Es noticia
Menú
El PSC inicia el deshielo con ERC tras la crisis por Pegasus y lo salva de acudir al Parlament
  1. España
  2. Cataluña
Caso de espionaje

El PSC inicia el deshielo con ERC tras la crisis por Pegasus y lo salva de acudir al Parlament

Los votos de los socialistas catalanes evitaron que el líder de los republicanos en Madrid tuviese que acudir a la Cámara catalana por haber acusado a JxCAT de "jugar a James Bond" por sus conexiones con Rusia

Foto: Gabriel Rufián, tras una junta de portavoces. (EFE/Fernando Alvarado)
Gabriel Rufián, tras una junta de portavoces. (EFE/Fernando Alvarado)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Primer gesto del PSC hacia ERC para tender puentes tras la crisis del espionaje de Pegasus. Los socialistas catalanes han votado este jueves en contra de que Gabriel Rufián tuviese que acudir al Parlament para declarar sobre sus críticas a JxCAT por sus contactos con el espionaje ruso desvelados por El Confidencial. Fuentes parlamentarias lo interpretan como el primer gesto de deshielo con los republicanos tras la crisis abierta por el caso de espionaje de Pegasus, en el que los teléfonos móviles de 65 líderes independentistas sufrieron algún tipo de ataque informático.

Tras la visita este jueves a Madrid de Pere Aragonès, la Generalitat espera que Moncloa convoque un encuentro de ambos presidentes. Para ello, sería necesario que el Ejecutivo español ofrezca alguna explicación plausible de lo que ha pasado y que se anuncien medidas para prevenir futuras escuchas. Es decir, Aragonès no se prestará solo a hacerse una foto. Si se retoma el diálogo, tiene que estar basado en una recuperación de la confianza, que en este momento se encuentra rota, y en unos resultados concretos que poder presentar a la ciudadanía.

Foto: Carles Puigdemont. (EFE/EPA/Olivier Hoslet)

Fuentes del PSC han matizado que no veían con buenos ojos la comparecencia de Rufián por considerarla un ajuste de cuentas entre independentistas y por considerar incongruente que un diputado del Congreso comparezca ante la Cámara catalana. Pero también es cierto que no se minusvalora la capacidad de un gesto hacia los republicanos en un momento tan delicado. El principal problema para el Gobierno de Pedro Sánchez es poder demostrar que no han sido los responsables del ciberespionaje al independentismo, algo complicado tanto en un sentido como en otro, dadas las características técnicas del proceso Pegasus.

El Ejecutivo ignora, de momento, el envite de ERC. Pese a la rotundidad con la que Pere Aragonès reclamó al Gobierno que mueva ficha de forma inmediata, en las filas de la coalición siguen sin dar ningún paso. Con Pedro Sánchez de visita en Kiev, Moncloa remitió a las palabras de la portavoz, Isabel Rodríguez. La también ministra de Política Territorial señaló en una entrevista en TVE que no se frivolice con la estabilidad del Gobierno. El mensaje que llega desde el gabinete de Sánchez es que el diálogo y la vía política con la Generalitat nunca han estado cerrados y que seguirán cuidando las relaciones con “conversaciones abiertas en todos los ámbitos”. Oriol Junqueras ya dijo eso mismo desde Bruselas con Puigdemont al lado pidiendo que se retirase el apoyo al Ejecutivo español.

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès (EFE/J.J. Guillén)

El Gobierno no sale de ese guion y tampoco da por hecho que para “restaurar la confianza y recomponer relaciones políticas”, como pidió el presidente Aragonès, vayan a votar a favor de la comisión de investigación que los grupos independentistas y otras formaciones como Unidas Podemos han solicitado en el Congreso. Sin embargo, es muy dudoso que una comisión parlamentaria pueda dilucidar algo en una cuestión de compleja dificultad técnica como es la de Pegasus. También se ha anunciado una solicitud de comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso. El Gobierno insiste en que la única vía para dar explicaciones es la comisión de secretos oficiales, que lleva tres años sin constituirse por el veto cruzado de los partidos.

Aragonès quiere forzar una investigación sobre el espionaje a líderes independentistas

Calendario previsto

Desde el PSOE, se muestran confiados con el próximo reto que afrontan en el Congreso. La votación, el próximo jueves, del decreto ley del plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania, que confían que saldrá adelante. El grupo socialista asegura que hay conversaciones abiertas con todos los grupos. Sin los votos de ERC, JxCAT, PDeCAT, CUP o Bildu, y con PP y Ciudadanos anclados entre el no y la abstención, pero descartando apoyar el decreto ley, la fragilidad de la mayoría del Gobierno de coalición se hará más que evidente.

Desde el Ejecutivo, confían en la responsabilidad de estos partidos para no jugar políticamente, advierten, con medidas que impactan directamente en la vida de los ciudadanos. El líder de ERC dejó en el aire el apoyo de su grupo a este plan de choque. “Confiamos y estamos negociando”, señalaron fuentes socialistas.

Primer gesto del PSC hacia ERC para tender puentes tras la crisis del espionaje de Pegasus. Los socialistas catalanes han votado este jueves en contra de que Gabriel Rufián tuviese que acudir al Parlament para declarar sobre sus críticas a JxCAT por sus contactos con el espionaje ruso desvelados por El Confidencial. Fuentes parlamentarias lo interpretan como el primer gesto de deshielo con los republicanos tras la crisis abierta por el caso de espionaje de Pegasus, en el que los teléfonos móviles de 65 líderes independentistas sufrieron algún tipo de ataque informático.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Ciberespionaje Nacionalismo PSC Gabriel Rufián Pedro Sánchez Cataluña
El redactor recomienda