SE LLAMARÁ A TODAS

Crisis por listeriosis: Salud vende como "una mejora" la nueva atención a embarazadas

Sanidad admite "una cadena de errores" y propone revisar protocolos en marcha. El Gobierno andaluz rastrea el origen y señala que hubo casos de la misma bacteria en marzo

Foto: El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (2d), acompañado del portavoz de la Junta para el brote de listeriosis, José Miguel Cisneros (2i). (EFE)
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (2d), acompañado del portavoz de la Junta para el brote de listeriosis, José Miguel Cisneros (2i). (EFE)

El Gobierno andaluz rastrea el origen de la bacteria de listeria que infectó los lotes de carne procedentes de Magrudis que han ocasionado una alerta sanitaria este mes de agosto. Desde la Consejería de Salud, buscan dónde surgió esta cepa que ya dejó afectados por listeriosis el pasado mes de marzo. Se desconoce si entonces ya estaba en la carne La Mechá o si estos pacientes, afectados por la misma bacteria cinco meses antes de estallar el brote, se infectaron de otra manera. El último balance confirma tres pacientes fallecidos, seis mujeres que han sufrido abortos y 206 afectados. Hay 40 pacientes ingresados, de ellos, 14 embarazadas.

Es la información que ofreció el consejero de Salud, Jesús Aguirre, en su comparecencia en el Parlamento autonómico. Aguirre confirmó, como ya anunció el portavoz del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que se ha cambiado el protocolo de atención para las embarazadas. Fue una decisión, apuntó, que se adoptó el pasado día 2 de septiembre "en el gabinete técnico de la consejería". La alerta se decretó el 15 de agosto, 18 días antes. Una medida de “mejora”, explicó el titular de Salud, que extenderá el tratamiento de antibiótico a todas las mujeres embarazadas que hayan podido consumir los productos afectados aunque no hayan presentado síntomas de listeria.

Decisión "técnica"

El objetivo de tratar a embarazadas que no presenten síntomas es “reducir los riesgos”, explicó el consejero en su comparecencia. Son los centros de salud y los hospitales públicos y privados los que ya están contactando por teléfono con todas las mujeres embarazadas. Los médicos evaluarán el riesgo en cada caso y se ha creado “un algoritmo específico” que se aplicará para saber en qué casos hay que administrar los antibióticos aunque no haya síntomas. El nuevo protocolo, subrayó Aguirre, está “avalado por ocho sociedades científicas”.

La asociación de consumidores Facua informó de que una de las embarazadas que perdió a su bebé por listeriosis ha recibido la llamada de Salud Responde de la Junta de Andalucía para que siga un tratamiento.

Salud dio las "gracias al comportamiento ejemplar de miles de profesionales, particularmente médicos de familia, ginecólogos y matronas de todo el sistema sanitario andaluz”. “Son estos profesionales los que están llamando a todas las embarazadas para aplicar este protocolo y en su caso recomendarles tratamiento con amoxicilina. El objetivo de esta intervención es reducir al máximo el riesgo para el embarazo. La intervención estará completada en los próximos días”, señaló la consejería. En todo momento, desvinculó esta decisión de la gestión política de la crisis, aunque la oposición le reprochó con dureza a Aguirre "decisiones mal tomadas".

El consejero no descartó que los protocolos que se están aplicando en las últimas semanas se revisen, siempre que sea para mejorarlos. Pese a las preguntas de la oposición en este sentido, no aclaró por qué no se decidió desde el principio tratar a todas las embarazadas que hubieran podido consumir la carne en mal estado.

El origen de la cepa

El responsable de Salud anunció que todas las muestras de listeriosis de 2018 y 2019 se remitirán al Centro Nacional de Microbiología para que se pueda buscar la trazabilidad de la bacteria. Hay dos muestras de enfermos de marzo que coinciden exactamente con la bacteria aislada en 34 pacientes analizados por el consumo de la carne mechada contaminada. Salud, no obstante, insiste en que no puede confirmar que esos dos casos precedentes se originaran por el consumo de carne. “Es la misma bacteria, pero no hay pruebas de que ya entonces estuviera en la carne mechada”, sostienen.

La oposición criticó la gestión de la crisis sanitaria por parte de la Junta. Adelante Andalucía ha pedido una comisión de investigación en el Parlamento, el PSOE reclamó de nuevo la dimisión del consejero y Vox consideró que ha habido “errores graves”, pero también pidió mantener esta crisis al margen del rifirrafe político. Cs y PP cerraron filas con el Gobierno y apuntaron al Ayuntamiento de Sevilla.

"Cadena de errores"

La ministra de Sanidad en funciones, Luisa Carcedo, también anunció en una comparecencia en el Congreso que propondrá una revisión del protocolo de la listeria tras el brote en Andalucía. Admitió, además, la necesidad de mejorar la red de alertas sanitarias.

Carcedo sostuvo en su comparecencia que ha existido “una cadena de errores y responsabilidad acumulados” y señaló públicamente que desde el primer momento sugirió a la Junta de Andalucía que ampliara la alerta a todos los productos de la marca Magrudis. Ignoró las críticas por la descoordinación entre las administraciones afectadas, ayuntamiento, Junta y ministerio, y admitió que la falta de colaboración de la empresa Magrudis, investigada ya por la Justicia, dificultó y retrasó todos los procedimientos para retirar los alimentos del mercado.

El consejero andaluz de Salud informó en su comparecencia de que, desde que se decretó la alerta sanitaria a mediados de agosto, se han retirado del mercado 6.801,64 kilos de carne, 1.842 tarrinas untables, 42,56 kilos de chorizo y 0,35 kilos de morcilla. Se han inspeccionado 969 establecimientos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios