Pedro Sánchez y Pere Aragonès ensayan el funeral del 'procés' ante los empresarios
  1. España
  2. Cataluña
La unilateralidad, aparcada por ERC

Pedro Sánchez y Pere Aragonès ensayan el funeral del 'procés' ante los empresarios

Algunos empresarios presentes reconocían que “era un primer paso”. Otros se mostraban escépticos, cansados de que Esquerra siempre parezca una cosa pero al final acabe reculando

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo catalán, Pere Aragonès, ensayaron ayer el funeral del 'procés' en un acto ante lo más granado del empresariado catalán. No es solo que ambos se hayan visto de manera física por primera vez desde que Aragonès tomó posesión del cargo. Es mucho más: ERC ha bajado el tono, Oriol Junqueras habla de "conciliación" y el Gobierno español se muestra dialogante, incluso capaz de indultar a los presos. Pero todo pasa por las condiciones que puso Pedro Sánchez en su discurso en la sede de la patronal Fomento del Trabajo: “Me gustaría que dejáramos atrás esa dialéctica estéril que ha imperado, también, en la política española durante estos últimos años, de los unos y los otros, y busquemos juntos un nuevo nosotros”.

“Cambiemos en consecuencia las amenazas por propuestas, vengan de donde vengan. Y no busquemos justificaciones o revanchas, sino soluciones: con pragmatismo, con honestidad y con un enorme sentido común, que es lo que necesita nuestra política. Ese nuevo nosotros será nuestro mayor éxito como sociedad, aquí en Cataluña y también en el conjunto del país”, especificó este lunes.

Sánchez y Aragonès escenifican su voluntad de iniciar una nueva etapa política

Ni rastro de resquemor, ni rastro de hostilidad. No hubo ninguna manifestación contra Pedro Sánchez en la puerta de Fomento del Trabajo. Ni de entrada ni de salida. El presidente se movió por Barcelona como 'Pedro por su casa', nunca mejor dicho. Y eso que la sede de Fomento del Trabajo se encuentra en la céntrica Via Laietana, una de las arterias urbanas que más gustan a las movilizaciones independentistas.

El discurso de Pedro Sánchez fue bastante más lejos del 'pasar página' del líder del PSC, Salvador Illa, también presente en el acto. Planteó una enmienda a la totalidad al conjunto del 'procés': “Hemos vivido demasiado tiempo encerrados en dilemas estériles, en posiciones estrechas. En callejones sin salida. No podemos seguir así. Ha llegado el momento de dar pasos que nos permitan de una vez por todas avanzar: con decisión, con serenidad y con un enorme sentido de la justicia, buscando en todo momento el beneficio, la tranquilidad, la paz, la convivencia, del conjunto de la ciudadanía por encima de la pequeñez de los intereses partidistas o de los cálculos electorales”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

“Y no habrá mayor beneficio para la ciudadanía catalana y española que dejar atrás un escenario de crisis, de conflicto, de enfrentamiento que, tantos años después, solo han traído un triste balance de dolor, de pobreza y de estancamiento”, ha advertido Pedro Sánchez. Es decir, el 'procés' ha sido crisis y decadencia.

Escepticismo empresarial

En la sala, como padrinos de la operación, el presidente de la patronal Fomento del Trabajo y anfitrión, Josep Sánchez Llibre, y también el líder del PSC, Salvador Illa. Y buena parte de lo más granado del empresariado catalán, como el presidente de la Fundación Bancaria la Caixa, Isidre Fainé; el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar; el presidente de Naturgy, Francisco Reynés; el presidente de Fiatc, Joan Castells; el presidente de Agbar, Ángel Simón; el presidente de Saba, Salvador Alemany; el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez; el presidente de Seat, Wayne Griffith; el presidente del Círculo de Economía, Xavier Faus, y el cazatalentos Luis Conde, entre otros.

Algunos empresarios lo vieron como un primer paso, otros desconfían de ERC

Entre ellos, buenas vibraciones. Algunos reconocían que “era un primer paso”. Otros se mostraban escépticos, cansados de que ERC siempre parezca una cosa, pero acabe reculando y volviendo a donde suele.

Giro en ERC

Sin embargo, el giro en ERC era claro. Aragonès y Pedro Sánchez solo coincidieron unos minutos en la sala de autoridades de Foment. No estuvieron nunca a solas, según fuentes de la patronal catalana. Pero el clima fue cordial. Con los indultos encima de la mesa, no se podía decir que el Gobierno español no estuviese dispuesto a hacer sacrificios.

Foto: El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

El tiempo político en Cataluña ha cambiado. Hace cuatro meses, Aragonès decidió que nadie de la Generalitat acudiría a un acto de Seat porque venía el Rey. Este lunes, en un encuentro mucho más comprometido, se ponía una medalla a Javier Godó, conde de Godó, y acudió en persona. Estuvo allí y tuvo que aguantar el discurso de Pedro Sánchez, que le desmontaba todo el 'procés'. Eso es lo que ha cambiado en cuatro meses. El presidente de Fomento, Josep Sánchez Llibre, lo definió como “un mensaje muy potente”. Habrá que ver si ERC consigue mantener la apuesta durante lo que dure la legislatura.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Javier Godó Nacionalismo PSC Pere Aragonès Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda