¿Quiénes pueden votar y quiénes no en las elecciones de Cataluña del 14-F?
  1. España
  2. Cataluña
Elecciones autonómicas

¿Quiénes pueden votar y quiénes no en las elecciones de Cataluña del 14-F?

Las elecciones catalanas se celebrarán el próximo 14 de febrero, una jornada a la que están llamadas a las urnas más de 5,6 millones de personas que se encuentran apuntadas en el censo electoral

placeholder Foto: Elecciones catalanas. (EFE)
Elecciones catalanas. (EFE)

Los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña están llamados a las urnas este próximo 14 de febrero, momento en el que se celebran unas elecciones autonómicas que decidirán el futuro de la comunidad en los próximos cuatro años. Más de 5,6 millones de personas están llamadas a ejercer su derecho a voto, y serán las encargadas de depositar su confianza a unos representantes que tienen la difícil tarea de encauzar una región que, como el resto del país, está siendo azotada por el virus SARS-CoV-2, la crisis económica y la incertidumbre que todo ello genera.

Estos electores tendrán que personarse en los colegios electorales, donde deberán, si así lo desean, emitir su voto en favor de la candidatura que quieran. Los presidentes y vocales que conforman las mesas darán fe de ello, además de asegurarse que quien quiere ejercer su derecho se encuentra registrado en el censo, de custodiar las urnas que guardan los sobres sellados que contienen las papeletas y apuntarán en la lista numerada a los que lo emitan. En este sentido, cabe destacar que, según los datos facilitados a día 4 de febrero por las Juntas Electorales de Zona, la cifra de personas que han solicitado ser eximidas del deber de formar parte de una mesa electoral el 14-F asciende a 16.489, entre otras razones, alegando las dificultades generadas por la pandemia del coronavirus.

Foto: Salvador Illa y Pere Aragonès, en diciembre. (EFE)

¿Quién puede votar el 14-F?

En la actualidad, hay una serie de personas a las que no se les permite participar en los comicios como votantes. Entre ellos se encuentran los condenados por sentencia judicial firme a la pena de privación del derecho a sufragio. Por el contrario, los presos en régimen de tercer grado, de semilibertad o que tengan permisos durante el fin de semana sí podrán emitir su voto en las elecciones de manera presencial. Tampoco están privados de ejercer este derecho los internos en centros penitenciarios, ya que pueden hacerlo por correo, al igual que los miembros de las Fuerzas Armadas que se encuentren fuera del territorio nacional, o los trabajadores en alta mar. Para ello, pueden tener acceso a charlas explicativas sobre este procedimiento.

Como norma general, solo podrán votar en las elecciones autonómicas aquellos ciudadanos que tengan la nacionalidad española, quedando excluidos aquellos extranjeros residentes carentes de ella. Es digno de mencionar que, aunque es así en las elecciones para conformar el mapa de representantes autonómicos, en los comicios de carácter municipal un gran número de ciudadanos extranjeros si pueden hacerlo. Pueden participar en los sufragios locales los residentes considerados como comunitarios, entendiéndose estos como aquellos provenientes de países miembros de la Unión Europea, además de los no comunitarios que vengan de lugares con los que España tiene un convenio para ello.

Personas con discapacidad intelectual

Hasta la cita electoral del 28 de abril de 2019, tampoco podían hacerlo las personas con discapacidad intelectual. En esas elecciones, más de 100.000 personas que hasta ese momento se les impedía ejercer su derecho a voto por sentencia judicial pudieron acudir a las urnas. Esto fue posible gracias a la iniciativa de la Asamblea de Madrid, la cual tomó en consideración el Congreso en noviembre de 2017 para aprobarla finalmente un año más tarde, materializándose en la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) al cierre de la duodécima legislatura.

En un primer momento, la Junta Electoral Central aprobó que los interventores y apoderados de los partidos adscritos a los colegios electorales pudieran registrar en el acta de las mesas el DNI de las personas con discapacidad cuyos votos fueran cuestionados por considerarse que no estaban siendo emitidos "de forma consciente, libre y voluntaria", aunque finalmente la instrucción se matizó, propiciando la eliminación a la referencia explícita del colectivo, dadas las críticas de los afectados que denunciaron la "humillación" que supondría esta "discriminación" para ellos.

Elecciones Cataluña 2021
El redactor recomienda