Es noticia
Menú
La mesa de diálogo Gobierno-Generalitat se retrasa a septiembre para incluir a Junqueras
  1. España
  2. Cataluña
Aragonès gana tiempo

La mesa de diálogo Gobierno-Generalitat se retrasa a septiembre para incluir a Junqueras

Si el líder de ERC acaba en la delegación catalana de la mesa, será otra victoria de su partido sobre el socio de gobierno en Cataluña

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y el presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y el presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

La mesa de diálogo Gobierno-Generalitat se atrasará hasta septiembre para incluir a Oriol Junqueras en la delegación catalana, según confirman fuentes de ERC a El Confidencial. Es decir, para que comience, hará falta que Junqueras tenga de manera previa su indulto, ya que en este momento está cumpliendo una condena de 13 años en la cárcel de Lledoners por el intento de sedición.

Oriol Junqueras preside ERC y tiene una fuerte influencia en un partido que está copiando una organización similar a la del PNV, una bicefalia entre partido y Gobierno autonómico funcionando como un engranaje integrado a la perfección. En JxCAT, en cambio, están a la greña todos contra todos. Dos mundos muy diferentes. Si Junqueras acaba en la delegación catalana de la mesa, será otra victoria de ERC sobre su socio de gobierno en Cataluña. Por ello, en Junts no ha gustado esta dilatación de los tiempos.

Foto: El ministro del Justicia, Juan Carlos Campo, en una sesión de control al Gobierno. (EFE)

Tal y como consta en el documento que Esquerra y la CUP pactaron, la mesa de diálogo debe celebrarse dos años antes de que Aragonès se someta a una moción de confianza. La fecha no está clara, pero ese trance en el Parlament ha ganado al menos, con ese simple gesto de la demora hasta septiembre, unos meses de margen. Podría ser en otoño de 2023, no en primavera.

Además, la aparición de Junqueras en donde no se le esperaba ha estado sincronizada con el Gobierno. Pedro Sánchez declaró ayer: “Primero, una reunión con el presidente de la Generalitat en Moncloa y luego ya habrá tiempo para reunirnos no una sino muchas veces”. Por tanto, la mesa de diálogo ya no es un prioridad inmediata, según ha explicado el presidente español en la rueda de prensa desde Alcalá de Henares posterior a la cumbre con el Gobierno polaco.

Foto: El líder de ERC, Oriol Junqueras, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

Este retraso en la mesa de diálogo da tiempo a que Oriol Junqueras y el resto de presos sean indultados. Eso, sin embargo, no sirve para los políticos catalanes huidos, como es el caso de Carles Puigdemont. Pedro Sánchez no se ha negado a hablar con Junqueras.

El que tiene deberes para antes del verano es Pere Aragonès. Tiene que reunirse con Pedro Sánchez, que es la cuestión más inmediata. Pero hay otras cuestiones previas que tienen que llevarse a cabo antes de la reunión.

Reuniones previas

El 'president' tiene muchas tareas pendientes, más allá de la reunión con Pedro Sánchez. Hay que poner en marcha el Acuerdo Nacional por la Autodeterminación y la Amnistía, en donde han de participar los partidos independentistas —ERC, JxCAT, la CUP, pero también el PDeCAT— y entidades como Òmnium y la ANC. Se trata de pactar una posición de mínimos antes de convocar la mesa de diálogo. Aragonès quiere acudir ante Madrid para que la Generalitat represente un espacio político lo más amplio posible.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Consejo Europeo. (Reuters)

También se ha de constituir el denominado Espacio de Coordinación, Consenso y Dirección Estratégica, donde hay que pactar la hoja de ruta. Aquí también estarán los mismos partidos y las mismas entidades. Antes de verano, no se prevé que se llegue a un acuerdo, pero como mínimo hay que pactar quiénes integrarán este nuevo ente que se quiere que trabaje “lejos de los focos”, según se definía en los acuerdos de gobierno firmados entre ERC y JxCAT.

Además hay que visitar Waterloo para reunirse con Puigdemont. Precisamente uno de los retos del nuevo Espacio de Coordinación es cómo se integra en él y por qué vía el denominado Consell per la República, que preside el propio Puigdemont y que quiere liderar la política exterior del independentismo.

Cambio de clima

Los indultos intentan crear un cambio de clima político en Cataluña. Aunque buena parte del independentismo los rechaza y los vive como una humillación, hay una mayoría que los asume como un respiro después de años de derrotas, que no se reconocen en público como tales, pero que han resultado muy duras de interiorizar. La presión judicial persiste. El Tribunal de Cuentas ha sumado una presión añadida a cientos de cargos que arroparon el 1-O y hay cientos de personas con causas abiertas por las protestas de Tsunami Democràtic o los incidentes de Urquinaona tras la sentencia del Tribunal Supremo. De hecho, uno de los temores de la ANC es que los indultos desmovilicen la calle.

La mesa de diálogo Gobierno-Generalitat se atrasará hasta septiembre para incluir a Oriol Junqueras en la delegación catalana, según confirman fuentes de ERC a El Confidencial. Es decir, para que comience, hará falta que Junqueras tenga de manera previa su indulto, ya que en este momento está cumpliendo una condena de 13 años en la cárcel de Lledoners por el intento de sedición.

El redactor recomienda