus urbano de forma ilimitada por 19 euros al mes entre septiembre y julio (curso académico) o por 190 euros por todo ese periodo. Además, las personas con entre 16 y 29 años pueden acceder a un abono por 17,65 euros al mes siempre que cumplan unos condicionantes de renta en su familia. Para el resto de adultos existe un bono de 35,30 euros mensuales y 320 al año. Más allá de esta vía, a nivel metropolitano no existe una fórmula similar a las de Madrid o Barcelona, por lo que todo se basa en una 'tarjeta monedero' que integra Metro Sevilla, tranvía, Cercanías, y autobuses de cuatro municipios, además de los buses interurbanos del Consorcio de Transportes.

En cuanto a los mayores de 65 (de 60 en caso de invalidez o viudedad), el sistema municipal para bus-tranvía recoge una fórmula basada en la renta del pensionista por la que a este puede salirle gratis el abono mensual o puede llegar a costarle 128 euros al año si su renta se encuentra en el tramo más elevado (10,67 al mes).

Zaragoza

La mayor de las ciudades aragonesas ofrece a los más jóvenes varias fórmulas de tarifa plana para coger el autobús urbano y el tranvía de forma indistinta. Sin embargo, las ventajas en estos abonos no se aplican a los menores de 30 para un solo mes (que cuesta 40 euros), sino al de tres meses por un valor de 78,85 euros (26,28 cada mes) o al anual, con un precio de 269,60 (22,47 mensuales). Las cuantías son inferiores a los precios fijados para el resto de adultos: 104,90 para tres meses y 359 para todo el año, si bien el consistorio contempla varias opciones para reducir estos precios en función de determinados condicionantes ligados a la renta o vulnerabilidad.

Aquellos que sobrepasen la barrera de los 60 pueden sacarse una tarjeta propia para este sector poblacional. Con esta no pagarán por acceder a los servicios urbanos, siempre que cumplan con unos requisitos económicos establecidos para poder acceder a este 'ticket' bonificado. Como en algunos de los casos expuestos anteriormente, el área de Zaragoza cuenta también con unas tarjetas monedero para el transporte interurbano de consorcio y cercanías que también incluye al municipal zaragozano.

placeholder El tranvía pasa junto al Mercado Central de Zaragoza. (EFE)
El tranvía pasa junto al Mercado Central de Zaragoza. (EFE)

Málaga

La capital de la Costa del Sol presenta un sistema similar al sevillano, ambos bajo el paraguas del modelo andaluz de transportes. Los jóvenes que se encuentren en la ciudad podrán tener un abono mensual de la EMT por 27 euros. La empresa de autobuses presenta tarjetas por este importe para los estudiantes menores de 26 años y para los jóvenes residentes de entre 16 y 30 años. El precio es menor al del bono estándar, que sale por 39,95 al mes o 290 al año.

En Málaga existen varias opciones de tarifa si eres mayor de 65 años o pensionista en función a cuál es la renta a percibir mensualmente. Así distingue tres niveles: en el primero, los de menor poder adquisitivo, los malagueños podrán hacer uso del servicio de forma gratuita, mientras que en los dos escalones superiores podrán pagar 9,95 o 27 euros al mes. Pero estas fórmulas se limitan a la EMT, quedando excluido el metro y el transporte metropolitano. Estos dos últimos sí que quedan integrados en una 'tarjeta monedero' del Consorcio de Transportes provincial.

Las tarifas en las grandes capitales europeas

En otras grandes capitales europeas hay diferencias a la hora de tratar a jóvenes y ancianos. En París, por ejemplo, los estudiantes tienen la opción de realizar un número ilimitado de viajes por la zona metropolitana de la capital francesa a un precio muy reducido. Con el abono Imagine R, los menores de 11 años pagan 32 euros al año. Los menores de 16, 350. Los menores de 26 años que sean estudiantes también se pueden beneficiar de la misma tarifa.

Las personas mayores de 62 años que no estén trabajando también tienen descuento. Pueden acogerse a la tarifa anual sénior, por la que pagan 451,20 euros al año, la mitad de la tarifa anual básica que puede obtenerse con la tarjeta Navigo, el sistema más utilizado por los parisinos y en el que se pueden cargar los distintos abonos.

En Londres se puede pagar por un solo trayecto o tener un abono (diario, semanal, mensual o anual). Ambas modalidades pueden convivir en la Oyster Card, la tarjeta más habitual para moverse por la capital británica en transporte público. En su versión de tarjeta monedero, se puede recargar y el sistema automáticamente calcula el precio final de un trayecto en base a tres variables: la zona, la hora y el medio de transporte. Además, si utilizas el pago único por trayecto o el abono de un día, Londres cobra más en las horas punta.

Hay muchos tipos distintos de abonos de transporte en Londres. Desde uno para niños de 5 a 10 años a otro para personas discapacitadas, pasando por otro para estudiantes mayores de 18 años o el de adultos. En cada uno de ellos, los precios varían según la zona. Por ejemplo, un estudiante de más de 18 años puede pagar entre 72,2 y 252,7 libras por un abono mensual. Para las personas mayores hay dos títulos gratuitos. El Freedom Pass está asociado a la jubilación y por eso la edad para poder solicitarlo ha subido desde los 60 a los 65 años en la última década. Otra opción es la tarjeta 60+, para personas de 60 años o más que aún no pueden optar al Freedom Pass.

placeholder La estación de Oxford Circus en el metro de Londres. (Reuters)
La estación de Oxford Circus en el metro de Londres. (Reuters)

En Roma, el abono básico mensual para moverse por la ciudad cuesta 35 euros (250 euros al año). Aparte, hay títulos para moverse entre las distintas zonas del Lacio (la región donde se encuentra la capital italiana) con precios que van desde los 24,5 a los 108,5 euros. Hay varios abonos especiales, la mayoría con distintos precios dependiendo de los ingresos. Un joven de 20 años o menos paga 130 euros al año si sus ingresos son menos de 10.000 euros o menos; 140 si son de entre 10.000 y 15.000: y 150 euros anuales si ingresa entre 15.000 y 20.000. Para los estudiantes en la enseñanza superior, la edad límite son los 26 años. Los niños de hasta diez años pueden utilizar el transporte público de manera gratuita si van acompañados de un adulto.

Los mayores de 70 años también pueden viajar de manera gratuita si tienen una renta inferior a los 15.000 euros anuales. Para las personas de entre 65 y 70 años hay un abono que va desde los 120 a los 150 euros anuales dependiendo de los ingresos (la horquilla es la misma que en el abono joven). Los pensionistas, además, tienen otra opción: un abono anual que va desde los 20 a los 50 euros según sus ingresos.

En Berlín, el transporte público es gratuito para los jóvenes en edad escolar, que solo tienen que solicitar 'online' su abono presentando la tarjeta que los acredita como tales. Para los estudiantes de educación más avanzada (formación profesional, universitaria, prácticas) también hay tarifas especiales que van desde los 32 a los 44,5 euros al mes (de 384 a 534 euros anuales). Los mayores de 65 años tienen a su disposición el abono 65plus, con un coste de 50 euros al mes.

La capital alemana también ofrece la Umweltkarte, con precios que van desde los 63 a los 178 euros mensuales según la zona escogida. Este título puede tener descuento si se combina con el abono de empresa, un sistema diseñado para fomentar el uso del transporte público para ir al trabajo.

Transporte Madrid
El redactor recomienda