Es noticia
Menú
Aragonès califica de "operación de Estado" el espionaje y enfría la relación con el Gobierno
  1. España
  2. Cataluña
Congelan la Mesa de Diálogo

Aragonès califica de "operación de Estado" el espionaje y enfría la relación con el Gobierno

El presidente catalán ha pedido que el Congreso apruebe una comisión de investigación y que, en función de sus resultados, se depuren responsabilidades políticas

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (Reuters/Albert Gea)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (Reuters/Albert Gea)

El presidente catalán Pere Aragonès ha calificado hoy de "operación de Estado" el espionaje del programa de 'software' israelí Pegasus a 65 políticos catalanes, entre ellos el propio Aragonès y sus tres antecesores impulsores del 'procés': Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas. Aragonès ha pedido que el Congreso apruebe una comisión de investigación y que, en función de sus resultados, se depuren responsabilidades políticas. Aragonès aseguró que, “hasta que esto pase, no se podrá recuperar la confianza en el Estado español”. Como consecuencia, el Govern da por congelada la mesa de diálogo y asegura que también se verá afectada la Comisión Bilateral entre la Generalitat de Cataluña y el Estado.

El vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, fue mucho más lejos: "España ya no es una democracia plena. No hay silencio que valga. Un Estado que espía a sus ciudadanos recuerda a una dictadura. Pedimos una investigación internacional e independiente y apelamos a la Comisión Europea a moverse ante un acto de espionaje prácticamente indetectable. Calculamos que esta operación ha costado 20 millones de euros para espiar al independentismo. La represión española tiene un cheque en blanco".

Aragonès ha detallado que, “en mi teléfono móvil, se recibieron dos mensajes sospechosos, uno de ellos después de la sentencia del Tribunal Supremo y otro cuando se estaba negociando la investidura de Pedro Sánchez. Yo, en este momento, no puedo asegurar al 100% que mis comunicaciones sean seguras”.

Pere Aragonès ha comparecido en la galería gótica de la Generalitat respaldado por todo el Ejecutivo catalán, esforzándose en dar una imagen de unidad del independentismo. “Para negociar, tiene que haber una confianza mínima y corresponde al Gobierno español restablecer esta confianza aclarando los hechos. Sin eso, es muy difícil que pueda avanzar una negociación política que para nosotros es clave en términos de amnistía y autodeterminación”, ha valorado.

Foto: Ronald Deibert, fundador de The Citizen Lab. (Wikimedia Commons)

El presidente catalán ha garantizado que, “hasta que esto no ocurra, no se podrá recuperar la confianza que ha resultado dañada”. Y, además, ha advertido que “Cataluña no se conformará nunca con permanecer en un Estado que te espía por tus ideas políticas”.

Pere Aragonès ha resaltado que “resulta necesario que todos los demócratas se rebelen. Hoy es una evidencia que el movimiento independentista ha sido espiado ilegalmente. El Estado español ya tiene experiencia en este tipo de actuaciones”.

Espionaje masivo

Aragonès ha insistido en que “en Cataluña se ha vivido el mayor espionaje masivo a través del programa Pegasus, por eso seguiremos hasta el final exigiendo responsabilidades políticas y no descansaremos hasta que dimitan todas las personas que lo han permitido”.

Foto: Carles Puigdemont. (EFE/Olivier Hoslet)

"Iniciaremos actuaciones ante el cuerpo de Mossos d’Esquadra para que la Agencia de Ciberseguridad siga este caso. Y se dará todo el apoyo a las personas víctimas. Un Estado político de un movimiento que es democrático no espía a la ciudadanía ni a los adversarios políticos. Un Estado democrático no vulnera los derechos civiles de sus ciudadanos", ha señalado el presidente catalán.

El presidente catalán Pere Aragonès ha calificado hoy de "operación de Estado" el espionaje del programa de 'software' israelí Pegasus a 65 políticos catalanes, entre ellos el propio Aragonès y sus tres antecesores impulsores del 'procés': Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas. Aragonès ha pedido que el Congreso apruebe una comisión de investigación y que, en función de sus resultados, se depuren responsabilidades políticas. Aragonès aseguró que, “hasta que esto pase, no se podrá recuperar la confianza en el Estado español”. Como consecuencia, el Govern da por congelada la mesa de diálogo y asegura que también se verá afectada la Comisión Bilateral entre la Generalitat de Cataluña y el Estado.

Pere Aragonès Ciberespionaje
El redactor recomienda