PSOE y PP se lanzan ofertas de pactos en Andalucía para ocupar el centro político
  1. España
  2. Andalucía
Estrategia electoral

PSOE y PP se lanzan ofertas de pactos en Andalucía para ocupar el centro político

Ambas formaciones se han propuesto acuerdos en materias sensibles para desplazarse de la centralidad bajo la influencia de las necesidades de sus direcciones nacionales

placeholder Foto: Juanma Moreno y Juan Espadas, en una reunión reciente. (EFE)
Juanma Moreno y Juan Espadas, en una reunión reciente. (EFE)

No han transcurrido ni tres días desde que el líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, ofreciese al presidente de la Junta, Juanma Moreno, un pacto para los próximos Presupuestos regionales que desplace a Vox de la ecuación. Y los populares han respondido proponiendo un acuerdo en una materia sensible para los socialistas: la educación. Una iniciativa con la que el PP parece querer fijarse en la centralidad, de la que intenta desplazarlo su principal adversario político, adquiriendo un perfil más dialogante y moderado que el que estilaba en la etapa de Susana Díaz.

La duda que surge es qué porcentaje de realidad y cuánto de estrategia electoral hay detrás de estas ofertas de ida y vuelta que se han lanzado ambos partidos en las últimas horas. Sobre todo si se tiene en cuenta la influencia de sus direcciones nacionales y el marcaje que a derecha e izquierda realizan Vox, Podemos Andalucía o Adelante Andalucía, futuribles socios cuyo respaldo quieren asegurarse.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

El portavoz de los socialistas en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha aumentado la presión sobre el presidente autonómico cuando este martes, en su comparecencia previa al Consejo de Gobierno de la Junta, ha lamentado que este “no haya contestado” a la carta que el secretario general del PSOE-A le remitió para “ofrecerse a sacar adelante las cuentas de la comunidad”. “Episodio inédito”, como lo ha calificado, ante el que el PP “debe responder con claridad”.

“Cada día que pasa sin contestar, Moreno Bonilla está jugando la carta de la inestabilidad, para responder a las presiones de [Pablo] Casado, jugar con el futuro de Andalucía y convertirla en un campo de batalla”, ha recalcado Jiménez, que asegura que los “agentes económicos y sociales piden que se produzca esa negociación para aprovechar los fondos del Gobierno de España y Europa”.

Los populares han 'contraprogramado' la oferta de Espadas con un pacto educativo

Prácticamente a la misma hora, aunque en la capital malagueña, era el portavoz parlamentario del PP andaluz, Miguel Ángel Ruiz, quien trataba de desactivar la estrategia de pactos con que los socialistas quieren arrebatar la bandera de la centralidad que ondean los populares junto a Ciudadanos. Para ello, ha invitado a los socialistas a llegar a grandes acuerdos educativos después de que rechazara sumarse al Pacto Social por la Educación y que en algunas provincias, como la malagueña, llevaran a cabo este lunes actos para denunciar carencias en los centros escolares.

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal. (EFE)

La educación “no es cosa del que gobierna”, sino que debería ser “algo en lo que nos pongamos de acuerdo todos los partidos y toda la comunidad educativa”, ha manifestado Ruiz, que ha explicado que “nuevamente tendemos la mano, como hacemos siempre, para que el PSOE-A se siente a esta mesa del Parlamento donde han estado sindicatos, expertos en educación y fuerzas políticas”.

“La gente nos pide este Pacto Social por la Educación en Andalucía y el Gobierno de Juanma Moreno tiende la mano también en este tema al PSOE”, al que ha recordado que “se levantó de la mesa el primer día y no quiso escuchar a la comunidad educativa”.

Las ofertas de ambos partidos parecen responder más a una estrategia que a un deseo

Pero a pesar del tono pausado, cadencioso, alejado de la crispación, que emplean los líderes regionales de ambos partidos durante este periodo preelectoral, todo hace pensar que los reproches, las hipérboles y las críticas gruesas se impondrán en el argumentario que acabarán recitando socialistas y populares cuando, probablemente, ninguno de estos pactos se lleve a cabo. ¿Y por qué? Principalmente, porque resulta complicado liberar todas estas propuestas de esa percepción de impostura, de necesidad política, que desprenden; ya que todo a punta a que el PP no negociará los Presupuestos con el PSOE, ni este puede ceder en una cuestión clave de su ideario como es la educación.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

A esta circunstancia hay que añadir que Ferraz y Génova son conscientes de la importancia de las próximas elecciones andaluzas —aún sin fecha— y las trifulcas de guante de seda de Moreno y Espadas desentonan con los ‘navajazos’ dialécticos que se han impuesto en el Congreso y en cada rueda de prensa que ofrecen sus cargos.

El peso que ha adquirido la política en esta comunidad dentro de la estrategia nacional del PP y del PSOE quedó patente la semana pasada, con la visita, con un día de diferencia, de Pablo Casado y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Málaga y Jaén, respectivamente.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado. (EFE)

Los dos dirigentes son rehenes de sus necesidades de alianzas para alcanzar el poder, en un caso, y retenerlo, en otro, por eso las contraprestaciones que puedan conceder a través del próximo Ejecutivo andaluz pueden ser claves. Porque es lógico pensar que el líder de Vox, Santiago Abascal, será más receptivo a pactar con el presidente de los populares si su partido entra en el próximo Gobierno andaluz; como lo será Unidas Podemos de seguir apoyando a Sánchez si Podemos Andalucía se hace con alguna consejería.

Una influencia que acaba por distorsionar el mensaje de centralidad que tratan de transmitir Moreno y Espadas para seducir a ese votante que no está marcado por unas siglas y que persigue posicionamientos estables y alejados de la radicalidad.

Partido Popular (PP) PSOE Noticias de Andalucía Política
El redactor recomienda