Es noticia
Menú
Casado convoca a la junta directiva para activar un congreso extraordinario
  1. España
RESPALDO A FEIJÓO

Casado convoca a la junta directiva para activar un congreso extraordinario

El líder del PP, acorralado, ha convocado el próximo martes 1 de marzo la Junta Directiva Nacional para poner en marcha el XX Congreso Nacional, que tendrá carácter extraordinario

Foto: Mitin de cierre de la campaña en Valladolid.
Mitin de cierre de la campaña en Valladolid.

Pablo Casado ha convocado para el próximo 1 de marzo a la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, compuesto por más de 400 cargos orgánicos.

El presidente del PP ha accedido a convocar el XX Congreso Nacional del partido que, finalmente, tendrá carácter "extraordinario", como exigen la mayoría de dirigentes populares. Para ello, los miembros de la junta directiva deberán avalar el próximo martes ese punto del orden del día por una mayoría de dos tercios.

Al tener carácter extraordinario y según marcan los estatutos del PP, el plazo mínimo que tendrá que pasar desde el momento de la convocatoria hasta su celebración será de 45 días si se trata de un Congreso Nacional, aunque en casos de "excepcional urgencia" ese margen puede reducirse a 30 días, "haciendo constar en la convocatoria el motivo de convocar y las causas que fundamentan la urgencia".

Con este escenario, todo apunta a que el PP celebrará su próximo Congreso Nacional en el mes de abril, con la incógnita de si el partido estará pilotado por una gestora hasta entonces o si Pablo Casado aguantará hasta su celebración. La mayoría de barones y dirigentes han cerrado filas en torno a una eventual candidatura de Alberto Núñez Feijóo, aunque el todavía presidente aún no ha aclarado si peleará o no por recuperar las riendas del partido.

Foto: El secretario general del PP, Teodoro García Egea. (EFE/Javier Lizón)

El líder del PP, acorralado, ha buscado a la desesperada una salida después de que los barones le hayan mostrado la puerta de salida exigiendo un congreso extraordinario, cuanto antes, para elegir un nuevo líder tras la profunda crisis desatada por su guerra con Isabel Díaz Ayuso.

Casado ha entregado la cabeza de Teodoro García Egea, aunque está por ver que la dimisión sea suficiente para los barones. Los que defienden la 'vía Feijóo' exigen que la salida del máximo dirigente sea inmediata y, como adelantó este periódico, no permitirán que se "enroque".

placeholder

La cita, en Génova, está prevista para las 20 horas y a ella acudirán los líderes regionales del partido, con la ausencia de la presidenta madrileña, que no ha sido convocada. En el entorno de Casado niegan rotundamente que el líder vaya a dimitir hoy, como algunos medios han especulado. Tampoco hay prevista ninguna comparecencia en la sede nacional, aunque es la primera vez que desde el núcleo aún fiel se admite que el líder está dispuesto a “replegar velas” para no sufrir “más de lo necesario”.

En este momento, Casado medita con su equipo más cercano la fórmula para poner fin a la crisis después de que no solo los barones, sino buena parte de su dirección nacional y la cúpula del grupo parlamentario en el Congreso le hayan mostrado su espalda y le hayan urgido a convocar un congreso extraordinario, que podría ser en 30 días, como marcan los estatutos del partido.

Foto: Pablo Casado, junto a Mañueco, Feijóo y Ayuso. (EFE/Nacho Gallego)

La dimisión en cascada de algunos de sus fieles escuderos le ha hecho recapacitar en las últimas horas mientras el PP es un hervidero de voces reclamando un cierre de etapa y un nuevo liderazgo. En este sentido, el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, el primero que reivindicó una solución urgente para sacar al partido del "colapso", se ha vuelto a dejar querer esta mañana públicamente.

Portazo de Feijóo, Moreno... y Miras

La dirección nacional quería tomar el pulso a los líderes del partido antes de la Junta Directiva Nacional donde se convocará el congreso para marcar el nuevo rumbo del PP. La primera opción era una reunión a solas con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pero, según confirman fuentes del partido, este se negó. Después se intentó sumar al andaluz, Juanma Moreno Bonilla, y tampoco cuajó el intento de abrir un marco de negociación.

Los barones ya no responden a las consignas de la dirección. Solo quedaba el apoyo de “amigos” como el presidente Murcia, Fernández López Miras, pero este también le abandonó y se sumó a las voces que exigen un cambio de ciclo.

Casado nunca ha contado con el apoyo real de los presidentes autonómicos. Siempre pusieron en duda su liderazgo. Ya en las primeras elecciones a las que se presentó el todavía líder del PP surgieron las críticas tras anotar el peor resultado de la historia del PP. En ese momento, ya se pidió la cabeza de García Egea. Los barones de peso esperaban que se estrellase en las próximas generales para tomar el control. El pulso con la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, precipitó todo y ahora habrá un congreso para abrir una nueva etapa.

Pablo Casado ha convocado para el próximo 1 de marzo a la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, compuesto por más de 400 cargos orgánicos.

Pablo Casado Partido Popular (PP)