Estos son los protocolos para votar el 14-F: medidas de seguridad en las elecciones de Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
Elecciones catalanas

Estos son los protocolos para votar el 14-F: medidas de seguridad en las elecciones de Cataluña

Las elecciones catalanas se vivirán como las llevadas a cabo en Galicia y País Vasco el pasado verano: entre mascarilla, gel y distancia. Los miembros de las mesas se les dará un EPI para el momento en el que voten los positivos por coronavirus

placeholder Foto: Elecciones de Cataluña. (EFE)
Elecciones de Cataluña. (EFE)

Las elecciones autonómicas de Cataluña que se celebran este 14 de febrero no son los primeros comicios que se desarrollan en plena pandemia, pues las últimas elecciones al Parlamento vasco y a la Xunta de Galicia tuvieron lugar el pasado 12 de julio, en una época marcada por la desescalada de la primera ola. Esto hizo que, a pesar de la obligatoriedad de llevar mascarillas —que solo se podía bajar, en el caso de Galicia, en el momento de ser identificado para meter el voto en la urna—, la desinfección de superficies y la norma de evitar aglomeraciones, ambas jornadas electorales se dieran en un momento de calma, hecho que en la cita del 14-F se ve trastocado por la tercera ola del coronavirus SARS-CoV-2, aunque el repunte de los contagios ya va remitiendo en la región al reducirse la velocidad de propagación del covid-19.

En esta coyuntura, el Gobierno catalán quiso apostar al preparar el camino de estos comicios por animar a la población a recurrir al voto por correo, presencial en oficinas de Correos o de forma telemática, una opción que se ha puesto en marcha por primera vez en unos comicios autonómicos a diposición de los electores, para evitar a toda costa una mayor afluencia en las urnas este domingo, una jornada para la que se han establecido una serie de protocolos de seguridad con los que asegurarse de que se minimizan al máximo los contactos para así protegerse de posibles contagios del covid-19. El Ejecutivo autonómico garantiza, de acuerdo con lo que señala en varias notas de prensa, que los colegios serán "espacios seguros" ya que se priorizarán las votaciones en pabellones o espacios grandes para facilitar "una baja densidad de personas", como mínimo de 2,5 metros cuadrados por persona, tal y como se concreta en el portal informativo dedicado a las elecciones en su apartado de locales electorales. Dichos espacios contarán, según detalla el Departamento de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, con una ventilación constante y adecuada. Además, los puntos de acceso y salida a los locales electorales serán independientes para evitar el cruce de personas y las colas de espera que se formarán para situarse frente a la urna de la mesa electoral correspondiente.

Foto: Mapa de los locales de votación en Cataluña. (EC)

El hecho de que se hayan diseñado unas medidas de seguridad y se haya introducido la figura de responsable de seguridad sanitaria para que en los colegios se certifique que se cumple dicho protocolo no ha evitado la incertidumbre y el miedo de una parte de la población elegida por sorteo para constituir las mesas electorales, pues en sintonía con los datos provisionales de solicitudes para ser eximido de una mesa que ha compartido la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), solo en la última semana, del 2 al 9 de febrero, unas 25.000 personas han pedido estar exentas de ser parte de la votación del 14-F a raíz de la fijación de una franja horaria pensada para que, específicamente, voten al final de la jornada aquellas personas que se encuentran en cuarentena domiciliaria por haber dado positivo en coronavirus SARS-CoV-2, ser contacto estrecho o caso sospechoso. Esta avalancha de peticiones ha provocado que, en un principio, el director general de Participació i Processos Electorals, Ismael Peña-López, dejase la puerta abierta a que se pudiera dar una noche electoral sin resultados. No obstante, poco después, la consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, indicó que la constitución del 99% de las mesas electorales estará garantizada, por lo que no se tendría que recurrir a un cambio de planes en el escrutinio.

De ser miembro de una mesa electoral en estos comicios autonómicos, es necesario saber que las mesas electorales estarán separadas entre sí por una distancia de dos metros. Además, presidentes, vocales, interventores y apoderados estarán asimismo separados por una distancia lineal lateral de 1,5 metros. Esa misma regla se deberá respetar dentro del colegio entre electores y entre mesas y electores, y la jornada arrancará con el espacio previamente desinfectado. A la llegada el 14 de febrero de los miembros de cada mesa a un colegio electoral, se les tomará la temperatura —que debe ser inferior a 37,5 grados— y cada uno recibirá el siguiente material de protección para evitar riesgos ante el covid-19:

  • Dos mascarillas de tipo EPI FFP2, cuya vida útil es de aproximadamente ocho horas, para garantizar su renovación a lo largo del día
  • Una pantalla facial
  • Una bata o mono resistente a fluidos
  • Guantes de nitrilo

De acuerdo con lo que explicó el secretario general del departamento de Salud en Cataluña, Marco Ramentol, en una rueda de prensa junto al consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé, celebrada a finales de enero, era "pertinente" aumentar el grado de protección a los miembros de las mesas, por lo que se decidió cambiar las mascarillas quirúrgicas inicialmente previstas para repartir el 14-F por protecciones FFP2. El resto de material de seguridad está pensado para reforzar las medidas en la franja de 19:00 a 20:00 horas, la pensada para que voten contagiados en covid-19 y otras personas en cuarentena, y se lo tendrán que poner los miembros de las mesas entre las 18:40 y las 19:00 horas estableciendo turnos para que siempre queden dos personas para custodiar la urna y seguir con el proceso electoral.

