Es noticia
Menú
Borja Escalona, condenado por amenazas vía WhatsApp: "Te parto la cara, dos bofetones"
  1. España
"Primero voy a sacarte 100 talegos"

Borja Escalona, condenado por amenazas vía WhatsApp: "Te parto la cara, dos bofetones"

La denuncia de su víctima ante la Guardia Civil dice que el polémico 'youtuber' le llamó de madrugada y le dijo que iba a ir a su casa a matarle: “Antes o después te voy a coger”

Foto: El 'youtuber' Borja Escalona fue condenado por amenazas vía WhatsApp. (YouTube)
El 'youtuber' Borja Escalona fue condenado por amenazas vía WhatsApp. (YouTube)

Borja Escalona, el ‘youtuber’ que ha saltado a la fama por un polémico vídeo en el que se negaba a pagar una empanadilla en un local de Vigo, fue condenado hace dos meses por amenazar a un joven 'influencer' a través de WhatsApp y redes sociales. Así consta en los hechos probados de una sentencia a la que ha tenido acceso este periódico y en la que se recogen las palabras que le dedicó a la víctima. Escalona decía que le iba a “pegar dos bofetones” y a “romper la cara”, pero que primero iba a esperar a quitarle dinero, en concreto, “a sacarle 100 talegos”.

La condena la dictó el 10 de junio el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 del municipio madrileño de Arganda del Rey. La magistrada Elena García Díaz le impone una multa de ocho euros diarios durante dos meses (480 euros) como autor responsable de un delito leve de amenazas dirigidas en marzo a un usuario de Instagram y TikTok que cuenta con decenas de miles de seguidores. Su nombre es Dany Alpe y ha concedido una entrevista al programa ‘Ya es Mediodía’, de Mediaset, que ha avanzado esta resolución judicial.

La víctima narra que en su día aceptó la petición de ayuda que le hizo Escalona para aumentar seguidores en las redes sociales. Dany Alpe tan solo tenía que recomendarle ante sus muchos seguidores y al principio lo hizo. Publicó varios mensajes en los que invitaba a la gente a seguir las cuentas de Escalona. No obstante, con el tiempo se dio cuenta del tipo de contenido que publicaba esta persona y dejó de hacerle promoción. Según el relato de este joven, eso enfadó mucho a Escalona y empezaron las amenazas.

Foto: Borja Escalona, el polémico 'youtuber'. (YouTube)

Antes del incidente que le ha hecho famoso, Escalona tenía 35.000 seguidores en YouTube. No es una cifra exagerada atendiendo a las cifras que manejan muchos creadores de contenido. No obstante, fuentes conocedoras de su actividad en las redes explican que donde se monetiza principalmente la actividad es en TikTok mediante batallas y 'live'. Son retransmisiones en directo en las que la gente aporta donativos en caso de que les guste lo que ven. Pueden ser desde céntimos a varios cientos de euros. Escalona también emitía en esa red, actualmente la más popular entre los jóvenes junto con Instagram.

En sus vídeos, Escalona se muestra desafiante con la gente o directamente agresivo, también con trabajadores de tiendas, establecimientos hosteleros o con un miembro de la seguridad del metro. Su tónica habitual es no pagar por ningún servicio a cambio del compromiso de promocionar los negocios en sus vídeos. Lo hace sin un acuerdo previo entre las partes, por lo que es habitual que su actuación provoque conflicto. Él, lejos de arredrarse, se muestra sonriente y desafiante. YouTube ya ha dado de baja su cuenta tras las quejas y denuncias de los usuarios.

Llamó de madrugada a su víctima

Este periódico ha tenido acceso a la denuncia que presentó la víctima de Escalona ente la Guardia Civil. Acudió el 14 de marzo a las dependencias policiales pasadas las tres de la madrugada para dejar constancia de las amenazas que había recibido una hora antes. Según consta en el documento, Escalona, al que conoce desde hace años, le llamó desde un número oculto y le anunció que iba a ir a su casa a matarle. “Si no es esta noche, antes o después te voy a coger”, añadió. También le dejó mensajes y un audio en el WhatsApp, lo que terminó de convencer a la jueza de Arganda del Rey.

“Valorando toda la prueba practicada en su conjunto —sostiene la sentencia—, y habiendo sido escuchados en el acto del juicio los mensajes enviados por el denunciado al denunciante a través del teléfono móvil y de las redes sociales, en que se contienen las amenazas denunciadas, puede concluirse que resulta probado que Borja Ige Escalona [su nombre real] cometió los hechos que se han declarado como probados”.

Foto: Fue en la Puerta del Sol donde el 'youtuber' comenzó a amenazar con la maquinilla. Foto: Efe

El Confidencial se ha puesto en contacto con Dany Alpe. No recibe llamadas porque dice que en las últimas horas no para de recibir amenazas, también mensajes a sus redes sociales y a través de WhatsApp. Cuenta que Escalona publicó su número de teléfono e imágenes del exterior de su casa en uno de sus vídeos cuando ya estaba enfadado con él. Se conocen desde hace nueve años. Dany Alpe es de fuera de Madrid, donde vive solo en una casa que se compró tras trabajar durante años en una conocida empresa energética española. Narra que Escalona era un habitual de la noche y que, tal y como admitió en uno de sus vídeos, terminó en un centro de desintoxicación. A su salida quiso ayudarle, pero después de ver su actitud se arrepintió.

Dany Alpe recuerda que Escalona no se presentó al juicio por la denuncia que le puso, pero que cuando en la sala se leyeron los hechos y las pruebas, los gestos de la jueza y la fiscal daban a entender que conocían al personaje. Diversos medios de comunicación han publicado esta semana que el propio Escalona reconocía en sus vídeos incluso haber pasado por prisión tras ser detenido por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes o saltarse el confinamiento para acudir a comprar drogas. Este periódico también se ha puesto en contacto con Borja Escalona para recabar su versión, pero al momento de publicar esta información no ha obtenido respuesta.

Borja Escalona, el ‘youtuber’ que ha saltado a la fama por un polémico vídeo en el que se negaba a pagar una empanadilla en un local de Vigo, fue condenado hace dos meses por amenazar a un joven 'influencer' a través de WhatsApp y redes sociales. Así consta en los hechos probados de una sentencia a la que ha tenido acceso este periódico y en la que se recogen las palabras que le dedicó a la víctima. Escalona decía que le iba a “pegar dos bofetones” y a “romper la cara”, pero que primero iba a esperar a quitarle dinero, en concreto, “a sacarle 100 talegos”.

Internet
El redactor recomienda