A DOS SEMANAS DE LA CITA CON LAS URNAS

Sánchez duda del poder de Iglesias frente a Colau en la decisión de los pactos post-21D

No tiene clara la "capacidad de decisión" del jefe de Podemos. Los dos líderes divergen sobre quién es el 'hombre Borgen': defienden que Iceta o Domènech sean 'presidents' por ser los menos rechazados

Foto: Pedro Sánchez, con Margarita Robles, Ander Gil, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, en el Día de la Constitución, este 6 de diciembre en el Congreso. (PSOE)
Pedro Sánchez, con Margarita Robles, Ander Gil, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, en el Día de la Constitución, este 6 de diciembre en el Congreso. (PSOE)

¿Quién tendrá la última palabra sobre los pactos poselectorales que tejan los 'comuns'? ¿Pablo Iglesias? ¿Ada Colau? ¿Xavi Domènech? Pedro Sánchez se inclina por pensar que el líder de Podemos no tiene verdadera "capacidad de decisión" sobre las alianzas que se exploren tras las autonómicas catalanas del 21-D. Cree que la sartén por el mango la tiene la alcaldesa de Barcelona como impulsora que es de Catalunya en Comú y por su condición de referente inequívoco en el espacio que comparte con el partido de Iglesias.

Esa sensación hace que en la dirección del PSOE no se tenga claro hacia qué lado se inclinarán los 'comuns', toda vez que ellos, según todas las encuestas publicadas hasta ahora, ejercerán de bisagra en el nuevo Parlament, dada la previsible ajustada diferencia entre el bloque independentista y el constitucionalista. El propio Sánchez se hizo eco de esa incertidumbre que maneja su ejecutiva en la recepción por el 39º aniversario de la Constitución, en una conversación informal con los periodistas. Tiene serias dudas de la "capacidad de decisión" de Iglesias y de su verdadera influencia sobre Colau, que hasta ahora ha intentado hacer equilibrios para no plegarse por completo a las exigencias de los separatistas y al tiempo marcar kilómetros de distancia con PSC, Ciudadanos y PP.

Sánchez e Iglesias charlan por primera vez desde septiembre. El jefe de Podemos le espeta que "el verdadero 'hombre Borgen' es Domènech, no Iceta"

El líder del PSOE tuvo ocasión de hablar este miércoles en el Congreso unos minutos con el jefe de Podemos. Ambos no charlaban desde septiembre —silencio en sus contactos provocado por la crisis en Cataluña y la posición tan divergente que mantienen sus direcciones— y aprovecharon para ponerse al día. Para hablar de la campaña, de los actos a los que irían cada uno en apoyo de sus candidatos... Fue entonces cuando Iglesias le espetó que "el verdadero 'candidato Borgen' es Domènech, y no Miquel Iceta".

"Votar a Iceta es votar a Arrimadas"

Lleva semanas circulando en los círculos políticos y periodísticos la 'operación Borgen', llamada así por la célebre serie danesa, en la que su protagonista, líder de una formación minoritaria, se convierte en primera ministra de su país por los vetos cruzados de los grandes partidos. El PSC y el PSOE la pusieron sobre el tablero al reconocer que su apuesta es llevar a Iceta a la presidencia de la Generalitat aunque quede por debajo de Inés Arrimadas, porque él tiene más capacidad de pacto que la aspirante de Ciudadanos, ya que suscita menos rechazo y, sobre todo, porque los socialistas creen que los 'comuns' tendrían difícil negarle su apoyo o abstención. Sin embargo, los 'comuns' creen a su vez que "el verdadero 'hombre Borgen", como ya adelantó este diario, es su candidato, Xavi Domènech, porque es el que suscita menos rechazo, ya que no sería mal visto, llegado el caso, ni por Junts per Catalunya, ni por ERC, ni por la CUP... ni por el PSC.

