Es noticia
Menú
Iberdrola ficha a un coronel de la Guardia Civil como nuevo jefe de Seguridad
  1. Empresas
ESPECIALISTA EN INTELIGENCIA

Iberdrola ficha a un coronel de la Guardia Civil como nuevo jefe de Seguridad

Dos años y medio después de la destitución de Asenjo por el escándalo de los pagos al comisario jubilado Villarejo, la eléctrica se hace con un alto cargo de la Benemérita

Foto: Ignacio Sánchez Galán. (EFE)
Ignacio Sánchez Galán. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Dos años y medio después de destituir a Antonio Asenjo como jefe global de Seguridad tras el escándalo de los pagos al comisario jubilado José Manuel Villarejo, Iberdrola ya ha elegido a un sustituto para ese puesto. Según fuentes del sector, la compañía eléctrica ha alcanzado un acuerdo con el coronel de la Guardia Civil José Miguel Gordillo, que hasta ahora estaba destinado en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) del Ministerio del Interior y previamente pasó por la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado.

Gordillo ya ha iniciado los trámites para dejar el cuerpo e incorporarse al grupo energético presidido por Ignacio Sánchez Galán. El coronel, especialista en el uso de medios tecnológicos para investigar delitos, ha sido propuesto después de un proceso de selección en el que también se consideraron los nombres de Juan Román Cánovas, un exagente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ahora destinado en Iberdrola México, y Patxi Blázquez, el que fuera la mano derecha de Asenjo y que en estos últimos dos años y medio ha asumido el puesto de jefe de Seguridad en funciones, aunque sin el reconocimiento del cargo.

El coronel tendrá el máximo poder dentro de la división de Seguridad, que Iberdrola segregó por países después de la imputación y el inmediato despido de Asenjo una vez se conocieron los audios que lo vinculaban con Villarejo. El exdirectivo, hombre de confianza de Galán durante dos décadas y que se fue "voluntariamente" de la compañía con una indemnización de 1,6 millones por "perdida de confianza", asumió en la Audiencia Nacional toda la responsabilidad de los encargos al comisario, su contratación mientras estaba en activo en la Policía y la confección de las presuntas facturas falsas empleadas para pagar sus servicios.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE/Chema Moya)

Aunque Blázquez se quedó como jefe de Seguridad de Iberdrola España, en la práctica asumió de forma interina la coordinación con todos los países en que está presente Iberdrola, especialmente después de que también se prejubilara Enrique Victorero, antiguo responsable del área internacional de Seguridad y también imputado en el caso Villarejo desde el pasado mes de enero.

La compañía ha optado ahora por traer a una persona de fuera especializada en la gestión de inteligencia, investigación criminal y apoyo operativo, después del último ciberataque sufrido hace unos meses y que puso en riesgo la identidad de más de 1,3 millones de clientes. Un área en manos de Rosa Kariger donde fallaron los controles, si bien la compañía consiguió preservar las infraestructuras críticas, según anunció.

La próxima llegada de Gordillo será la segunda de un alto cargo de las fuerzas de seguridad del Estado a Iberdrola, después de que en el verano de 2020 se incorporase el ex director general del CNI Félix Sanz Roldán como miembro de su comité asesor internacional. Sanz Roldán fue jefe del Estado Mayor de la Defensa entre 2004 y 2008, hasta que en 2009 fue designado por José Luis Rodríguez Zapatero para convertirse en máximo responsable de los servicios secretos españoles. Allí se mantuvo durante las legislaturas de Mariano Rajoy hasta que fue relevado en 2019. En Iberdrola, percibe una remuneración anual de 240.000 euros.

Foto: Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

La relación de Galán con los cuerpos de seguridad es muy cercana. El presidente de Iberdrola recibió en 2018 la Cruz de Plata del Mérito de la Guardia Civil, otorgada en un acto presidido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Un año antes, el director general de la Benemérita le concedió el Premio Duque de Ahumada a la excelencia en seguridad corporativa al reconocer que "la Dirección de Seguridad de Iberdrola España es un referente entre los departamentos de Seguridad, tanto por su compromiso con la seguridad en una dimensión integral como por su capacidad técnica y constante innovación". Anteriormente, la Policía Nacional también le dio un distintivo.

El traspaso de militares, policías y guardias civiles desde los cuerpos de seguridad a las empresas cotizadas se ha multiplicado en los últimos años. En 2021, Acciona fichó a Manuel Sánchez Corbi, un coronel de la Guardia Civil que fue destituido como jefe de la UCO tras la llegada de Grande-Marlaska. En 2018, Banco Santander se hizo con los servicios de Elena Sánchez, ex secretaria general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y antigua jefa de la delegación del espionaje español en Washington. Sánchez fue nombrado responsable de Seguridad e Inteligencia de la entidad financiera.

En 2016, Telefónica incorporó al coronel Miguel Ángel Sánchez San Venancio como responsable de Seguridad después de haber sido el director general de Inteligencia del CNI. Sánchez San Venancio relevó a Florencio San Agapito, un comisario que había estado cerca de 20 años como hombre de confianza de César Alierta y que se movía en la órbita de influencia de Villarejo.

Dos años y medio después de destituir a Antonio Asenjo como jefe global de Seguridad tras el escándalo de los pagos al comisario jubilado José Manuel Villarejo, Iberdrola ya ha elegido a un sustituto para ese puesto. Según fuentes del sector, la compañía eléctrica ha alcanzado un acuerdo con el coronel de la Guardia Civil José Miguel Gordillo, que hasta ahora estaba destinado en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) del Ministerio del Interior y previamente pasó por la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado.

Guardia Civil UCO Ignacio Sánchez Galán Noticias de Iberdrola
El redactor recomienda