Es noticia
Menú
Carromero, el niño mimado del 'aguirrismo' implicado en el espionaje a Ayuso
  1. España
Guerra sucia en el Partido Popular

Carromero, el niño mimado del 'aguirrismo' implicado en el espionaje a Ayuso

Amigo personal de Casado y mano derecha de Martínez-Almeida, fue condenado en 2012 a cuatro años de prisión en Cuba por homicidio imprudente tras el accidente de tráfico donde murió Oswaldo Payá

Foto: Ángel Carromero y Pablo Casado. (EFE/Mariscal)
Ángel Carromero y Pablo Casado. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los titulares de prensa nunca han sido especialmente generosos con Ángel Carromero (Madrid, 1985). La imagen del joven político del PP siempre ha estado asociada a su condena en Cuba por homicidio imprudente en el año 2012. Ahora, además, por su implicación en el espionaje de Génova a Isabel Díaz Ayuso desvelado por El Confidencial. Y aunque nunca ha tenido un puesto en primera línea, desde entonces siempre ha estado ahí, arropado por el partido y a salvo. Primero en los brazos de Esperanza Aguirre y después en los de Pablo Casado. El niño mimado que diez años después vuelve a estar en boca de todos.

Fue ascendido en 2019 tras la victoria de José Luis Martínez-Almeida. En cuestión de meses pasó de su puesto como secretario general de Nuevas Generaciones el PP de Madrid a ser el coordinador general de la Alcaldía, un puesto en la cúspide del organigrama en el Ayuntamiento de la capital, a razón de 92.967,12 euros. Podría decirse que es la mano derecha del regidor, aunque algunas voces del equipo de Gobierno recelan que esté a la altura del cargo. "Esto es como un club de amigos", señalan algunas fuentes sobre la meritocracia en el Partido Popular en los últimos años.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, junto a Isabel Díaz Ayuso (EFE/Nacho Gallego)

El papel de fontanero que ha asumido en la ofensiva del PP contra la presidenta de la Comunidad de Madrid lo confirma como una especie de conseguidor al servicio de la dirección nacional. "Siempre por detrás y de todo se entera", dicen en Cibeles. Nada que internamente no se supiera y no se denunciara. Aguirre, que lo defendió a capa y espada hace años e incluso lo visitó en la cárcel tras su vuelta de La Habana, ya lo deslizó cuando habló de los "niñatos" y "chiquilicuatres" que intoxicaban desde Génova. Aunque no dio nombres, toda la órbita del PP sabía que la antigua lideresa pensaba en Ángel Carromero y en una trama que ahora ha salido a la luz.

placeholder Isabel Díaz Ayuso y Ángel Carromero, durante un acto del PP de Madrid
Isabel Díaz Ayuso y Ángel Carromero, durante un acto del PP de Madrid

La experiencia del hombre fuerte de Almeida se limita a la política y al Partido Popular. Su propio perfil en el portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid da cuenta de ello. Sus cargos hasta la fecha, además del de coordinador de la Alcaldía, han sido el de vicesecretario general de Nuevas Generaciones en Madrid (2008-2013); secretario general de la misma organización juvenil (2013-2018); Vicesecretario de Electoral del Partido Popular de Madrid (desde 2019) y presidente del partido en el distrito de Chamartín (desde 2018). En el ámbito privado, según su declaración, no ha tenido otra ocupación que la de comercial en El Corte Inglés, entre 2006 y 2007. "He incluido los principales cargos/puestos en los que he percibido algún tipo de remuneración económica", apostilla él en los detalles extra a destacar.

Foto: El secretario general del PP, Teodoro García Egea (EFE/Kiko Huesca)

Aunque en Nuevas Generaciones siempre ha estado en la retaguardia, quienes conocen su funcionamiento durante la presidencia de Ana Isabel Pérez (se impuso en 2013) coinciden en que ha sido Carromero quien de verdad ostenta el mando. Amigo personal de Pablo Casado, antiguo presidente de la cantera de los populares a nivel nacional, toda su actividad sigue el guion marcado desde Génova. También en este terremoto que ha sacudido al PP, de una magnitud todavía incalificable. "Esto es muy fuerte, pero en Madrid todos sabíamos que Ayuso y la dirección de Nuevas Generaciones nunca se ha llevado bien, sobre todo con Ana", señalan otras fuentes.

Carromero conducía el coche en el que murieron el opositor al régimen castrista Oswaldo Payá, de 60 años, y Harold Cepero, también miembro del Movimiento Cristiano Liberación. Traerlo de vuelta a España supuso un conflicto diplomático para el Gobierno de Mariano Rajoy. Desde entonces su ascenso ha sido constante, enlazando puestos como asesor en los diferentes gobiernos del Partido Popular en Cibeles al margen de sus cargos orgánicos, también en la oposición. Primero con Ana Botella, después con José Luis Martínez-Almeida. Ahora, no obstante, todo ha quedado en el aire en plena guerra sucia por el control de la formación en Madrid.

Los titulares de prensa nunca han sido especialmente generosos con Ángel Carromero (Madrid, 1985). La imagen del joven político del PP siempre ha estado asociada a su condena en Cuba por homicidio imprudente en el año 2012. Ahora, además, por su implicación en el espionaje de Génova a Isabel Díaz Ayuso desvelado por El Confidencial. Y aunque nunca ha tenido un puesto en primera línea, desde entonces siempre ha estado ahí, arropado por el partido y a salvo. Primero en los brazos de Esperanza Aguirre y después en los de Pablo Casado. El niño mimado que diez años después vuelve a estar en boca de todos.

Ángel Carromero Partido Popular (PP) Pablo Casado José Luis Martínez-Almeida