El líder del PSOE replica al comentario de Iglesias con una sonrisa. Los socialistas creen que si no hay mayoría 'indepe', el único aspirante viable es Iceta

Cuando Iglesias le comentó a Sánchez que el cabeza de cartel de Catalunya en Comú-Podem es "el verdadero 'candidato Borgen", el líder del PSOE respondió "esbozando una ligera sonrisa", como este mismo describió a los periodistas. En el PSOE y en el PSC se ha instalado la idea de que, si no hay mayoría absoluta de los independentistas, el único candidato viable es Iceta, ya que a Arrimadas jamás la harán presidenta los 'comuns'. Esta solo podría acceder a la jefatura del Govern en caso de que las fuerzas unionistas (Cs, PSC y PP) sumaran por sí mismas 68 escaños, la mayoría absoluta.

Pero, como recordaba Sánchez en su charla con los periodistas en el Congreso, no hay ninguna encuesta que vaticine ese resultado. Todas indican que los 'comuns' tendrán la llave del nuevo Ejecutivo. Y la duda es si se inclinarán hacia el lado secesionista o hacia el bloque constitucionalista. Este miércoles, Domènech asimiló a PSC y Cs y dio a entender que no respaldará a Iceta si este cuenta con el aval de naranjas y populares. "Votar a Miquel Iceta es votar a Inés Arrimadas", glosó desde Mataró.

Sánchez duda del poder de Iglesias frente a Colau en la decisión de los pactos post-21D

La opción preferida de los 'comuns' sería un tripartito con ERC y PSC, pero Iceta ya ha dejado bien claro —como aseguraba él mismo en una entrevista con El Confidencial publicada este miércoles— que no participará de esa alianza: no investirá a ningún aspirante independentista en ningún caso, bajo ninguna circunstancia, ni cree que los soberanistas vayan a facilitar su elección. Tampoco formará parte de un pacto a tres con republicanos y los de Colau.

Iceta, "mejor que en las encuestas"

Sánchez, por lo demás, se mostró "muy optimista" respecto a las perspectivas del PSC para el 21-D. Iceta está "mejor que lo que dicen las encuestas", subrayó. Hasta ahora, todos los sondeos han venido reflejando un crecimiento de los socialistas en Cataluña, pero la mayoría colocan a Cs notablemente por encima. El barómetro preelectoral del CIS, conocido este lunes, concedía a Arrimadas una proyección de 31-32 escaños (primera fuerza en votos, aunque no en escaños), por los 21 del PSC. En Ferraz y en Nicaragua, la sede central del PSC en Barcelona, se aferran a otros estudios cuyas estimaciones entienden que son más certeras, como el de Gesop para 'El Periódico de Catalunya'. Su última oleada se publicó este miércoles y mantenía un empate entre Cs y PSC a 25-26 diputados.

Sánchez sostiene que la tendencia del PSC es "al alza", pese a la "intencionalidad" de algunos sondeos. Cree que Iceta superará a Ciudadanos

Las direcciones de PSOE y PSC están convencidas de que al final Iceta tendrá mejor resultado que Arrimadas. En buena medida, porque hay más de un millón de indecisos —el CIS señala que el 29,1% de los electores no sabe aún qué votará— que pueden inclinar la balanza hacia ellos. "La mayoría de los catalanes se encuentra en posiciones de centroizquierda e izquierda catalanista, y por eso creceremos aún más", explicaba a este diario el primer secretario. No obstante, Sánchez cree que "hay mucho voto ya decidido, otra cosa es que no se diga". Y también cargó contra la "intencionalidad" de algunas encuestas. "La tendencia de Miquel es al alza, clarísimamente", remarcó.

Sánchez duda del poder de Iglesias frente a Colau en la decisión de los pactos post-21D

El secretario general entra en campaña este próximo sábado. Adelantó a los informadores que su labor será exponer "un discurso de España para Cataluña", "un discurso de regeneración política", "un discurso más nacional, de la nación española", remachaba con cierta ironía por la polémica que siempre ha acompañado a su propuesta de España "plurinacional", denominación esta que ha desaparecido de sus mensajes públicos. El objetivo, en consecuencia, es que los catalanes vean que los socialistas tienen un proyecto "frente al bloque de las derechas", que forman a su juicio PP y Cs.

