Es noticia
Menú
Ayuso da por hecho que presidirá el PP de Madrid "antes de verano"
  1. España
FIN DE LA ERA CASADO

Ayuso da por hecho que presidirá el PP de Madrid "antes de verano"

La dirigente mira el calendario de reojo y pide retrasar "lo menos posible" el cónclave regional. La caída de Casado desactiva todas las listas alternativas

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/EPA/Sebastien Nogier)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/EPA/Sebastien Nogier)

En la Puerta del Sol ven por fin la luz al final del túnel. El control del PP de Madrid llevó a Casado y Ayuso a una batalla soterrada durante meses, aunque finalmente resultase no ser más que la punta del iceberg de una guerra política sin precedentes que ha perdido Génova, pero de la que también ha salido malparada la presidenta regional. El relevo en el PP implica también poner punto y final a la narrativa de terceras vías o bicefalias que impulsó la dirección saliente para desactivar las aspiraciones de su líder más mediática en el órgano madrileño. A la espera de que Alberto Núñez Feijóo tome las riendas para reconstruir el PP, Ayuso mira de reojo el calendario y asume que presidirá el PP de Madrid en poco tiempo, "antes de verano".

En el equipo de la madrileña destacan que "la prioridad" ahora es "resolver" el congreso nacional que entronizará al barón gallego el 1 y 2 de abril, pero a nadie en la Puerta del Sol se le escapa que Feijóo no puede dejar pasar mucho tiempo para resolver los congresos autonómicos que no llegó a culminar Teodoro García Egea. El principal motivo, según recalcan fuentes de confianza de Ayuso, es la proximidad de las elecciones autonómicas y municipales, que se celebrarán en poco más de un año. Entre las funciones de la poderosa dirección que aspira a liderar la madrileña, se encuentra elaborar las listas electorales, una labor que conlleva tiempo, el mismo que necesitan los candidatos municipales para "instalarse" y "ser reconocidos por el electorado" antes de que se abran las urnas. "Madrid se juega mucho en 2023", sentencian en Sol.

Foto: El presidente del comité organizador del congreso del PP, Esteban González Pons. (EFE)

El segundo motivo que alegan las fuentes consultadas es el de normalizar una organización liderada por una gestora designada a dedo en 2018 para cubrir el vacío de poder que dejó Cristina Cifuentes. Rajoy confió la presidencia del órgano a Pío García-Escudero, que ya dirigió el PP de Madrid durante 11 años, entre 1993 y 2004, hasta la llegada de Esperanza Aguirre. En la secretaría general situó a Ana Camins, afín a Pablo Casado y una de los dirigentes que se mantuvieron leales al líder casi hasta el final.

Los dos mandatarios han dirigido el PP de Madrid desde entonces, ateniéndose a la concurrencia de "circunstancias excepcionales" para prorrogar la convocatoria de un congreso ordinario que se ha demorado casi cuatro años. Este mismo viernes está prevista una reunión del comité ejecutivo en la primera planta de Génova para aprobar la distribución de los compromisarios de Madrid de cara al congreso extraordinario de Sevilla. La cita estará presidida por Pío García-Escudero, pero también acudirán tanto Isabel Díaz Ayuso como José Luis Martínez-Almeida, que se verán por primera vez las caras tras el terremoto interno que terminó con la dimisión de uno de los colaboradores más cercanos del alcalde, Ángel Carromero, por su participación en el espionaje orquestado contra la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Ayuso, líder sin resistencia

El alcalde era precisamente una de las figuras propuestas por Génova para disputar el liderazgo del PP de Madrid a Isabel Díaz Ayuso. Almeida aceptó el nombramiento como portavoz nacional del PP en agosto de 2020 —que a efectos prácticos implicó ser el número tres del aparato—, y durante meses hizo suyo el alegato de Génova sobre la necesidad de una bicefalia en el PP de Madrid, es decir, que ni él ni Ayuso asumiesen los mandos del poder orgánico.

Foto: Mañueco junto a Ayuso y López Miras. (EFE/Javier Lizón)

Pero con Casado y Egea ya caídos, el regidor tampoco obstaculizará la carrera de la dirigente hacia la presidencia de la organización porque "nunca lo ha querido", según apuntan diversas fuentes populares. Ayuso mantiene una "buena" relación con Almeida a pesar de que la crisis que ha terminado forzando la salida de Pablo Casado salpicó de lleno al alcalde de Madrid. En el equipo de la madrileña dan por buenas las explicaciones del regidor, y asumen que recibirá su respaldo cuando llegue el momento de hacerse con las riendas del PP regional. La que también se desmarca, según su entorno, es Ana Camins, el otro nombre que en su día sonó con fuerza en las quinielas para confrontar con Ayuso por indicación de la dirección de Génova. Ayuso tiene vía libre.

Libertad a los barones para hacer y deshacer

En Sol cuentan también con que el nuevo líder no pondrá palos en las ruedas a las aspiraciones de la presidenta, tampoco respecto a los plazos. Dan por sentado que tras el comité ejecutivo del 3 de abril, en el que está previsto que Feijóo designe a su equipo tras ser proclamado presidente del PP, vendrá la aprobación del nuevo calendario de congresos. Según marcan los estatutos, los cónclaves pendientes —todos los uniprovinciales y el de Extremadura, que quedó en el tintero por el adelanto electoral en Castilla y León— deben convocarse con al menos 45 días de antelación, y en Madrid ya apuntan a que el suyo podría caer a finales de mayo o principios de junio, a más tardar.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Mariscal) Opinión

Ayuso cerró filas con Feijóo casi desde el momento en que el gallego dejó entrever sus intenciones. Había un pacto no escrito entre ambos: ella daría un paso atrás al frente del PP nacional y él le dejaría manos libres para hacer y deshacer en su territorio, como al resto de los barones. Su liderazgo al frente del PP de Madrid, por tanto, se da por garantizado. De hecho, en plena escalada de tensión con Casado y Egea, el presidente de la Xunta partió una lanza a favor de la madrileña y defendió sus aspiraciones de poder en Madrid. Ahora, Sol le devuelve el favor. "La voluntad de Feijóo es la de llevar a cabo un modelo mucho más coral, contando con las estructuras territoriales. No de arriba abajo, sino de abajo arriba", celebran.

En la Puerta del Sol ven por fin la luz al final del túnel. El control del PP de Madrid llevó a Casado y Ayuso a una batalla soterrada durante meses, aunque finalmente resultase no ser más que la punta del iceberg de una guerra política sin precedentes que ha perdido Génova, pero de la que también ha salido malparada la presidenta regional. El relevo en el PP implica también poner punto y final a la narrativa de terceras vías o bicefalias que impulsó la dirección saliente para desactivar las aspiraciones de su líder más mediática en el órgano madrileño. A la espera de que Alberto Núñez Feijóo tome las riendas para reconstruir el PP, Ayuso mira de reojo el calendario y asume que presidirá el PP de Madrid en poco tiempo, "antes de verano".

PP de Madrid Madrid Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda