Sánchez y Aragonès buscan fecha para verse en Moncloa cuanto antes
  1. España
  2. Cataluña
Con los indultos sobre la mesa

Sánchez y Aragonès buscan fecha para verse en Moncloa cuanto antes

Para Aragonès el encuentro en Madrid es vital para abrir una ronda de contactos sobre la mesa de diálogo entre gobiernos. ERC quiere ir antes a Madrid que a Waterloo. Moncloa descarta que sea la próxima semana

Foto: El presidente del Gobierno, Sánchez, con el de la Generalitat, Aragonés. (EFE)
El presidente del Gobierno, Sánchez, con el de la Generalitat, Aragonés. (EFE)

La reunión de Pedro Sánchez con Pere Aragonès en Moncloa podría celebrarse en cuestión de días, según apuntan fuentes políticas tanto de Madrid como de Barcelona, ya que el objetivo de sus equipos es que tenga lugar cuanto antes. El encuentro tendría un formato de presidente a presidente y es previsible que se produzca cuando siga alta la temperatura de la polémica que han originado los posibles indultos a los presos del 'procés', entre los que figura Oriol Junqueras, líder de ERC.

Fuentes cercanas a Sánchez descartan que el encuentro vaya a ser la próxima semana. Portavoces oficiales del Gobierno español y de la Generalitat han declinado comentar los detalles, aunque en sus correspondientes partidos dan por seguro que se llevará a cabo pronto. Fuentes de ambas organizaciones, conocedoras de los contactos, han señalado a El Confidencial que ambas partes tienen prisa por acelerar el encuentro y que se celebre cuanto antes.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

El Ejecutivo de Sánchez quiere precipitar los tiempos para no quemarse más de lo debido con la gestión de los indultos, ante la presión de Vox y el PP. El equipo de Pere Aragonès pretende que la reunión se lleve a cabo antes de volar a Bruselas para reunirse con Carles Puigdemont en Waterloo. Aragonès quiere que su relación con Puigdemont sea buena, pero también que desde el principio quede claro que no existen tutelas de terceros, tal y como se firmó en el acuerdo de 'govern' que el propio Aragonès cerró con Jordi Sànchez.

En ese mismo clima, en Moncloa también se espera que Pedro Sánchez se reúna con Isabel Díaz Ayuso, cuando la presidenta madrileña forme su gobierno, lo que no se espera que ocurra antes de finales de junio. Por tanto, la idea base del encuentro desde Madrid es continuidad institucional. Desde Cataluña más bien la dimensión que espera resaltarse es la de “de presidente a presidente”.

Primer contacto

El primer contacto entre Aragonès y Sánchez fue el fin de semana posterior a su investidura. Entonces intercambiaron mensajes por WhatsApp en un tono cordial y quedaron en verse. Sin embargo, ya se conocen y se han visto varias veces. Incluso para cuestiones vinculadas al apoyo de ERC a los presupuestos del Gobierno español.

Será la primera reunión de Aragonès con Sánchez desde la llegada del primero a Palau

La reunión ha de ir precedida por una conversación telefónica, según ha avanzado el propio Aragonès en diversos medios de comunicación. Para la Generalitat este encuentro en Madrid es de vital importancia, ya que su medida principal es abrir una ronda de contactos de la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno español para encontrar una salida al conflicto político catalán. Estas reuniones han de tener carácter periódico y en este momento desde la Generalitat se está configurando el equipo negociador que les representará y que estará integrado en buena parte por 'consellers'.

Dos años

Las conversaciones han de durar dos años. El plazo lo ha puesto la CUP en su pacto de legislatura con ERC. Entonces Pere Aragonès se ha comprometido a someterse ante el 'Parlament' a una moción de confianza que determine los avances que se han conseguido. La Generalitat acude a esta ronda negociadora con un programa de máximos personificados en la demanda de una amnistía para el intento de secesión de octubre de 2017 y un reconocimiento del derecho de autodeterminación que se traduzca en un referéndum pactado 'a la escocesa'.

El planteamiento desde el ejecutivo de Pedro Sánchez es que se puede hablar de todo, pero hay que mantenerse en el marco constitucional. Los indultos son un gesto de buena voluntad. Pero no se plantean grandes cesiones.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

Desde Waterloo, Puigdemont está a la espera de cualquier error para hacer naufragar las conversaciones, en las que JxCAT ha dicho por activa y por pasiva que no cree, para volver a plantear un choque con el Gobierno español que ahora se denomina 'embate democrático'.

Pedro Sánchez Moncloa Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Pere Aragonès Indulto Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda