Es noticia
Menú
Yolanda Díaz se borra de las andaluzas: su proyecto político no estará a tiempo
  1. España
  2. Andalucía
MARCA DISTANCIAS CON PODEMOS

Yolanda Díaz se borra de las andaluzas: su proyecto político no estará a tiempo

La vicepresidenta visita por primera vez Andalucía cuando las diferencias con Unidas Podemos por la guerra de Ucrania van a más. Avisa de que ella defenderá "un perfil propio"

Foto: La vicepresidenta Yolanda Díaz, en el acto celebrado en Sevilla con UGT y CCOO. (EFE/Raúl Caro)
La vicepresidenta Yolanda Díaz, en el acto celebrado en Sevilla con UGT y CCOO. (EFE/Raúl Caro)

Yolanda Díaz ha estrenado agenda oficial en Andalucía este mismo jueves. Han hecho falta dos años y dos meses de legislatura para que la ministra de Trabajo y vicepresidenta del Gobierno pise la comunidad más poblada de España y con las cifras más altas de paro. Lo hizo además con un recado importante: no peleará en las próximas elecciones que se convoquen. “Es evidente”, aseguró, que su proyecto político, que quiere presentar en primavera, “no va a llegar a tiempo” para los comicios, que se prevén en otoño.

Su jornada acabó con un acto en la Facultad de Derecho de Sevilla, junto a los sindicatos, que despertó una gran expectación, con el salón de actos sin asientos libres y que obligó a habilitar una sala anexa para seguirlo en 'streaming'. Díaz fue aclamada al grito de "presidenta" y con el público en pie. "Yolanda, te queremos todos", gritó un espontáneo desde el público. Estuvo acompañada por la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, y por la líder de UGT-A, Carmen Castilla.

Foto: La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Javier Lizón)

En su paso por Andalucía, Díaz dejó claro que no quiere que su estreno sean estas autonómicas, aunque sí se ofreció a echar una mano a aquel proyecto “igualitario, feminista y moderno” que se presente para mejorar la vida de los andaluces. No concretó cuál. Fue su máxima concesión cuando las izquierdas, divididas en varias papeletas hasta la fecha, saben que en la vicepresidenta podrían tener un activo electoral importante y Unidas Podemos no oculta que aspira a que se implique en su campaña. Quizás algo más que en Castilla y León, donde se limitó a ir a un mitin. Sin embargo, no parece que esté en sus planes jugarse su prestigio electoral en un escenario, el andaluz, donde no hay muchas señales de que vayan a obtener un buen resultado.

La vicepresidenta se estrenó con una entrevista a primera hora en Canal Sur, donde explicó que la pandemia y las negociaciones de la reforma laboral le habían impedido visitar antes la comunidad. Ella dijo que conocía muchísimo Andalucía y que estaba “deseando” venir. También admitió que construir un proyecto político sin contar con la autonomía no es posible. Es la región más poblada de España, la que aglutina más votantes en unas generales, más de seis millones, y elige 61 escaños en el Congreso. Díaz lo sabe y por eso vendió su implicación a través de las medidas aprobadas por su ministerio y defendió los beneficios de la inversión, los ERTE y las políticas activas de empleo con millones gastados en Andalucía.

Después visitó un centro del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y mantuvo una reunión con los dirigentes de Unidas Podemos por Andalucía, Toni Valero (IU), Martina Velarde (Podemos) y Ernesto Alba (PCE).

Foto: Yolanda Díaz y Pablo Fernández, en la campaña. (EFE/Mariam A. Montesinos)

De esa reunión de trabajo solo trascendió la versión de los políticos de la izquierda andaluza asistentes. Fueron mucho más entusiastas con la implicación de Díaz en la campaña de lo que ella misma dejó entrever en sus declaraciones públicas. Fuentes de Unidas Podemos aseguraron que hay "plena coincidencia" en el papel "trascendental" de Andalucía y en que "las elecciones serán un hito en el que dedicar todo nuestro empeño y talento". "Se abre una oportunidad", declararon fuentes de Unidas Podemos.

Díaz también mantuvo una entrevista con Esperanza Gómez, de Más País Andalucía y de la plataforma de Andaluces Levantaos, "un encuentro breve para hablar de la situación política".

Un acto con sindicatos

El último acto de la jornada fue un encuentro en la Facultad de Derecho con las líderes de CCOO y UGT en Andalucía para hablar de la reforma laboral con un aforo sobrepasado de 400 personas y una gran expectación por su conferencia. Un gesto que no es baladí cuando la extrema derecha de Vox pasea un autobús por Andalucía con fines electorales con los nombres de estos sindicatos y el lema: "Devolved lo robado".

Foto: La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz (i), atiende a los medios antes de participar en una asamblea con delegados sindicales de CCOO en Barcelona el pasado mes de enero. (EFE/Enric Fontcuberta)

Lo cierto es que el gabinete de Díaz no quería que la presencia de la vicepresidenta fuera de la mano de ningún partido político. No querían un acto con Unidas Podemos, según ha podido contrastar este periódico por varias fuentes implicadas en la organización del evento. El formato de una conferencia en la Universidad de Sevilla con los sindicatos como anfitriones ha sido intencionadamente elegido, aunque al acto acudieron los líderes de IU, Podemos y Andaluces Levantaos, las tres papeletas que tienen aún posibilidades de integrarse en un proyecto común para las elecciones. La confluencia de Más País con otras fuerzas, liderada por la errejonista Esperanza Gómez, aún no ha dado el paso definitivo para unirse al proyecto. De hecho, ya han registrado como marca electoral Andaluces Levantaos por lo que pueda pasar, avisan.

No acudió Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía, que ya se ha desmarcado de las negociaciones y confirmado que concurrirá con su propia papeleta. Desde el equipo de Yolanda Díaz han ido siguiendo de cerca, pero siempre en la retaguardia, los pasos que han dado los mediadores para tratar de sumar los tres partidos a la izquierda del PSOE. Las negociaciones hasta ahora no han sido fructíferas.

"Otra cosa"

Díaz defendió que su proyecto no va de “una suma de siglas” sino que es “otra cosa”, y de sus intervenciones se dedujo con claridad que sus diferencias con Podemos van a más. La vicepresidenta marcó grandes diferencias con las posiciones de la ministra Ione Belarra o el portavoz Pablo Echenique por el envío de armas a Ucrania, cerrando filas en todo momento con el presidente Pedro Sánchez y asegurando que solo él debe tomar estas decisiones tan difíciles y los demás respaldar su actuación. Un día antes, cuando ya las diferencias habían aflorado y se veía con nitidez la fractura dentro del ala morada del Gobierno, desde Podemos Andalucía anunciaron una batería de mociones en ayuntamientos y diputaciones para enarbolar la bandera del 'no a la guerra' y en defensa de la vía pacífica y diplomática.

Foto: Ione Belarra e Irene Montero en el Congreso. (EFE/Emilio Naranjo)

Pero no solo fue en este asunto en el que Díaz dejó claro que su intención es trascender la marca de Unidas Podemos, devaluada en todas las encuestas, también en Andalucía. Su mensaje fue que su proyecto es algo “nuevo” para “una Andalucía moderna”, dijo, “con perfil propio”. La vicepresidenta quiere huir de la tutela de Podemos, de Pablo Iglesias, de Ione Belarra, de Irene Montero, y desde luego dejó claro que su ejército es otro distinto al de aquellos con quienes cohabita en el Consejo de Ministros.

Así, quienes más respiraron aliviados por el anuncio de Yolanda Díaz de que no llegará a las autonómicas andaluzas fueron los socialistas. Por cierto, la secretaria general de UGT Andalucía, tras ejercer de anfitriona de Díaz, será la encargada de presentar un desayuno con el candidato del PSOE, Juan Espadas, el próximo lunes en Sevilla. La formación estrecha sus lazos con los sindicatos en precampaña electoral y tras algunos años de frialdad en las relaciones con UGT. Ahora las centrales han sido clave en la movilización contra el deterioro de la sanidad pública y el PSOE va de la mano de las líderes sindicales en muchas de sus acciones y reivindicaciones.

Yolanda Díaz ha estrenado agenda oficial en Andalucía este mismo jueves. Han hecho falta dos años y dos meses de legislatura para que la ministra de Trabajo y vicepresidenta del Gobierno pise la comunidad más poblada de España y con las cifras más altas de paro. Lo hizo además con un recado importante: no peleará en las próximas elecciones que se convoquen. “Es evidente”, aseguró, que su proyecto político, que quiere presentar en primavera, “no va a llegar a tiempo” para los comicios, que se prevén en otoño.

Yolanda Díaz Adelante Andalucía
El redactor recomienda