El Gobierno andaluz trabaja en una prórroga del Presupuesto y elecciones en primavera
  1. España
  2. Andalucía
PROBABLE ADELANTO EN ANDALUCÍA

El Gobierno andaluz trabaja en una prórroga del Presupuesto y elecciones en primavera

PP y Cs desacreditan la oferta de negociación del PSOE, convencidos de que no apoyará las cuentas "ni muerto". Dan por descontado que no habrá pacto con Vox porque quiere un adelanto

placeholder Foto: El presidente del PP-A y de la Junta, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente del PP-A y de la Junta, Juanma Moreno. (EFE)

El Gobierno andaluz de PP y Cs asume que una prórroga de los actuales Presupuestos, con una envolvente financiera de 41.000 millones de euros, no sería ninguna tragedia para la economía de la región y permitiría alargar la legislatura pese al rechazo de Vox a cerrar un nuevo pacto. Desde el Ejecutivo de Juan Manuel Moreno (PP), no se creen la mano tendida del líder de los socialistas, Juan Espadas, que ha enviado una carta pidiendo una reunión para negociar la ley que articularía las nuevas cuentas. “El PSOE del señor Espadas no va a aprobar ni muerto el Presupuesto”, dijo este martes públicamente el vicepresidente andaluz, Juan Marín (Cs). Menos, advierten, después de los “ataques” directos que consideran que el presidente, Pedro Sánchez, en tono muy mitinero, dirigió contra el Gobierno andaluz en un mitin el pasado sábado en Jaén. “Fue una desfachatez”, consideran desde San Telmo, sede del Ejecutivo regional.

En la Junta de Andalucía sostienen que, sin cuentas actualizadas, “no habría ningún problema técnico” para encajar los fondos europeos Next Generation, cuyas cuantías está previsto que lleguen a la comunidad a principios de 2022, y dan por hecho que sería una prórroga “para unos pocos meses”. Fuentes del Gobierno admiten que esa prórroga presupuestaria podría conllevar adelantar los comicios a la primavera del próximo año. Un cambio en las fechas que consideran “técnico” y que cada vez cobra más fuerza.

Foto: Juanma Moreno y Juan Espadas, en una reunión reciente. (EFE)

La potestad de convocar elecciones es exclusiva del presidente, que insiste en que agotará el mandato, llegando hasta finales de noviembre, salvo que el Parlamento se convierta en “una encerrona permanente”, según dijo esta semana en una entrevista en Canal Sur Radio. En marzo se agota el calendario legislativo con algunos de los proyectos centrales del Ejecutivo regional, de la ley del suelo a la reforma fiscal para una bajada de todos los impuestos autonómicos.

Las elecciones en Andalucía tocarían en noviembre de 2022 y que se acaben celebrando en primavera es una posibilidad que ven con buenos ojos tanto en Cs, que quiere ganar el máximo tiempo posible, pero sin arriesgar la recuperación, como en el PP, que insiste en que quiere agotar la legislatura, pero sin estar maniatado en un momento clave para que la comunidad despegue económicamente y cuando, recuerdan, los datos de creación de empresas o exportaciones acompañan con buena nota al Ejecutivo regional. También en Génova admiten que sería bueno para Pablo Casado y para apuntalar “el cambio de ciclo” político en España y sumar, como dicen las encuestas, una nueva victoria para los conservadores en un feudo tradicional del socialismo.

Sin mayoría parlamentaria

Moreno lleva semanas pidiendo que se plieguen las pancartas y se apaguen los megáfonos de la campaña electoral adelantada que ha estallado en la comunidad, pero su Gobierno no es ingenuo y baraja todos los escenarios. La Consejería de Hacienda dio la orden el pasado julio, con publicación preceptiva en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), de iniciar los trámites para la elaboración del Presupuesto de 2022. Poco después, ya sabía que Vox no iba a ponerlo fácil. Las tres últimas cuentas, 2019, 2020 y 2021, se cerraron con el partido de ultraderecha tras una negociación llena de sobresaltos y amenazas de los de Santiago Abascal, que al final acabaron dando sus votos. Sin embargo, la proximidad del fin de la legislatura y la exigencia permanente de Vox de que se convoquen elecciones han provocado que el Ejecutivo piense que en esta ocasión su aliado parlamentario va muy en serio.

Foto: Pablo Casado y Santiago Abascal. (EFE)

La otra opción que les quedaría a PP y Cs sería pactar con los socialistas. Desde el Ejecutivo andaluz, admiten que en algunos momentos habían creído que Juan Espadas actuaba “de buena fe”, movido por el interés de desmarcarse del anterior estilo de oposición de Susana Díaz e iniciar una nueva etapa, pero ya no se creen esa mano tendida. El punto de inflexión, aseguran, se dio este sábado en el mitin del PSOE en Jaén, un acto en el que Sánchez acusó al Gobierno regional de haber ejecutado solo 50 de los 1.000 millones transferidos para ayudas directas a empresas en crisis. Un decreto, advierten desde San Telmo, que está "plagado de trabas burocráticas" que hacen imposible la adjudicación de esos fondos. Dificultades que, insistieron este martes, afectan a comunidades como Asturias, Canarias o Navarra, en manos de los socialistas.

“La prórroga no es una mala opción”, admitió el vicepresidente Marín acompañado del consejero de Presidencia, Elías Bendodo, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. Insistió en que el Ministerio de Hacienda aún no ha fijado las entregas a cuenta para la comunidad o el techo de gasto y que ha dado un déficit estimado del 0,6%. “Demasiada indefinición”, insistió el líder de Cs en Andalucía, lo que dificulta, dijo, la elaboración del Presupuesto.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El PSOE, "ni muerto"

“El PSOE del señor Espadas no va a aprobar ni muerto el Presupuesto de PP y Cs”, remarcó Marín en San Telmo, tildando el ofrecimiento de “postureo” y asegurando que el Gobierno andaluz no va a hacerse “trampas al solitario”. “Que no insulten nuestra inteligencia”, añadió, convencido de que esa oferta de negociar “no se la cree ni el que la hace” y que como mucho planteará “una abstención después de estar tres años ‘missing”. El vicepresidente de Cs defendió además, como “una opinión personal”, que Vox tampoco va a aprobar esta vez el Presupuesto porque quiere elecciones. “Por eso insisto en que una prórroga no es una mala opción”, concluyó.

El consejero de Presidencia fue más comedido. Bendodo (PP) anunció que Moreno recibirá a todos los líderes de la oposición de nuevo en San Telmo, después de que el del PSOE-A haya enviado una carta pidiendo una reunión para pactar el Presupuesto. “Sánchez tardó 881 días en recibir al presidente de Andalucía”, ironizó. “Vamos a hablar y a negociar con todos para que haya un Presupuesto en 2022 y si no, por una cuestión de mayorías, veríamos esa prórroga”, zanjó el dirigente popular.

El Gobierno andaluz de PP y Cs asume que una prórroga de los actuales Presupuestos, con una envolvente financiera de 41.000 millones de euros, no sería ninguna tragedia para la economía de la región y permitiría alargar la legislatura pese al rechazo de Vox a cerrar un nuevo pacto. Desde el Ejecutivo de Juan Manuel Moreno (PP), no se creen la mano tendida del líder de los socialistas, Juan Espadas, que ha enviado una carta pidiendo una reunión para negociar la ley que articularía las nuevas cuentas. “El PSOE del señor Espadas no va a aprobar ni muerto el Presupuesto”, dijo este martes públicamente el vicepresidente andaluz, Juan Marín (Cs). Menos, advierten, después de los “ataques” directos que consideran que el presidente, Pedro Sánchez, en tono muy mitinero, dirigió contra el Gobierno andaluz en un mitin el pasado sábado en Jaén. “Fue una desfachatez”, consideran desde San Telmo, sede del Ejecutivo regional.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Santiago Abascal Juanma Moreno Juan Marín Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda