El bloque soberanista insiste en el debate en seguir con la independencia tras el 21-D
  1. España
  2. Cataluña
El debate en TV deja la imagen de una Cataluña partida en dos

El bloque soberanista insiste en el debate en seguir con la independencia tras el 21-D

Los acuerdos se visualizaron en silencio. JxCAT y ERC no se atacaron en ningún momento. Y lo mismo pasó entre PSC, Cs y PP. Dos frentes sin posibilidad de acuerdo en ningún tema

Foto: Los candidatos a la Generalitat de ERC, Roger Torrent (i); JxCAT, Jordi Turull (2-i); Ciudadanos, Inés Arrimadas (c); PSC, Miquel Iceta (2-d), y PPC, Xavier García Albiol (d).
Los candidatos a la Generalitat de ERC, Roger Torrent (i); JxCAT, Jordi Turull (2-i); Ciudadanos, Inés Arrimadas (c); PSC, Miquel Iceta (2-d), y PPC, Xavier García Albiol (d).

El primer debate con todos los candidatos a las elecciones catalanas dejó una imagen de país dividido en el que será imposible un acuerdo entre los dos proyectos que concurren: el de romper con el resto España o el de seguir en España. Y hubo una mala noticia para Oriol Junqueras, sobre todo si el juez Pablo Llarena estuvo siguiendo la confrontación dialéctica en TVE. Roger Torrent (ERC) lo dejó muy claro: “Seguiremos implementando la independencia. No iremos tan rápido como queríamos pero lo haremos”. En menor medida Jordi Turull (JxCAT) y de forma más radical, Carles Riera (CUP) respaldaron esta posición.

Curiosamente, Roger Torrent denunció que “no hay normalidad democrática porque Oriol Junqueras está encarcelado. Y está en la prisión porque da miedo al bloque del 155. El que se encuentre en la cárcel es una manera ilegítima de intentar ilegalizar ERC”. Con este plan de vuelo la excarcelación de su cabeza de lista parece difícil.

Foto: Marta Rovira en un mitin en Tárrega el pasado martes. (EFE/ Adrián Ropero)

Los acuerdos se visualizaron en silencio. JxCAT y ERC no se atacaron en ningún momento. Riera centró sus duras críticas en el frente constitucionalista. Para Riera, la aplicación del artículo 155 suspendiendo la autonomía fue “un golpe de Estado”. Y calificó al PP y a Cs de “fuerzas neofranquistas”.

Tampoco se criticaron entre ellos los partidos del bloque partidario de que Cataluña siga en España. De manera que quien recibió por los dos lados fue Xavier Domènech (Catalunya en Comú –CeC–). Sus duelos con Carles Riera fueron de los más tensos durante la noche. Todo pasaba por dirimir quién representaba la verdadera izquierda.

Inés Arrimadas y Xavier García Albiol fueron al choque directo, sobre todo ella con Torrent y, de modo más suave, el líder del PP catalán con Jordi Turull. Torrent dudó de que se respetase el resultado, algo a lo que se comprometió la candidata de Cs. Por su parte, Arrimadas cuestionó que ERC fuese a tolerar las soluciones judiciales. Torrent calló. Por su parte, Jordi Turull acusó a García Albiol de haber facilitado la marcha de las empresas de Cataluña con un decreto.

El regreso de Puigdemont

Turull, por su parte, se centró en el regreso de Carles Puigdemont como presidente y en recuperar las instituciones catalanas. No dio detalles sobre cómo se iba a hacer esto con un presidente catalán huido en Bruselas y que no puede volver a España sin ser detenido. Su discurso fue sobre todo emocional, perfectamente resumido en su alegato final: “O gana el 155 o gana Cataluña. Y si gana el 155 arrasarán el país. Y ERC es la garantía de que esto no pase y de ganar a Cs”.

En cambio, la estrategia de Iceta fue diferente. Rehuyó el cuerpo a cuerpo, excepto en una ocasión con Turull, cuando éste le recriminó: “Mientras tú estabas bailando a mí me estaban esposando”. Aquí Iceta se revolvió como un gato: “Tú no has ido a la prisión por el 155, sino por la decisión del juez. No lo ha decidido un socialista, lo ha decidido un juez. Y el 155 se podía haber evitado si el que tenía que haber convocado elecciones y que había decido hacerlo lo hubiera hecho –en alusión a Puigdemont–. Pero no le dejaron. Tendríais que aceptar que el camino que queríais no os ha llevado donde queríais”.

Iceta, Arrimadas y García Albiol pusieron el acento en la marcha de las empresas de Cataluña y en que 300.000 catalanes se habían llevado sus ahorros

El resto del debate, Iceta se reservó los tiempos finales y procuró sentar cátedra sobre las grandes cuestiones. “Si lo que queremos es reproducir la legislatura anterior, repetiremos los mismos errores, y acabó con ruptura social y pánico económico. Más de 300.000 catalanes se han llevado sus ahorros fuera. Si nos pasamos los próximos dos años como los anteriores no sólo no avanzaremos sino que retrocederemos todavía más”, apuntó el líder socialista.

Curiosamente, algunos de los puntos de acuerdo se produjeron entre Domènech y el propio Iceta. Para el candidato socialista, “el independentismo marcó un ritmo de colisión y ahora tenemos miedo e inestabilidad. Si cambiamos, podemos llegar a soluciones acordadas”. Para el hombre de Ada Colau “hay que acabar con la unilateralidad, que ha dejado buena parte del país fuera, pero hay que avanzar en el autogobierno”. Y ambos coincidieron en la idea de una Hacienda propia para Cataluña.

Futuros pactos

Pocas pistas sobre los acuerdos poselectorales, y eso que Arrimadas preguntó a Domènech varias veces por esta cuestión. En el resto de cuestiones lo previsible: dos Cataluñas enfrentadas sin posibilidad de acuerdo.

Todos los representantes del independentismo coincidieron en señalar que España no es una democracia y en que había presos políticos

Para Turull, Torrent y Carles Riera, España no es una democracia. Y Cataluña tiene que independizarse por ello, si bien Turull evitó concretar esta última parte y se limitó a centrarse en la vuelta de Puigdemont. García Albiol puso en evidencia su contradicción: “Me parece muy triste que el señor Turull diga que no hay democracia en este país cuando él está sentado en este debate y Puigdemont permanece huido de la Justicia pero se puede presentar a estas elecciones”.

En cambio, para el líder del PP catalán, que se erigió en gran defensor del 155, y también para Inés Arrimadas e Iceta, lo que es necesario en un cambio de la política catalana para poder recuperar la confianza de las empresas y relanzar la economía catalana, castigada por los efectos del 'procés'. Dos grupos de catalanes con visiones radicalmente distintas de la situación política y social.

Jordi Turull Miquel Iceta Cataluña Inés Arrimadas Xavier García Albiol Xavier Domènech
El redactor recomienda