¿Es viable un Ejecutivo en solitario?

Sánchez no quiso adelantar mucho sobre posibles pactos, más allá de recalcar las posiciones "muy claritas" del PSC, que no investirá a ningún aspirante 'indepe' y que intentará que no se repitan las lecciones. ¿Con qué apoyos sería presidente Iceta entonces? "Eso es la política", respondió, dando por sentado que las posturas inflexibles de algunas formaciones al final cederán. En la misma recepción en el Congreso, Albert Rivera apuntaba que no vería mal que Iceta fuera el vicepresidente de Arrimadas. "Yo preferiría que fuera al revés", replicó minutos después Sánchez.

"Para presidir Cataluña hace falta saberse la tasa de paro. A mí ya me habríais colgado", suelta el líder del PSOE en referencia al desliz de Arrimadas en TV

Y enseguida aludió a lo que ocurrió el pasado domingo en 'Salvados', en el cara a cara entre Arrimadas y la número dos de ERC, Marta Rovira. Ninguna de las dos supo contestar a preguntas sencillas como cuál es el índice de desempleo en Cataluña o cuántas mujeres han muerto víctimas de la violencia machista en la comunidad en este 2017. "Para presidir Cataluña hace falta saberse la tasa de paro. A mí ya me habríais colgado", comentó el socialista entre risas y aguijoneando a la prensa, a la que considera que ha sido injusta con él.

Sánchez duda del poder de Iglesias frente a Colau en la decisión de los pactos post-21D

Otros dirigentes presentes en el cóctel sí eran más explícitos respecto a las alianzas poselectorales o las expectativas del PSC. Estas fuentes reconocían que es difícil que el partido se coloque a estas alturas por delante de Cs y ponían en valor el compromiso de Iceta de no repetir elecciones. Un referente veterano de Sánchez advertía de que la pretensión del primer secretario de gobernar en solitario con una veintena de escaños en el Parlament es inviable, y que por tanto la única solución sería un Ejecutivo de coalición o bien un Govern presidido por Iceta que se formase con un solo objetivo: convocar unas nuevas elecciones casi de forma inmediata, recuperado el autogobierno en Cataluña y aparcado ya el 155, para arrebatar a los independentistas el argumento de unos comicios "ilegítimos", convocados desde Madrid.

Sánchez duda del poder de Iglesias frente a Colau en la decisión de los pactos post-21D

Plantel "muy novedoso" de comparecientes en la comisión territorial del Congreso

Este jueves concluye el plazo dado a los grupos en el Congreso para presentar su listado de comparecientes en la comisión de evaluación del Estado autonómico, que no obstante no comenzará sus trabajos hasta enero. 

Pedro Sánchez adelantó que planteamiento será "novedoso", pues no pedirá que acudan solo constitucionalistas o autoridades. Quiere que desfilen por el foro de diálogo sobre el modelo territorial referentes de distintos campos: "Politólogos, sociólogos, colectivos sociales, medios de comunicación, gente de la Academia...". El PSOE pretende imprimir un sello social a la comisión. No en vano, explicaba, él se reunió la víspera con investigadores y expertos universitarios para analizar la inclusión de nuevos derechos en el texto constitucional

Ciudadanos ya avanzó el martes que quiere que pasen por la comisión todos los presidentes autonómicos, los expresidentes del Gobierno, los padres de la Constitución y algunos exresponsables de Ejecutivo autonómicos. Esta comisión debería ser la antesala, para el PSOE, de la apertura del debate sobre la reforma constitucional. Sánchez quiere que este melón se abra en el segundo periodo de sesiones de 2018. Esto es, en septiembre. 

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios