Es noticia
Menú
Pons cierra el paso a Ayuso: Casado y Egea se quedan en el PP y Vox es "extrema derecha"
  1. España
RELEVO EN GÉNOVA

Pons cierra el paso a Ayuso: Casado y Egea se quedan en el PP y Vox es "extrema derecha"

El presidente del comité organizador del PP rechaza expulsar a Teodoro García Egea y Pablo Casado del partido, como solicitó ayer la líder madrileña

Foto: El presidente del comité organizador del congreso del PP, Esteban González Pons. (EFE)
El presidente del comité organizador del congreso del PP, Esteban González Pons. (EFE)

El relevo en Génova aún no se ha producido y ya comienzan a aparecer las primeras fisuras. Esteban González Pons, dirigente de confianza de Alberto Núñez Feijóo en el proyecto que prevé poner en marcha en su etapa al frente del PP, difiere de la posición defendida por Isabel Díaz Ayuso y otros sectores del partido respecto a la relación con Vox, formación a la que sitúa sin tapujos en la "extrema derecha". Así lo ha expresado uno de los hombres fuertes del nuevo PP este miércoles en Telecinco, después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid defendiese ayer mismo ante la junta directiva nacional que no se puede "negar" a los de Santiago Abascal en la nueva etapa que se abre tras la salida de Casado.

"Vox no es el Partido Popular. Es un partido de extrema derecha. Hay una oferta en España de extrema derecha, como en toda Europa, hay una oferta de un partido socialista y otra de centroderecha", ha manifestado el eurodiputado popular, convertido ahora en presidente del comité organizador del congreso extraordinario del PP, que se celebrará en Sevilla el próximo 1 y 2 de abril. Preguntado sobre cuál debe ser la relación del PP con Vox a la hora de llegar a acuerdos, y aunque ha enfriado claramente cualquier acercamiento a los de Santiago Abascal, Pons ha argumentado que en política "hay que hacer ejercicios complejos" y "equilibrios" para llegar a acuerdos.

Foto: La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra. (EFE)

Las declaraciones del vicepresidente del Grupo del Partido Popular en el Parlamento Europeo se producen en un momento especialmente delicado para el partido, que huye de cualquier conato de división interna después de atravesar por la peor crisis de la historia de la formación. Alberto Núñez Feijóo ya calificó en su día a Vox como "extrema derecha", y levantó incluso un cordón sanitario contra la formación en Galicia, donde gozaba de la comodidad de la mayoría absoluta.

Se da la circunstancia, además, de que el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha iniciado negociaciones con Vox en la región y no descarta ceder asientos en su futuro ejecutivo a los de Santiago Abascal. La intención del barón popular es acelerar en la medida de lo posible las conversaciones con Vox para evitar que cualquier pacto en Castilla y León salpique la nueva etapa del PP que pretende inaugurar el gallego a principios de abril, y en la que la relación con Vox es todavía una incógnita.

El partido rechaza abrir un debate ideológico en el congreso extraordinario de abril, para dar forma a la hoja de ruta estratégica y política del barón gallego en la arena nacional. Fuentes populares vinculan la decisión a la falta de tiempo —resta menos de un mes para que se celebre el cónclave— y reivindican la estrategia que se planteó en la Convención de Valencia, con la que "todos estábamos de acuerdo", para guiar al partido en los primeros meses de mandato de Feijóo. Entonces, Pablo Casado dibujó su propio plan respecto a Santiago Abascal: la línea roja estaba en su entrada en los gobiernos populares.

Pons rechaza expulsar a Casado y Egea

Y no ha sido la única enmienda que ha planteado el presidente del comité organizador del congreso del PP a Isabel Díaz Ayuso. Pons ha rechazado expulsar del partido a Pablo Casado y Teodoro García Egea, después de que ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid exigiese a la dirección entrante que investigase y destituyese a todos los que "han hecho lo imposible por echarme de la política y por destruirme en lo personal". Aunque no mencionó nombres, uno de los misiles iba claramente dirigido al ex secretario general del PP.

El eurodiputado, sin embargo, ha asegurado que pedirá a Teodoro García Egea que "no deje la política" y ha confiado en que Pablo Casado estará "en el futuro del PP". Las palabras de Pons, convertido ahora en una de las máximas autoridades del partido, se producen a pocas semanas de que Alberto Núñez Feijóo designe una nueva dirección. El propio dirigente es uno de los nombres que suenan con más fuerza para asumir un puesto de responsabilidad en el equipo del gallego. Aunque de momento no entra en sus planes abandonar Bruselas, en el entorno del dirigente reiteran que se pondrá a disposición del próximo presidente del Partido Popular.

El relevo en Génova aún no se ha producido y ya comienzan a aparecer las primeras fisuras. Esteban González Pons, dirigente de confianza de Alberto Núñez Feijóo en el proyecto que prevé poner en marcha en su etapa al frente del PP, difiere de la posición defendida por Isabel Díaz Ayuso y otros sectores del partido respecto a la relación con Vox, formación a la que sitúa sin tapujos en la "extrema derecha". Así lo ha expresado uno de los hombres fuertes del nuevo PP este miércoles en Telecinco, después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid defendiese ayer mismo ante la junta directiva nacional que no se puede "negar" a los de Santiago Abascal en la nueva etapa que se abre tras la salida de Casado.

Partido Popular (PP) Extrema derecha Isabel Díaz Ayuso Pablo Casado Esteban González Pons