Es noticia
Menú
El exjefe de Seguridad de Iberdrola recula tras pedir declarar: "Retiramos la solicitud"
  1. España
EN EL CASO VILLAREJO

El exjefe de Seguridad de Iberdrola recula tras pedir declarar: "Retiramos la solicitud"

"Al advertir la pendencia de los últimos escritos presentados por las diferentes partes, y también que se está investigando a Del Olmo por la posible comisión de un delito de falsedad"

Foto: Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. (Reuters/Vincent West)
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. (Reuters/Vincent West)

Paso atrás del que fuera jefe de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo. El pasado 27 de abril, el exdirectivo pidió declarar de nuevo ante el magistrado para profundizar en la contratación de José Manuel Villarejo por parte de la eléctrica, pero tan solo un día después, remitió un nuevo escrito en el que retiraba la solicitud. "Al advertir la pendencia de los últimos escritos presentados por las diferentes partes, y también que se está investigando al Sr. Del Olmo por la posible comisión de un delito de falsedad, por el momento, retiramos la solicitud de declaración interesada de mi representado", argumenta en el escrito, al que ha tenido acceso El Confidencial.

De esta manera, el primer escrito del 27 de abril quedaba en papel mojado: "Mi representado declaró voluntariamente en febrero de 2020, cuando la presente causa se encontraba bajo secreto, por lo que, una vez levantado el mismo, y con el fin de ejercitar en su plenitud el derecho de defensa, interesamos (...) que se acuerde su declaración como investigado", sostenía en el mismo. 24 horas después, a la vista de la "pendencia" de unos escritos que no concreta, Asenjo dio marcha atrás.

Foto: Ilustración: Sergio Beleña.

El segundo motivo que alega para ello es la actual situación de José Antonio del Olmo, el exdirectivo de Control de Funciones Corporativas, que denunció en informes guardados ante notario la presunta trama de facturas falsas que Iberdrola utilizaba para enmascarar los pagos a Villarejo. La clave pasa por que la versión de Del Olmo encaja con la columna vertebral de la investigación, pero desde la eléctrica le acusan de manipular estos informes. A la vista de esta denuncia, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó el pasado marzo al magistrado Manuel García-Castellón que investigara la veracidad del documento aportado por el exdirectivo.

Las responsables de Cumplimiento Normativo

Los escritos del exjefe de Seguridad llegaron al juzgado días después de que comparecieran las responsables de cumplimiento normativo de Iberdrola Renovables y de Iberdrola. Ambas defendieron que las facturas emitidas por la compañía para pagar a Villarejo se gestionaron conforme al protocolo interno, para lo que incidieron en que llevaban tanto las firmas de Del Olmo como de Asenjo. Pese a ello, las dos reconocieron también que sus análisis se produjeron después de que comenzara a investigarse la contratación de Villarejo por la vía judicial y, por tanto, no pudieron hacer un análisis pormenorizado porque determinados correos o informes ya no estaban disponibles.

Foto: Ignacio Sánchez Galán. (Getty Images/Carlos Álvarez)

Como ha ido desvelando El Confidencial, Iberdrola supuestamente realizó todo tipo de encargos al comisario y ocultó los mismos manipulando los conceptos de las facturas. Desde espionajes a políticos hasta indagaciones sobre dos de los mayores rivales de su presidente José Ignacio Sánchez Galán, Manuel Pizarro y Florentino Pérez. Según Asuntos Internos, la eléctrica pagó a Villarejo más de un millón de euros y otros 407.000 a través de una tercera compañía, la empresa de seguridad Casesa.

El papel de Asenjo

En las grabaciones realizadas por Villarejo, Asenjo le traslada todo tipo de encargos. Uno de los primeros contactos entre ambos se produjo en junio de 2004, cuando en una reunión con el entonces jefe de Seguridad, el comisario le propuso hablar "de cosas entre colegas", de sus antiguas batallitas como policías. El exdirectivo de Iberdrola se mostró cauto, pero en los siguientes encuentros terminó por bajar la guardia, hasta el punto de hablar abiertamente sobre un posible montaje contra Florentino Pérez.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

El encargo en cuestión se refleja en un audio de 2009, cuando en plena guerra entre ACS e Iberdrola, Asenjo le dio a entender que cualquier cosa valía para que el presidente del Real Madrid se "portara bien": "Que le han visto con un niño. 'Qué gilipollez, cómo lo van a ver con un niño'. Ya lo sé que no lo pueden ver, coño, pero a lo mejor se lo pueden poner al lado". En palabras del directivo, relacionar a alguien con un menor era información "vulnerable", "fácil" y "entendible".

A la vista de estos audios, el propio Galán trató de achacarle cualquier posible irregularidad por la contratación de Villarejo, pero durante su declaración como imputado ante la Audiencia Nacional, el magistrado Manuel García-Castellón puso en duda el relato del presidente de Iberdrola: "Ningún jefe de Seguridad se atrevería siquiera a tocar a gente tan importante", concluyó el magistrado durante la comparecencia del pasado 18 de enero. "No tiene mucho sentido".

Paso atrás del que fuera jefe de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo. El pasado 27 de abril, el exdirectivo pidió declarar de nuevo ante el magistrado para profundizar en la contratación de José Manuel Villarejo por parte de la eléctrica, pero tan solo un día después, remitió un nuevo escrito en el que retiraba la solicitud. "Al advertir la pendencia de los últimos escritos presentados por las diferentes partes, y también que se está investigando al Sr. Del Olmo por la posible comisión de un delito de falsedad, por el momento, retiramos la solicitud de declaración interesada de mi representado", argumenta en el escrito, al que ha tenido acceso El Confidencial.

Audiencia Nacional
El redactor recomienda