Es noticia
Menú
Vox, desaparecido en la crisis galletera de Castilla y León: sin noticias del consejero de Empleo
  1. España
Riesgo de cierre del Grupo Siro

Vox, desaparecido en la crisis galletera de Castilla y León: sin noticias del consejero de Empleo

El consejero Mariano Veganzones no ha realizado todavía ninguna declaración pública ni anunciado ninguna medida para salvar a Grupo Siro, que da trabajo a unas 1.500 personas en varias plantas de la región

Foto: Manifestación contra el cierre de Grupo Siro. (EFE/Almudena Álvarez)
Manifestación contra el cierre de Grupo Siro. (EFE/Almudena Álvarez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Vox vive sus primeros días complicados como gestor al frente de un Gobierno. La crisis laboral de la galletera Grupo Siro puede suponer un mazazo a la economía rural de Castilla y León con la pérdida de 1.500 empleos. Un momento crítico para el Ejecutivo de coalición con el PP en la Junta de Castilla y León, con todos los focos sobre la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, dirigida por Mariano Veganzones, del partido de Santiago Abascal. Una semana después del estallido del conflicto entre empresa y trabajadores, con un serio riesgo de cierre de varias plantas, la ausencia de Veganzones y de su equipo ha sido total.

El consejero no ha realizado ninguna declaración pública sobre este asunto a pesar de la insistencia de medios de comunicación, Gobierno central y la oposición. La única explicación es que Empleo “está involucrado a tiempo completo y al máximo nivel” para buscar soluciones, según las palabras del vicepresidente de la Junta y líder de Vox en la comunidad, Juan García-Gallardo. Veganzones habría estado reunido hasta las 11 de la noche del domingo con los implicados, pero, “por desgracia, no hay ningún avance” para dar una salida a los 200 trabajadores de la planta de Venta de Baños (Palencia), de la que Grupo Siro ya ha anunciado su cierre. Un encuentro celebrado horas después de la masiva manifestación en la plaza Mayor de la localidad palentina al grito de "Siro no se cierra".

Foto: Foto: Google Maps.

El resto de las tres factorías de la galletera afronta un cese de actividad tras la retirada de la oferta de dos fondos de inversión para hacer frente a la deuda de 300 millones de euros que tiene la compañía. El fondo norteamericano Davidson Kempner y el turco Afendis comunicaron a Grupo Siro su renuncia a adquirir el 75% del accionariado después de conocer el rechazo de los trabajadores de las plantas de Venta de Baños y Toro al plan de competitividad que exigían como condición indispensable para la inyección de capital.

Pese a todo, el silencio de la Consejería de Empleo es total. No ha habido ninguna explicación ni la habrá próximamente. Fuentes del grupo parlamentario detallan a El Confidencial que “no habrá ruedas de prensa esta semana por parte del consejero”. Sin enumerar ninguna iniciativa, plan o medida concreta sobre la mesa, sostienen que hay un contacto permanente con los responsables de la empresa, garantizando “todo nuestro apoyo” a los trabajadores del grupo. Tan solo otro cargo de Vox ha hablado públicamente del asunto. Se trata del consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas, que pide tímidamente un “último esfuerzo” para mejorar las condiciones planteadas por Siro a los trabajadores y supedita las ayudas económicas de la Junta a la viabilidad del grupo y la vuelta de los inversores.

La falta de explicaciones de la Consejería de Empleo ha generado cierto malestar en el ala del PP en el Gobierno de Castilla y León

Esta desaparición pública de Vox desde el inicio del conflicto empresarial ha llevado al presidente de la Junta de Castilla y León a tomar la iniciativa. El popular Alfonso Fernández Mañueco ha convocado este miércoles a los comités de empresa de Siro y a los alcaldes de las localidades con fábricas del grupo (Aguilar de Campoo, Venta de Baños y Toro) para liderar la gestión de esta crisis. Un golpe de mando tras comprobar la falta de iniciativas y de liderazgo público del consejero de Empleo de Vox, que ha generado cierto malestar en la parte popular del Gobierno autonómico. Antes de ese encuentro, Mañueco deberá responder en el Parlamento autonómico a una pregunta por este asunto del grupo socialista y verá una manifestación a las puertas del hemiciclo de los trabajadores de la galletera.

