Es noticia
Menú
Casado se cobra su venganza: presidirá el PP hasta el congreso que coronará a Feijóo
  1. España
EL LÍDER NO DIMITE

Casado se cobra su venganza: presidirá el PP hasta el congreso que coronará a Feijóo

El presidente saliente del PP resistió a la encerrona de los barones, que no lograron su dimisión tras cuatro horas de reunión en Génova. Aguantará en el cargo, aunque sea testimonial, hasta el cónclave del 2 y 3 de abril

Foto: El líder del Partido Popular, Pablo Casado (c), abandona el hemiciclo. (EFE/Chema Moya)
El líder del Partido Popular, Pablo Casado (c), abandona el hemiciclo. (EFE/Chema Moya)

No ha sido fácil, pero Pablo Casado tendrá finalmente la salida digna que quería: no solo no dimitió anoche, sino que mantendrá su cargo hasta el congreso extraordinario del partido, que se celebrará los próximos 2 y 3 de abril. El presidente aguantó la presión de los barones, unidos para que firmara su salida esa misma noche, durante más de cuatro horas y media. A cambio, aceptó el recado de dar un paso al lado en la presidencia del partido. No concurrirá como candidato al próximo congreso nacional y se comprometió a apoyar la 'vía Feijóo' cuando el gallego decida dar un paso al frente.

El acuerdo se conoció a la una y media de la madrugada. Alberto Núñez Feijóo podrá presentarse con el beneplácito de Pablo Casado, pero el líder gallego decidió seguir el reglamento a rajatabla y no oficializará su candidatura hasta que el congreso no esté formalmente convocado. "Agradezco que piensen que soy una persona adecuada para presentarse. Pero seguro que hay otras personas que también son adecuadas", dijo a la salida de la sede ante los medios de comunicación, que resistían en la noche más larga en el 13 de Génova. La Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos, se reunirá el próximo martes para aprobar la convocatoria del cónclave extraordinario, que finalmente se celebrará el primer fin de semana de abril.

Feijóo evita aclarar si se presentará al congreso para suceder a Casado

Los barones y el presidente tuvieron muchos problemas a la hora de cerrar un comunicado conjunto. Finalmente, acordaron por unanimidad que Pablo Casado seguirá al frente del partido hasta entronizar a Feijóo, pero de manera simbólica. El acuerdo unánime resultó con la portavoz del grupo parlamentario, Cuca Gamarra, como coordinadora general del partido hasta la celebración del congreso nacional, de cuya organización se encargará el eurodiputado Esteban González Pons. El eurodiputado se pondrá al frente del comité organizador del cónclave, que estará compuesto además por al menos un miembro de cada organización territorial.

Pablo Casado logró doblar el pulso al poder autonómico del partido, completamente unido para derrocarle. Hasta declarados casadistas como Carlos Iturgaiz, Fernando López Miras o Jorge Azcón abrazaron la 'vía Feijóo' y exigieron al líder que diese un paso al lado cuanto antes. La reunión comenzó cerca de las nueve de la noche en la sede de Génova. La mayoría de barones populares llegaron a Madrid con una idea clara: que la reunión no finalizase sin que el líder nacional hubiese presentado su dimisión.

Foto: El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Xoán Rey)

Era, además, el criterio del presidente de la Xunta, favorable a no alargar más la agonía de Pablo Casado y que verbalizase su dimisión esa misma noche. Pero, finalmente, no fue así. El presidente saliente y el entrante se vieron primero las caras en privado, alrededor de las siete de la tarde. El gallego fue el primer barón que llegó a Génova. Hora y media después, el líder nacional abrió las puertas al resto de dirigentes territoriales para tratar de llegar a un acuerdo sobre cómo iba a ser la salida de Pablo Casado. No fue fácil. Casado peleó cuatro horas y media contra el criterio dominante de que dimitiese inmediatamente, aunque se comprometió con los barones no solo a abandonar, sino a no repetir en el congreso nacional.

La 'vía Feijóo' se impone

Uno a uno, todos los barones autonómicos y presidentes regionales del PP que fueron llegando a Génova entre una melé de cámaras, periodistas y curiosos pronunciaron un mensaje único. No hubo fisuras. Casado debía abandonar la presidencia, y debía hacerlo ya. El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, fue uno de los que primero exigieron la salida inmediata del líder. "Cuando digo que el señor Feijóo tiene que dar un paso al frente, estoy diciendo claramente que el señor Casado tiene que dar otro paso al lado", manifestaba el dirigente. "La solución es Feijóo", afirmaba el murciano Fernando López Miras, otro de los hombres de la máxima confianza de Teodoro García Egea, que abandona también a Casado y se sube al barco gallego.

Foto: Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Fernando Villar)

Los halagos a Alberto Núñez Feijóo no cesaron a las puertas de la sede popular. Cada uno de los dirigentes que iban llegando a Génova se ha ido sumando a la ristra de apoyos que concita el gallego, aunque esta vez lo han hecho delante de las cámaras. "Es un referente", sostenía el líder del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, poco antes de que comenzase la reunión con Pablo Casado, un adjetivo que repetía poco después Alfonso Fernández Mañueco. "Es mejor que el paso atrás [de Casado] se dé hoy y no mañana", defendía también la máxima mandataria del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, una petición que, finalmente, no vio cumplida. Carlos Mazón, a quien Casado y Egea auparon como líder del PP valenciano, se ha sumado también a la 'vía Feijóo'. "Hoy es el día de abrir una nueva etapa", animaba.

Un total de 15 presidentes autonómicos asistieron presencialmente a la reunión convocada este miércoles en la sede nacional del PP. Solo se ausentaron el líder del PP de Cataluña, Alejandro Fernández, por "prescripción médica" y la dirigente del PP balear, Marga Prohens, que no pudo desplazarse a Madrid también por indicación facultativa, con motivo de su embarazo. La otra gran ausencia de la noche ha sido la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que no ha sido invitada a la cita más importante del mandato de Pablo Casado. El motivo es que Génova no convocó al comité autonómico, sino únicamente a los líderes regionales del PP. Todos los barones tienen el control orgánico de la formación en sus respectivas autonomías. El representante del PP de Madrid es Pío García Escudero, que sí fue citado.

No ha sido fácil, pero Pablo Casado tendrá finalmente la salida digna que quería: no solo no dimitió anoche, sino que mantendrá su cargo hasta el congreso extraordinario del partido, que se celebrará los próximos 2 y 3 de abril. El presidente aguantó la presión de los barones, unidos para que firmara su salida esa misma noche, durante más de cuatro horas y media. A cambio, aceptó el recado de dar un paso al lado en la presidencia del partido. No concurrirá como candidato al próximo congreso nacional y se comprometió a apoyar la 'vía Feijóo' cuando el gallego decida dar un paso al frente.

Partido Popular (PP)
El redactor recomienda