Así, se tiene por objetivo conseguir una protección "homologable" a la que lleva el personal sanitario y se formará a los miembros de las mesas y, especialmente, a la figura del responsable de seguridad, para que estos puedan ponerse y retirarse el EPI adecuadamente. Además, la Conselleria de Salud ha ofrecido test de antígenos a los miembros de las mesas y se les facilitará el 14-F material de limpieza y desinfección en la cita electoral: solución hidroalcohólica para el lavado de manos, desinfectante de superficies y toallas de papel de un solo uso para aplicarlo. En los colegios, habrá contenedores y/o papeleras con tapas de accionamiento a pedal en las que depositar el material de seguridad utilizado.

Los responsables de seguridad sanitaria

Las 5,5 millones de personas llamadas a las urnas este domingo deberán seguir unas instrucciones muy concretas, disponibles para su consulta en la página web de la Generalitat destinada a informar sobre las elecciones, para votar presencialmente el 14 de febrero, que serán supervisadas por los responsables de seguridad sanitaria apostados en cada colegio, "una de las novedades destacadas de estos comicios". Serán unas 3.000 personas, de acuerdo con el dato que indica la Generalitat, las que velarán por el cumplimiento de las medidas de salud pública en cada local tras recibir una formación específica. En cada colegio habrá, como mínimo, un responsable encargado de controlar el acceso ordenado de los votantes, asegurar que se mantiene la distancia mínima de seguridad, tanto al hacer cola como dentro de los colegios, y que se cumple con la obligatoriedad de usar mascarilla en todo momento.

En la medida de lo posible, las colas de electores se formarán, respetando el metro y medio de distancia, en el exterior de los colegios electorales y, de forma complementaria a la señalización vertical con las normas de seguridad que se distribuirá por los locales, los responsables de seguridad sanitaria también informarán a quienes acudan a las urnas sobre las instrucciones y medidas que hay que respetar para acceder a los locales. Asimismo, esta figura asegurará la entrada y la salida por los accesos correctos, "con el objetivo de evitar que en ningún momento se produzcan aglomeraciones". En caso de identificar, al controlar las colas, a una persona de un colectivo vulnerable —mayores de 65 años, embarazadas o personas que padezcan cáncer, diabetes, hipertensión, obesidad mórbida o una enfermedad crónica, por la que puedan sufrir consecuencias graves de infectarse del covid-19— o que esta se identifique como tal, se dará prioridad de acceso al espacio de votación y se le separará de la cola principal. "Sin embargo, los responsables de seguridad sanitaria no podrán preguntar a ninguna persona sobre su estado de salud, ni si esta es positiva, sintomática o contacto de algún positivo. Además, en ningún caso tendrán atribuciones relativas al desarrollo del proceso electoral", concretan en este sentido desde el departamento de Acción Exterior.

Foto: Una mujer equipada con un EPI trabaja en una mesa electoral (EFE)

Este protocolo con las personas de colectivos de riesgo se seguirá fuera de la franja que recomienda la Generalitat para que voten estas personas, que para los más vulnerables se sitúa de 9:00 a 12:00 horas, mientras que la población sana debe acudir entre las 12:00 y las 19:00 y, por último, podrán votar en la franja de 19:00 a 20:00 aquellos infectados de covid-19 o en cuarentena por contacto estrecho. En lo que respecta a las franjas horarias, el Gobierno catalán indica que no son obligatorias, pero apela al "sentido común".

Durante la jornada electoral del 14-F, los responsables de seguridad sanitaria, que serán seleccionados por cada ayuntamiento entre su propio personal o plantilla externa, garantizarán el uso obligatorio de mascarilla en todo momento, salvo en "casos que puntualmente pueda ser incompatible con la identificación de las personas o por razones de seguridad o de imposibilidad de uso por patologías de los electores". En el caso de que se produzca algún incidente relacionado con la seguridad sanitaria del colegio, será esta misma persona la encargada de contactar con el responsable covid-19 de la administración local, otra figura novedosa de estos comicios, y, si fuera necesario, se lo notificará también a los Mossos d'Esquadra.

Foto: Este viernes finaliza la campaña electoral de las elecciones del 14-f

¿Cómo debo votar en el colegio?

En sintonía con lo ya mencionado, se deben seguir las franjas recomendadas y acudir al colegio electoral con la mascarilla obligatoria que cubra bien nariz y boca y con el sobre con la papeleta ya preparado en casa para "reducir el tiempo de estancia en el colegio y evitar tocar papeletas del centro de votación, minimizando riesgos de contagio". Cada elector deberá acceder al colegio de forma individual, a no ser que requiera de asistencia, y deberá evitar contactos con terceros, algo que también supervisará el responsable de seguridad sanitaria de cada local electoral.

En todo momento habrá que respetar la distancia de 1,5 metros entre personas y lavarse las manos antes de entrar en el colegio y las veces que se necesite en su estancia en el mismo accediendo a los puntos de acceso seguro con dispensador de gel hidroalcohólico. Para las personas alérgicas a esta solución, se dispondrán guantes de uso única. Las puertas de apertura automática de los locales estarán siempre abiertas hasta la finalización de la jornada, como el resto de puertas, y habrá señalizaciones en el suelo para indicar a cada elector dónde se tiene que situar para esperar su turno. En cuanto a las cabinas de votación, se distribuirán de manera que se garantice la privacidad de los votantes sin necesidad de correr las cortinas. Además, de acuerdo con lo que ha señalado el consellero de Acción Exterior, Bernat Solé, desde un simulacro de votación en Tarrassa, se pondrá a disposición de la ciudadanía una aplicación móvil de las elecciones que incluirá la novedad de ofrecer información actualizada a tiempo real sobre el nivel de ocupación en los colegios electorales.

Elecciones Cataluña 2021
El redactor recomienda