Iceta y Díaz sellan un pacto que refuerza el liderazgo de la baronesa andaluza
  1. España
  2. Andalucía
crisis en la casa socialista

Iceta y Díaz sellan un pacto que refuerza el liderazgo de la baronesa andaluza

El socialista catalán, que se va contento de Sevilla, garantiza a la líder del PSOE-A que será "neutral" y la dirigente andaluza defiende una "reforma constitucional urgente"

placeholder Foto: Susana Díaz y Miquel Iceta, este 24 de noviembre en la sede del PSOE-A, en la sevillana calle de San Vicente. (EFE)
Susana Díaz y Miquel Iceta, este 24 de noviembre en la sede del PSOE-A, en la sevillana calle de San Vicente. (EFE)

Casi tres horas de reunión. Un sofá para las fotos y una mesa para el diálogo. Él, refresco ‘zero’ y ella, ‘light’. Parecido pero no igual. A las 11 de la noche, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, salía de la sede del PSOE andaluz sonriente. “Me voy contento de Sevilla”, dijo, sin ocultar la gravedad de la situación interna del partido. “Venimos de un problema muy serio que ha causado heridas muy profundas”, admitió Iceta. “Ha sido una reunión franca, sincera, muy cordial y muy positiva”, valoró Susana Díaz. “El mayor tiempo lo hemos dedicado a hablar del encaje de Cataluña en España, de lo que nos une”, agregó. La paz estaba sellada aunque "queda mucho trabajo por delante".

Susana Díaz y Miquel Iceta se reúnen en Sevilla

La dirigente andaluza reprochó a su homólogo catalán a la cara que el PSC participara en el comité federal que respaldó la abstención al PP y luego no respetara el resultado. La presidenta de la Junta se mostró convencida de que “hace falta una reforma constitucional urgente” dentro del modelo que los socialistas se dieron en la 'Declaración de Granada', y se mostró segura de que el acuerdo del PSE y el PNV en Euskadi ha abierto “una puerta razonable”. En los mismos términos, Iceta se mostró seguro de que ese pacto en el País Vasco “dará estabilidad y permitirá profundizar en el autogobierno dentro de la legalidad”. Sin entrar en detalles, delegando en la comisión creada en Madrid con dos meses de plazo para revisar relaciones entre PSOE y PSC, Iceta y Díaz salvaron el divorcio. O eso parece.

Susana Díaz defiende que el acuerdo de PNV y PSE abre una "puerta razonable" y Miquel Iceta destaca de la baronesa su "gran voluntad de unir" al partido

“Del liderazgo del PSOE no hemos hablado”, aseguró el primer secretario del PSC. Iceta insistió en que mantendrá su neutralidad ante el próximo congreso federal y proclamó: “Susana Díaz tiene una gran voluntad de unir”. La reunión se quería mantener en el más absoluto secretismo, y hasta el mediodía del jueves, los socialistas andaluces no confirmaron que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, llegaría a Sevilla por la tarde para reunirse con Susana Díaz. El avión del socialista catalán llegó con retraso. La expectación en la sede de los socialistas andaluces era máxima. Díaz rehusó hacer declaraciones a su llegada. Iceta entró decidido en la sede del PSOE-A con un deseo: “Espero que vaya todo muy bien”.

Foto: Miquel Iceta, Susana Díaz y Carme Chacón, el 19 de julio de 2014 en L'Hospitalet, en el congreso extraordinario del PSC. (EFE)

Sintonía impensable hace semanas

El porqué Iceta pidió visitar a la baronesa andaluza admite muchas cábalas. Un día antes, se habían encontrado en Madrid en la presentación del libro escrito por el hijo del extremeño Guillermo Fernández Vara. Allí acudieron Susana Díaz y Alfredo Pérez Rubalcaba. Ese encuentro imprevisto con la baronesa andaluza permitió ver un anticipo de la reunión de este jueves en la capital andaluza. Entre bezos, abrazos y cómplices carantoñas, el primer secretario catalán y la líder andaluza exhibieron una sintonía impensable hasta hace pocas semanas. El entorno de la andaluza defendía reescribir relaciones con un divorcio de mutuo acuerdo y la desconexión blanda del PSC como la mejor solución. La reunión en Sevilla estaba cerrada días antes.

Díaz e Iceta abren la senda para normalizar las relaciones entre PSOE y PSC

El deshielo de las relaciones entre el PSC y la gestora socialista ha sido progresivo. Después de que Iceta se reuniera con el presidente Javier Fernández y acordaran darse un plazo de dos meses para replantearse las relaciones, todo han sido gestos de cariño y acercamiento. Sobre el primer secretario del PSC está la amenaza velada de que los casi 18.000 militantes catalanes salgan del partido y no puedan participar en el próximo congreso federal. Ese divorcio pactado y esa revisión de las relaciones ha estado sobre la mesa desde que el PSC ignoró la resolución del comité federal de abstenerse frente a Mariano Rajoy, y sus diputados se mantuvieran en el no.

El encaje de Cataluña en España

Tras esa resolución del PSC, la dirección de Ferraz advirtió de una “ruptura unilateral” de las relaciones. Desde entonces, quienes están al mando de la sede del PSOE han abogado por escribir un nuevo ‘contrato’ en este matrimonio político. Susana Díaz ha exigido “reciprocidad” y “lealtad de ida y vuelta”. “No es de recibo que el PSOE se entere por la prensa” de que aspiran a denominarse nación. Ponen el foco en que no es de recibo que mientras que los socialistas no participan en la toma de decisiones del partido en Cataluña, estos sí tengan voz y voto en sus órganos de dirección.

Después de decretarse esa tregua de dos meses, Iceta no ha parado de dar muestras de que quiere el acercamiento y evitar la ruptura. Ha dejado claro que el PSC se mantendría en una posición de “neutralidad” en el próximo congreso. Hasta ahora, los socialistas catalanes, una organización hermana que cuenta con casi 18.000 militantes, habían sido los grandes valedores del anterior secretario general, Pedro Sánchez. Se daba por hecho que el PSC sería el principal soporte del exlíder socialista si finalmente presenta su candidatura para volver a ponerse al frente del PSOE. Sin embargo, Iceta no para de distanciarse de Sánchez, asegura que no hay prisas para el próximo congreso federal e insiste en que no apoyará a ningún aspirante.

Foto: Guillermo Fernández Vara, el pasado 18 de noviembre en Sevilla. (EFE)

Todo apunta a que si Susana Díaz amarra el apoyo de Iceta, su llegada a la secretaría general puede ser el camino de rosas que sus valedores defienden. En los últimos días, mientras que ella lanzaba su campaña encubierta como candidata, cada vez más voces de exdirigentes socialistas, que vuelven a tener un gran protagonismo en el partido, insistían en que lo mejor para un PSOE tan zarandeado y roto como este es que haya unas primarias sin mucha tensión y con la andaluza como candidata sin rivales. Mientras que la dirigente del PSOE andaluz sigue amarrando apoyos, incluso entre quienes eran sus críticos más feroces, Pedro Sánchez tiene previsto volver a lanzarse al ruedo este sábado en Xirivella (Valencia) sin apoyos orgánicos potentes.

Miquel Iceta Gestora PSOE Andalucía Junta de Andalucía Sevilla Pedro Sánchez Javier Fernández Mariano Rajoy Partido Popular (PP) PNV Primarias PSOE Barones del PSOE Congresos PSOE Crisis PSOE PSC Susana Díaz PSOE Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda