Es noticia
Menú
La CUP arrebata a ERC el respaldo de los profesores que fueron parte de sus bases
  1. España
  2. Cataluña
Huelga de docentes

La CUP arrebata a ERC el respaldo de los profesores que fueron parte de sus bases

La estrategia de los anticapitalistas no solo agita a la calle contra la Generalitat, también deja al Ejecutivo de Aragonès en una situación precaria y sin mayoría en el Parlament

Foto: Una protesta durante la huelga de profesores en Cataluña. (EFE/Toni Albir)
Una protesta durante la huelga de profesores en Cataluña. (EFE/Toni Albir)

El sindicato USTEC, los profesores y concretamente los de catalán han sido una de las bases más fieles de ERC en la última década. En tres semanas, eso ha cambiado. La CUP está capitalizando el descontento de la educación en general y de los docentes más concienciados, los vinculados a Plataforma per la Llengua, en particular. La huelga de seis días ha acabado sin acuerdo y con una manifestación el pasado sábado que ya fue de forma directa contra la Generalitat. Los anticapitalistas han pasado a la oposición y eso no se nota solo en la calle, sino que se traslada también al Parlament. La mayoría del 52% se le escurre entre los dedos a Pere Aragonès, que no solo tiene un Gobierno de coalición mal avenido, también un Ejecutivo en minoría en la Cámara legislativa.

La manifestación del sábado no fue un éxito. Al contrario. Según la Guardia Urbana, solo fueron 1.700 personas. Pero lo significativo es que, en una protesta a favor de que el catalán fuese la única lengua vehicular, los únicos políticos que acudiesen fuesen de la CUP. Se está produciendo una desconexión profunda entre la base independentista y los partidos que la representan en las instituciones. Un distanciamiento que están aprovechando los anticapitalistas, que a su manera también están haciendo su propio cálculo electoral.

En la calle, la situación resulta tensa. Miles de profesores han hecho los seis días de huelga, lo que quiere decir que han renunciado al 25% de su sueldo por mantener la lucha abierta. Todo esto ha coincidido con la retirada de JxCAT del pacto lingüístico, una crisis que ha abierto en canal al independentismo.

El 'conseller' de Educació, Josep García Cambray, no ha podido pactar con los sindicatos la reforma del calendario escolar, con la propuesta de empezar el curso una semana antes en lugar de después de la Diada, con lo que se homologaría el curso en Cataluña con los del resto de España. Y la Generalitat tampoco ha logrado otorgar credibilidad al pacto lingüístico. Uno de sus principales defensores, Jordi Sànchez, ha asumido la responsabilidad del fracaso y ha anunciado que dejará su cargo como secretario general de JxCAT.

Los anticapitalistas se declaran en "estado de guerra" contra la Generalitat

La habilidad de la CUP ha sido mezclar en la calle las manifestaciones por las condiciones del profesorado con la presión judicial del TSJ de Cataluña para que se cumpla la sentencia del 25% y que el castellano sea lengua vehicular en la enseñanza. Así que la CUP se ha erigido en el defensor de todo: del catalán contra España y de las condiciones laborales de los docentes frente a la Generalitat.

Traslación al Parlament

Como señala la exdiputada de la CUP Mireia Boya en 'ElMon.cat': “Tras días de huelga de la comunidad educativa, con movilizaciones multitudinarias en todo el país y afectaciones a la normalidad del curso por miles de niños, jóvenes y familias, ningún avance sustancial sobre la mesa de diálogo establecida, por obligación, con los sindicatos. Solo el trilerismo de un 'conseller' que dice que negocia sin moverse ni un milímetro de sus imposiciones no pactadas, de sus decisiones unilaterales sin recursos y sin márgenes. La desconexión entre la 'conselleria' y los docentes es estratosférica”.

Foto: Los diputados del PSC Esther Niubó (2i), de JxCAT Francesc Ten (2d), de En Comú Podem Jéssica González (i) y de ERC Mónica Palacín (d). (EFE/Quique García)

Esta posición en la calle se ha exportado al Parlament. La CUP se quedó fuera del pacto lingüístico y la previsión, según fuentes parlamentarias, es que se haga patente en el pleno de esta semana, que se celebrarán este miércoles y este jueves. En la práctica, esto es malo para Aragonès, que encabeza un Ejecutivo que se queda en minoría; y bueno para los Comunes, que se han convertido en la pieza indispensable para que el Ejecutivo pueda aprobar sus iniciativas legales.

Crispación institucional

La apuesta de los anticapitalistas es ir al bloqueo institucional. Ha pedido la dimisión de González-Cambray y ha preparado el terreno para que Laura Borràs no pueda modificar el reglamento del Parlament. Además, están votando en contra de la mayoría de las iniciativas. Ni siquiera aplaudieron al cónsul de Ucrania cuando este acudió al pleno de la Cámara catalana. Con Borràs preparando su atrincheramiento en el Parc de la Ciutadella, que la CUP haya decidido pasar a la oposición complica, y mucho, la posición del Ejecutivo catalán y la estabilidad política en Cataluña.

Como lo define el diputado de la CUP en el Parlament, Xavier Pellicer, su partido está "en pie de guerra" contra la Generalitat. En rueda de prensa, también consideró que la "legislatura está agotada", pero admitió que no tienen suficiente con forzar para "cambiar de escenario". Curiosamente, el expresidente de la Generalitat, Quim Torra, siempre cercano a la CUP, opina lo mismo.

El sindicato USTEC, los profesores y concretamente los de catalán han sido una de las bases más fieles de ERC en la última década. En tres semanas, eso ha cambiado. La CUP está capitalizando el descontento de la educación en general y de los docentes más concienciados, los vinculados a Plataforma per la Llengua, en particular. La huelga de seis días ha acabado sin acuerdo y con una manifestación el pasado sábado que ya fue de forma directa contra la Generalitat. Los anticapitalistas han pasado a la oposición y eso no se nota solo en la calle, sino que se traslada también al Parlament. La mayoría del 52% se le escurre entre los dedos a Pere Aragonès, que no solo tiene un Gobierno de coalición mal avenido, también un Ejecutivo en minoría en la Cámara legislativa.

CUP Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Profesores
El redactor recomienda