LÍDER DEL PP DE MÁLAGA DESDE 2008

Elías Bendodo, el negociador que domó la rebelión de Vox en Andalucía

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz ha liderado tres pactos claves: el acuerdo de legislatura con Cs y Vox, los presupuestos y las alianzas en las municipales

Foto: Elías Bendodo Benasayag, consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía. (EFE)
Elías Bendodo Benasayag, consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía. (EFE)

"Aquí hemos venido a hacer cosas, no para quedarnos de brazos cruzados". Esta es una de las frases que más suele repetir Elías Bendodo a sus colaboradores en el Palacio de San Telmo, donde marca criterios de actuación y gestiona los asuntos. "Cuéntame cómo va", es otra de sus frases mientras mira a los ojos y examina la comunicación gestual del interlocutor.

Delega en sus colaboradores, no los examina a cada instante, sino que confía en ellos y luego controla, ejecuta y siempre tiene la última palabra. Procesa la información muy rápidamente, busca una solución y deja trabajar. No es el típico político que ordena no mover nada sin que él lo sepa. Los que trabajan con él saben el campo de juego que tienen. Eso sí, para lo importante, "sí pide estar informado". "Pero se le puede convencer si uno cree que no lleva razón", explica a El Confidencial un puesto de confianza de Bendodo.

Su despacho de la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía o el del PP de Málaga que preside desde 2008, lo usa para reuniones o encuentros que nunca son muy largos. No le gusta perder el tiempo y estar sentado horas y horas rodeado en una montaña de papeles. Prefiere la acción y no duda ni un instante en tomar el vehículo o un tren para conseguir convencer a una persona o institución.

Cree en el cara a cara, en la distancia corta, "en intentar ponerse en el lugar del otro, en empatizar con su interlocutor. Yo diría que es generoso y eso es una ventaja importantísima a la hora de negociar. Es resolutivo y tiene claras las estrategias, hacia dónde quiere llegar", subraya un subordinado.

Muy pragmático

Práctico, muy pragmático, siempre cree que se puede llegar a un pacto con el contrincante político. Es el caso del último acuerdo que ha liderado para controlar a Vox en el Parlamento andaluz tras el anuncio de este partido de presentar una enmienda a la totalidad en los presupuestos andaluces de 2019. Ese negociador incansable también se ha visualizado en el pacto con PSOE y Adelante Andalucía para la renovación de los órganos de extracción parlamentaria: dirección general de Canal Sur, consejo de administración de la RTVA, Cámara de Cuentas, Consejo Audiovisual y Defensor del Pueblo.

"Elías considera que la clave en política es lograr consensos. Porque si los hay, luego es más fácil todo. Y si hay que ceder, se cede. Y si es momento de ponerse duro, pues se pone duro", explica a El Confidencial un colaborador de Bendodo. Su cargo de portavoz del Gobierno suponía un arma de doble filo. Cuenta con la entera confianza del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, su 'hermano' político y referencia desde Nuevas Generaciones. Pero también puede 'quemarse' ante la continua exposición pública en los consejos de Gobierno de los martes.

Bendodo ofrece una imagen diferente en la distancia corta donde utiliza armas de seducción personal con un lenguaje calmado y escuchando con atención al interlocutor "dándole a cada uno lo suyo para que la otra persona se sienta importante", pero en otras distancias, con grupos medianos, cuenta con una cierta imagen fría, de distante, que no ha logrado cambiar a pesar de sus años de experiencia política. Sus asesores le dicen que sonría más en las fotos.

Su sueño es ser alcalde de Málaga, pero el ciclón Francisco de la Torre le ha apartado, por ahora, de esta ambición. Su trabajo en San Telmo se ha convertido en un banco de pruebas "excelente", cuenta un político del arco parlamentario andaluz, para examinar su potencial. Sabe Bendodo que necesitaría tener más cercanía en colectivos de su ciudad o acercar más su vida privada al público. En algunos mítines sí se ha dejado ver con uno de sus hijos. Su mujer, la periodista Isabel Naranjo, no suele acompañarle en los actos públicos. Prefiere mantenerse en un segundo plano.

Muy activo en redes sociales, está al tanto de todo lo que se publica. "La 'tablet' le echa humo", dice un colaborador del consejero

Durante su etapa en la Diputación de Málaga aprobó presupuestos no solo con Ciudadanos, con el que mantenía un acuerdo estable de Gobierno en los ocho años en los que fue presidente, sino que logró consensos con PSOE e IU. El proyecto de remodelación del Caminito del Rey, convertido en una de las grandes atracciones naturales de España, fue una iniciativa suya. Reunió a alcaldes de diferentes partidos y a instituciones de distinto color político. En un momento, con todo empantanado, dijo: "De aquí no nos movemos hasta que no haya una solución".

La 'tablet' que echa humo

Bendodo 'vende' gestión. La Diputación no debe dinero a los bancos. El PP es un partido ganador en la provincia de Málaga y ha delegado en el exsenador Manuel Marmolejo y en su secretaria general y delegada de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro, el control del PP malagueño, pero no descuida, ahora con su residencia en Sevilla, la actividad con los afiliados. De viernes a lunes al mediodía, como mínimo, está en Málaga. Los lunes organiza una reunión del comité de dirección y hasta que no termina no se va a la capital andaluza.

Muy activo en redes sociales, está al tanto de todo lo que se publica. "La 'tablet' le echa humo", dice un colaborador del consejero. El jueves, en la sesión de control a Gobierno de la Junta, mostraba con énfasis una noticia al presidente de la Junta y al vicepresidente del Ejecutivo andaluz, señalando a la pantalla. "Tiene un innato olfato político y es de los que ya por la mañana sabe hacia dónde va a ir un asunto". Hablan fuentes del Gobierno andaluz consultadas por este diario: "Cuenta con la inteligencia emocional, la capacidad para empatizar; y la inteligencia práctica y generosa, esto es, el saber muchas veces lo que quiere la otra persona".

El consejero de Presidencia, Elias Bendodo, junto al vicepresidente andaluz, Juan Marín, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)
El consejero de Presidencia, Elias Bendodo, junto al vicepresidente andaluz, Juan Marín, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)

Unos dicen que Bendodo es un realista, otros incluso abundan más: "Es muy optimista" y que en las victorias no está dando botes de alegría, pero que en las derrotas (fue un destacado miembro del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría) no va llorando por las esquinas. No es de picos de sierra. "Nunca se da por vencido. Se crece ante las dificultades y no entiende el no por respuesta. Yo creo que otra cualidad de él es la de intentar llevarse bien con todos, más allá de diferencias ideológicas".

"Yo si fuera millonario y estuviera al frente de una multinacional fichaba a Elías como director comercial. Te convence y ofrece soluciones", subraya un colaborador del portavoz del Gobierno andaluz. Los que le conocen muy bien creen que no hay "nada peor" que un político que se "mueve antes de que llegue el momento y no sabe manejar los tiempos. Yo le veo como una esponja. Él siempre está aprendiendo. Se ha formado en escuelas de negocios y cursos de liderazgo".

Asesores lejos del PP

Alejado de los dogmas, entre sus fichajes figuran asesores que mantuvieron una línea crítica con su gestión, pero con los que mantenía buena sintonía personal. Fue el encargado de fichar a Aleix Sanmartín, que estuvo vinculado al PSOE de Córdoba, como 'cerebro' de la campaña de las andaluzas. En su equipo también figuraban Jacobo Florido, como sociólogo de cabecera, y José Ramón Carmona, teniente de alcalde de Antequera, y marido de Marifrán Cerezo, consejera de Fomento.

Mantiene un idilio personal con Juan Marín. Dicen que funcionan como un tándem. Hace varios años, en Sevilla, Bendodo se encontró en una cafetería a Marín y se presentó. Ahora presumen de ser buenos amigos. "Cumple con lo que pacta y le gusta llegar a acuerdos con sus rivales. También hace cumplir a los demás".

"La clave", aporta un colaborador de Bendodo, "es que se trabaja mucho las relaciones personales. Es listo y mantiene siempre un equilibrio político y cuando para alguno deja de ser 'el Bendodo' y se convierte en Elías es que ya se lo ha ganado…".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios