Es noticia
Menú
Los barones piden a Casado que ceda ya el relevo del PP a Feijóo
  1. España
CAMBIO DE LÍDER

Los barones piden a Casado que ceda ya el relevo del PP a Feijóo

Los presidentes regionales están reunidos con el líder del PP para decidir el futuro inmediato del partido. Casado quiere aguantar hasta la junta directiva nacional del martes pero la mayoría le pide que se vaya ya

Foto: El líder del PP, Pablo Casado; y el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Calabar)
El líder del PP, Pablo Casado; y el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Calabar)

Reunión clave en Génova. Las horas de Pablo Casado al frente del PP se agotan. El todavía presidente popular ha reunido en la sede nacional a todos los poderes territoriales para pactar cómo será su salida y esbozar el futuro inmediato de un partido descompuesto. Uno a uno, los barones autonómicos y presidentes regionales del PP han ido a llegando a Génova, entre una melé de cámaras, periodistas y curiosos. El discurso era único. No ha habido fisuras. Casado debe abandonar la presidencia de la formación y debe hacerlo ya para dejar vía libre a Alberto Núñez Feijóo. Y ese es el mensaje que están trasladando en privado la mayoría de dirigentes en una reunión que comenzó alrededor de las nueve de la noche.

Con mayor o menor contundencia, todos los líderes autonómicos ya dejaron clara su postura a la entrada de Génova. El presidente del PP vasco y otrora 'casadista', Carlos Iturgaiz, ha sido uno de los líderes que ha exigido la dimisión inmediata de Pablo Casado sin reparos. "Cuando digo que el señor Feijóo tiene que dar un paso al frente, estoy diciendo claramente que el señor Casado tiene que dar otro paso al lado", manifestaba el dirigente al que Pablo Casado situó como líder del partido en País Vasco tras fulminar a Alfonso Alonso en 2020. "La solución es Feijóo", se sumaba el murciano Fernando López Miras, otro de los hombres de la máxima confianza de Teodoro García Egea, que abandona también a Casado y se sube al barco gallego.

Foto: Mañueco y García-Gallardo este miércoles. (EFE/Nacho Gallego)

Los halagos a Alberto Núñez Feijóo no cesaron a las puertas de la sede popular. "Es un referente", sostenía el líder del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, poco antes de que comenzase la reunión con Pablo Casado, un adjetivo que repetía poco después Alfonso Fernández Mañueco. Carlos Mazón, a quien Casado y Egea auparon como líder del PP valenciano, se ha sumado también a la 'vía Feijóo'. "Hoy es el día de abrir una nueva etapa", animaba. Cada uno de los dirigentes que iba llegando a Génova se ha ido sumando a la ristra de apoyos que concita el gallego, aunque esta vez lo han hecho delante de las cámaras. "Feijóo tiene peso específico para dar tranquilidad en estos momentos", alentaba el extremeño José Antonio Monago. "Es mejor que el paso atrás [de Casado] se dé hoy y no mañana", defendía también la máxima mandataria del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga.

Un total de 15 presidentes autonómicos han asistido presencialmente a la reunión convocada este miércoles en la sede nacional del PP. Sólo se han ausentado el líder del PP de Cataluña, Alejandro Fernández -"por prescripción médica" según su entorno-; y la dirigente del PP balear, Marga Prohens, que no ha podido desplazarse a Madrid también por indicación facultativa, con motivo de su embarazo. La otra gran ausencia de la noche ha sido la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que no ha sido invitada a la cita más importante del mandato de Pablo Casado. El motivo es que Génova no convocó al comité autonómico, sino únicamente a los líderes regionales del PP. Todos los barones tienen el control orgánico de la formación en sus respectivas autonomías. El representante del PP de Madrid es Pío García Escudero, que sí fue citado.

Casado y Feijóo se ven en privado

Todos los presidentes autonómicos y líderes regionales del PP estaban convocados a las ocho de la tarde, pero la reunión ha comenzado finalmente cerca de las nueve. El motivo es que Pablo Casado ha decidido verse antes con Alberto Núñez Feijóo, que reúne el apoyo de todos los poderes regionales para hacerse con las riendas del PP. De hecho, el gallego ha sido el primero en llegar. La reunión privada entre ambos líderes ha durado alrededor de una hora y media.

Acto seguido ha comenzado la cita con el resto de dirigentes. Una de las incógnitas de la jornada es cuándo se hará efectiva la salida de Casado del partido. En el entorno del antiguo líder apuestan por aguantar su dimisión al menos hasta el próximo martes, día en que se reunirá la junta directiva nacional del PP, en la que aspira a pronunciar su discurso de despedida ante más de 400 cargos orgánicos. Pero la decisión no sólo depende de él, sino también de los líderes territoriales que se han desplazado este miércoles a Madrid y que presionan a Casado para que anuncie su dimisión de inmediato. En opinión de Feijóo, debería abandonar el barco sin demora, esta misma noche.

Dos son las opciones con las que cuenta el presidente nacional: la vía propuesta por el gallego y por la mayoría de barones (que Casado verbalice su salida esta noche o mañana a más tardar) o aguantar su despedida bien una semana o bien hasta la celebración del congreso extraordinario previsto para principios de abril, escenario este último por el que se decantan sus últimos fieles, como la presidenta del PP navarro, Ana Beltrán. A la espera de las conclusiones de la reunión clave de esta noche, sólo hay una cosa clara: el tiempo de Pablo Casado en el PP ha finalizado y comienza la de Alberto Núñez Feijóo.

Foto: Feijóo. (EC Diseño)

Los estatutos del PP establecen que, una vez convocado el congreso extraordinario, una comisión organizadora debe hacerse con las riendas del proceso y convertirse en la máxima autoridad hasta que un candidato resulte coronado. Dicho órgano asume la dirección política del partido durante el tiempo en que la formación esté en situación de interinidad. Otra opción es que en el momento en que Casado dimita se reúna el Comité Ejecutivo Nacional para elegir un nuevo líder. Si el nombre de Feijóo resultase elegido, la decisión tendría que ratificarla la Junta Directiva Nacional, y el gallego se convirtiría de facto en el nuevo jefe de filas de los populares.

Tras ser derrotado por una moción de censura, Mariano Rajoy presentó su dimisión y la junta directiva nacional convocó un congreso extraordinario en el que el expresidente pudo pronunciar sus últimas palabras como líder del partido. La comisión organizadora que se gestó entonces y que pilotó el PP hasta el cónclave quedó en manos del eurodiputado Luis de Grandes. "Que Casado se pueda ir como se fue Rajoy. Cerrando las heridas y con el plenario en pie", opinan algunas fuentes populares.

Reunión clave en Génova. Las horas de Pablo Casado al frente del PP se agotan. El todavía presidente popular ha reunido en la sede nacional a todos los poderes territoriales para pactar cómo será su salida y esbozar el futuro inmediato de un partido descompuesto. Uno a uno, los barones autonómicos y presidentes regionales del PP han ido a llegando a Génova, entre una melé de cámaras, periodistas y curiosos. El discurso era único. No ha habido fisuras. Casado debe abandonar la presidencia de la formación y debe hacerlo ya para dejar vía libre a Alberto Núñez Feijóo. Y ese es el mensaje que están trasladando en privado la mayoría de dirigentes en una reunión que comenzó alrededor de las nueve de la noche.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Alberto Núñez Feijóo Mariano Rajoy
El redactor recomienda