Una semana de silencio

Fue el pasado 30 de mayo, hace una semana, cuando saltaron todas las alarmas. Grupo Siro anunció el cierre de la planta de Venta de Baños por resultar “inasumible para la compañía” la continuidad sin la aplicación del plan de competitividad, que suponía una rebaja de salarios y la modificación de otras condiciones laborales. La situación se complicaba tan solo un día después con el rechazo de los trabajadores de las instalaciones de Toro a las medidas de ajuste. La amenaza de liquidación se confirmó el pasado viernes definitivamente, cuando Grupo Siro comunicó el cese de la actividad en todas sus plantas al conocer que los fondos de inversión retiraban su oferta para salvar la compañía.

Pese a la situación y las críticas de la oposición, desde Vox aseguran que no está prevista ninguna rueda de prensa del consejero los próximos días

Una semana en la que en ningún momento se ha roto el silencio por parte del consejero de Empleo, Mariano Veganzones, a pesar de lo delicado del momento y la alarma social que iban generando las noticias. Es la primera ocasión en la que Vox, que ha hecho de la industria y la defensa de los trabajadores sus banderas, tiene que hacer frente a una crisis de gestión. El Gobierno de Pedro Sánchez también ha aprovechado para cargar contra la formación de Abascal. La ministra de Industria, Reyes Maroto, acusó a la Junta de ser “la gran ausente” en el trabajo de búsqueda de soluciones. Y apuntó directamente a Veganzones, al que exige que “dé la cara” y demuestre una “mayor implicación” con el problema. Hasta la fecha, apuntan en el ministerio, no ha habido ninguna comunicación entre las administraciones.

La respuesta de la Junta de Castilla y León no se hizo esperar, aunque no por parte del aludido. Era el consejero de Economía y portavoz del Ejecutivo autonómico, Carlos Fernández Carriedo (PP), quien dio la réplica, cerrando filas en primera instancia. Carriedo acusó a Maroto de “hacer oposición” con el conflicto. Y en la misma línea se volvió a manifestar este lunes, animando a alcanzar un acuerdo de competitividad que permita asegurar el futuro. El consejero de Economía del PP manifestó, además, que la Fundación Anclaje “está en plena disposición” de intervenir. Una fundación creada en Castilla y León para afrontar este tipo de crisis empresariales dentro del marco del diálogo social y que ha sido cuestionada por el propio consejero de Empleo de Vox desde que asumió su responsabilidad.

Foto: Fábrica de Gullón en Aguilar de Campoo. (EFE/A. Alvarez)

La inacción de la Junta tampoco ha pasado desapercibida para la oposición. El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, aseguró que Mañueco “ha puesto el zorro a cuidar de las gallinas”. En una visita a Miranda de Ebro este lunes, criticó a Veganzones por “no dar la cara” y recordó que él, como líder de la oposición, se reunió con los trabajadores hace un mes, día en el que pidió al presidente de la Junta que hiciera lo mismo.

Ciudadanos, que ostentó la Consejería de Empleo en la anterior legislatura con el PP, ha ido más lejos. Ha solicitado en las Cortes de Castilla y León la comparecencia urgente de Veganzones para que detalle las acciones que está llevando a cabo para afrontar el problema. Su portavoz y exvicepresidente de la Junta, Francisco Igea, pregunta además por el destino de los cinco millones de euros en ayudas públicas que Grupo Siro recibió entre 2018 y 2021.

Vox vive sus primeros días complicados como gestor al frente de un Gobierno. La crisis laboral de la galletera Grupo Siro puede suponer un mazazo a la economía rural de Castilla y León con la pérdida de 1.500 empleos. Un momento crítico para el Ejecutivo de coalición con el PP en la Junta de Castilla y León, con todos los focos sobre la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, dirigida por Mariano Veganzones, del partido de Santiago Abascal. Una semana después del estallido del conflicto entre empresa y trabajadores, con un serio riesgo de cierre de varias plantas, la ausencia de Veganzones y de su equipo ha sido total.

Castilla y León Vox
El redactor recomienda