Es noticia
Menú
Jordi Cuixart usa la filial belga de Òmnium para no perder peso en el independentismo
  1. España
  2. Cataluña
ÒMNIUM CRE

Jordi Cuixart usa la filial belga de Òmnium para no perder peso en el independentismo

Nadie sabe a qué se dedica Òmnium Civil Rights Europe ni qué actividades ha desarrollado en los últimos años. Cuixart fue nombrado presidente por poderes mientras estaba en la cárcel en 2018

Foto: El expresidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart (i), junto al nuevo presidente, Xavier Antich. (EFE/Alberto Estévez)
El expresidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart (i), junto al nuevo presidente, Xavier Antich. (EFE/Alberto Estévez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Jordi Cuixart ha encontrado acomodo en la presidencia de Òmnium Civil Rights Europe, la filial belga que Òmnium creó en Bruselas cuando se trasladó allí Carles Puigdemont. Como tal ha aparecido en TV3 y ha participado en actos y en entrevistas. Este puesto ha coincidido con su traslado a Suiza, donde ha instalado su residencia, tal y como avanzó El Confidencial. En teoría, para internacionalizar la causa independentista y denunciar los déficits de la democracia española, aunque en la práctica se está alejando de todo los que supone el 'posprocés', que vendrá marcado por los pactos políticos con España y no con su lema de 'ho tornarem a fer' (lo volveremos a hacer).

Pero la presidencia parece más simbólica que otra cosa, para que su figura siga teniendo cierto peso en el independentismo. La entidad está en Bélgica y él, en Suiza. En el registro belga, Jordi Cuixart aparece como presidente de Òmnium CRE (por sus siglas en inglés) desde agosto de 2018. Lo hizo por poderes y desde la cárcel. El día a día de la entidad lo sigue llevando Oleguer Serra Boixaderas, exdirector de Òmnium Cultural y uno de los artífices en la sombra del aparato de apoyo belga a Puigdemont, según explican fuentes del independentismo en este país.

placeholder Pinche para ampliar el documento.
Pinche para ampliar el documento.

Nadie sabe a qué se dedica Òmnium CRE ni qué actividades ha desarrollado en los últimos años. La organización no presenta memoria de actividad. Tampoco cuentas en Bélgica. La única referencia aparece históricamente en la memoria de Òmnium Cultural en Cataluña, muy completa en sus aspectos financieros. Pero ya en 2020 desapareció cualquier mención a un convenio entre ambas organizaciones. Queda, eso sí, el vínculo financiero, ya que Òmnium Cultural estuvo inyectando fondos en su filial belga a través de préstamos al 0%.

Foto: Carles Puigdemont, en un acto en Bélgica de Òmnium Cultural. (EFE)

En 2020, según la memoria de Òmnium Cultural, la deuda viva que mantenía CRE con su matriz era de 319.400 euros. En la de 2021, la cifra se ha reducido de manera notable. En la página 55 del ejercicio de ese año se apunta: “Dentro de los créditos a largo plazo, 130.400 euros corresponden al préstamo iniciado en 2018 a Òmnium Civil Rights Europe, con sede en Bélgica, con el objetivo de dar continuidad a la actividad con la misión de internacionalizar la entidad”.

Pero en 2020, un año antes, ese crédito vivo era de 319.400 euros, con lo que durante 2021 Òmnium CRE devolvió a su matriz española 189.000 euros. No se sabe con qué ingresos, ni con qué socios, ni con que fuentes de fondos.

Foto: Imagen de la manifestación secesionista del 16 de marzo en Madrid. (EFE)

El nuevo protagonismo de Cuixart en Òmnium CRE no parece que vaya a aportar gran cosa a la asociación belga, que parece más bien en estado vegetativo, solo centrada en devolver los préstamos pendientes que en su día recibió de la matriz en Cataluña. Se desconoce para qué pidieron el dinero y cómo lo están retornando.

Pese al nuevo rol de Cuixart, la filial belga de Òmnium parece paralizada

Con el independentismo en modo vacaciones, la última aparición de Cuixart ha sido en la piscina de la periodista Pilar Rahola en su ya tradicional paella en Cadaquès, que la periodista colgó en Instagram este mes de agosto.

Fase unilateral

Jordi Cuixart representa la parte más visible de la unilateralidad del independentismo. La teoría que defiende que en cualquier momento se puede volver a levantar la declaración unilateral de independencia porque está avalada por la consulta ilegal del 1 de octubre. No importa lo que diga el Gobierno español, ni lo que marque la ley, ni que más de la mitad de los catalanes no esté de acuerdo.

Todos los partidos políticos soberanistas catalanes le han tentado, pero Cuixart ha preferido mantenerse un poco por encima. Sin embargo, el independentismo está virando en otra dirección, más pragmática, como la que lidera Pere Aragonès desde la propia Generalitat. La marcha a Suiza del expresidente de Òmnium se enmarca en este desencuentro. En teoría, Cuixart denunciará desde Suiza abusos sobre los derechos humanos de los catalanes, como el espionaje de Pegasus, mientras Aragonès estará pasando página de esa crisis con las reuniones de la mesa de diálogo.

Jordi Cuixart ha encontrado acomodo en la presidencia de Òmnium Civil Rights Europe, la filial belga que Òmnium creó en Bruselas cuando se trasladó allí Carles Puigdemont. Como tal ha aparecido en TV3 y ha participado en actos y en entrevistas. Este puesto ha coincidido con su traslado a Suiza, donde ha instalado su residencia, tal y como avanzó El Confidencial. En teoría, para internacionalizar la causa independentista y denunciar los déficits de la democracia española, aunque en la práctica se está alejando de todo los que supone el 'posprocés', que vendrá marcado por los pactos políticos con España y no con su lema de 'ho tornarem a fer' (lo volveremos a hacer).

Jordi Cuixart Òmnium Cultural
El redactor recomienda