Díaz e Iceta se reúnen en Sevilla para comenzar el deshielo tras meses de tensión
  1. España
CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Díaz e Iceta se reúnen en Sevilla para comenzar el deshielo tras meses de tensión

Los dos dirigentes quieren acercar posturas tras haberse distanciado por el apoyo del PSC a Sánchez. El encuentro llega en un momento delicado para la relación de los dos partidos hermanos

placeholder Foto: Miquel Iceta, Susana Díaz y Carme Chacón, el 19 de julio de 2014 en L'Hospitalet, en el congreso extraordinario del PSC. (EFE)
Miquel Iceta, Susana Díaz y Carme Chacón, el 19 de julio de 2014 en L'Hospitalet, en el congreso extraordinario del PSC. (EFE)

Secuencia completa. A los besos, abrazos, carantoñas y confidencias de Susana Díaz y Miquel Iceta de este miércoles seguirá su primera reunión frente a frente, mañana mismo y en Sevilla. La presidenta de la Junta y el primer secretario del PSC se verán las caras por la tarde en la capital andaluza, en un lugar aún por confirmar, pero en todo caso no en el palacio de San Telmo, la sede del Gobierno andaluz.

Es el comienzo del deshielo entre la poderosa federación de Díaz y el partido hermano, el segundo territorio en número de militantes de todos los socialistas. Una distensión que llega después de meses de hostilidades, tanto por la posición del PSC respecto a cuestiones territoriales como, sobre todo, por su escoramiento del lado de Pedro Sánchez, a quien prestó un apoyo total hasta su caída y del que ahora está dando marcha atrás. Y llega, también, cuando están en revisión las relaciones de PSOE y PSC, y cuando pende la amenaza de que Ferraz pueda sacar de los órganos federales a los socialistas catalanes, lo que podría traer, como primera consecuencia, que sus casi 18.000 militantes no pudieran votar en la elección del nuevo secretario general. Una bolsa de afiliados muy importante que, si 'desapareciera' para el congreso del PSOE, podría beneficiar de forma decisiva a Díaz, puesto que Sánchez ha gozado de fuerza entre las bases del PSC.

La iniciativa de la reunión parte de Iceta, cuya obsesión es "coser, coser". Díaz quiere "seguir junto al PSC, pero con lealtad y una relación simétrica"

La iniciativa de la reunión parte de Iceta, según confirmaron fuentes muy próximas a ambos dirigentes. La obsesión del primer secretario es "coser, coser", salvar la relación con el PSOE y pasar página, sin "minimizar" la "incomodidad" que produjo en la organización hermana el hecho de que los siete diputados catalanes, por orden del consell nacional, se saltaran la disciplina de voto y no se abstuvieran en la investidura de Mariano Rajoy. Y la de la presidenta de la Junta es "seguir caminando junto al PSC, pero desde la lealtad y con una relación simétrica". ¿Cómo? Desde el PSOE-A no adelantan la fórmula, y la derivan a la comisión mixta, integrada por tres representantes nombrados por Ferraz y otros tres por la ejecutiva de Iceta, encargada de revisar el protocolo de unidad que gobierna los lazos de los dos partidos desde 1978. En el entorno de Díaz adelantan que la de este jueves será una reunión seguramente "cordial", para hablar y "acercar posiciones", para comenzar el camino de la "recuperación" de los socialistas y reconstruir las siglas con un "proyecto ganador".

Foto: Guillermo Fernández Vara, el pasado 18 de noviembre en Sevilla. (EFE)

"Cariño", pero no "chicha política"

Ambos, Díaz e Iceta, protagonizaron hoy un clarísimo gesto de distensión. No estaba anunciada la presencia de ninguno de los dos en la presentación del libro escrito por el hijo de Guillermo Fernández Vara. Pero ella se subió al tren para acompañar al presidente extremeño y él decidió acercarse al acto tras un desayuno informativo en la capital. Al acabar el 'speech' del autor y del prologuista de la obra, Alfredo Pérez Rubalcaba, la presidenta de la Junta, rodeada de periodistas y cámaras, se acercó al primer secretario. Besos, abrazos, sonrisas y confidencias al oído. Buen rollo al pormayor. Iceta decía después que había habido "cariño", pero "nada de chicha política".

La cita en Sevilla no se cerró sin embargo este miércoles. Ni siquiera con una llamada después de los dos. Se selló "hace días", como confirman ambas partes a este periódico, así que Díaz e Iceta quisieron visualizar un aperitivo de su encuentro en la capital andaluza.

Ambos se dejaron fotografiar este miércoles mientras se besaban y se hablaban al oído en el acto de presentación del libro del hijo de Fernández Vara

En paralelo, Ferraz, el PSOE-A y el PSC han ido rebajando la tensión. El primer secretario se ha ido deslindado progresivamente de Sánchez, reiterando que su apoyo obedecía al respaldo que su partido siempre ha prestado al secretario general, al que fuera. Ha enfriado las prisas por el congreso y ha garantizado "lealtad" a Díaz si ella gana las primarias. Porque el PSC, dato muy importante, va a mantenerse en la neutralidad cuando arranque la competición interna. Volverá así a su tradicional postura, quebrada en 2012 cuando todo el partido se volcó para aupar como líder socialista a la exministra Carme Chacón.

Foto: Susana Díaz, en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz el pasado 17 de marzo. (EFE)

El presidente de la gestora, mientras, abrió el canal de diálogo y se dispuso, de la mano de Iceta, a enfriar el ambiente. Y la presidenta andaluza ha desechado la opción de una ruptura, aunque sí quiere que las "situaciones anómalas o asimetrías" que se han producido no se repitan y se "corrijan".

Miquel Iceta PSOE Susana Díaz PSC Crisis PSOE Congresos PSOE Barones del PSOE Primarias PSOE Gestora PSOE Sevilla Andalucía
El redactor recomienda