Casado sigue confiando a Lacalle su programa económico para llegar a la Moncloa
  1. España
DEFIENDE A SU NÚCLEO DURO

Casado sigue confiando a Lacalle su programa económico para llegar a la Moncloa

El líder del PP le sigue viendo como el "analista más acertado del panorama actual" y le confía su programa económico para la convención, el punto de partida hacia la presidencia

placeholder Foto: Pablo Casado y, a su derecha, Daniel Lacalle. (David Mudarra)
Pablo Casado y, a su derecha, Daniel Lacalle. (David Mudarra)

Pablo Casado mira a la convención de otoño que su partido celebrará en Valencia como el punto de partida hacia las próximas elecciones generales. A pesar de que quedan más de dos años para la cita con las urnas, el marco en que se mueve el PP es el de una legislatura agotada. La escenificación de la alternativa se irá produciendo en los próximos tres meses en mesas redondas y debates abiertos con personas relevantes de distintos ámbitos de la sociedad civil. El objetivo es visualizar que el proyecto trasciende las siglas populares. Las políticas económicas jugarán un papel clave como principal aval del PP para salir de las crisis que ha afrontado España antes y Casado sigue confiando en el economista Daniel Lacalle, también secretario de Economía en la dirección popular, para esa hoja de ruta.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, con Carlos Mazón y la 'senyera' valenciana. (EFE)

Junto a Elvira Rodríguez, vicesecretaria sectorial de la cúpula, es una de las dos grandes voces en que se apoya el líder de la oposición. El hecho de que las jornadas de verano que organiza el partido arrancaran este martes en El Escorial de la mano de Luis de Guindos, actual vicepresidente del Banco Central Europeo y exministro de Economía (2011-2018), no es un detalle menor. Casado busca recuperar una imagen de solvencia en lo económico y seguir poniendo al PP como ejemplo de creación de empleo y crecimiento, frente a la apuesta de Sánchez de eliminar el factor de sostenibilidad en materia de pensiones y derogar la reforma laboral.

Casado busca recuperar una imagen de solvencia y seguir poniendo al PP como ejemplo de creación de empleo y crecimiento

En este contexto, con los agentes sociales firmando grandes acuerdos con el Gobierno y tras días de tensiones entre el primer partido de la oposición y la patronal —a raíz de los indultos, pero escenificadas también en otros aspectos como las pensiones—, Casado ha decidido sacar pecho de su equipo económico y dar carpetazo a algunas críticas recurrentes sobre las carencias del núcleo duro que le rodea.

placeholder El líder del PP, Pablo Casado, interviene en la inauguración de las jornadas 'España, Europa y libertad', de los Cursos de Verano de El Escorial. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, interviene en la inauguración de las jornadas 'España, Europa y libertad', de los Cursos de Verano de El Escorial. (EFE)

Ya le ocurrió con su llegada a la presidencia del PP, cuando prescindió de antiguos pesos pesados que apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias, como Álvaro y Alberto Nadal o el propio Cristóbal Montoro.

Las dudas externas y también internas, entre algunos presidentes autonómicos o dirigentes de peso, sobre el equipo más cercano al líder del PP también han salido a colación en distintas ocasiones. Casado insiste en despejarlas y el único cambio de calado que anunció hace unas semanas fue la incorporación de Diego Sanjuanbenito como nuevo jefe de gabinete en sustitución de Pablo Hispán.

La repetición electoral de noviembre de 2019 le dio oxígeno gracias a un mejor resultado, aunque alejado de las aspiraciones normales del PP. Lacalle, que le acompañó en las listas al Congreso en la convocatoria de abril (no repitió meses después), se ha mantenido en el equipo de Génova y Casado tiene mucha confianza en sus aportaciones. Ahora, el partido lidera las encuestas en intención de voto y el líder del PP se mantiene firme en sus críticas a las decisiones del Gobierno en materia económica, y también política, como los indultos a los independentistas, a pesar de la soledad en que se ha encontrado últimamente. No cambiará el paso y la dirección nacional entiende que está avalado por los sondeos.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

Sobre sus escuderos económicos y en presencia de Guindos, el líder del PP fue taxativo ayer en algunas afirmaciones: “Estoy tremendamente orgulloso del equipo económico del PP”, dijo sin titubear, mirando a Elvira Rodríguez y al propio Lacalle, al que se refirió como “el analista más acertado que tenemos en el panorama macroeconómico de nuestro país”. Destacó también su “generosidad” por “venir del sector privado a aportar”, y puso en valor las labores de asesoramiento que ya hizo con gobiernos anteriores en crisis pasadas. De hecho, como publicó este diario, recientemente el Ministerio de Transición Ecológica, dirigido por Teresa Ribera, también le contrató para defender España contra las demandas de varios fondos de inversión internacionales y tratar de neutralizar arbitrajes que reclaman sumas millonarias.

Lacalle, que estuvo atento a la ponencia inicial del jefe del PP y de Guindos, incluso interactuando con el exministro, participó justo después en otra mesa redonda sobre el desafío tecnológico y la cuarta revolución industrial, en la que también participaron María Benjumea, Juan Costa, presidente de la Fundación Propósito y exministro de Ciencia, y el empresario Iñaki Arrola. Todos estos debates servirán para elaborar las conclusiones finales de cara a la convención, que se zanjarán en cinco mesas temáticas previas al fin de semana del 2 y 3 de octubre en Valencia.

placeholder El líder del PP, Pablo Casado (d), junto al vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado (d), junto al vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos. (EFE)

El economista decidió dejar el escaño en el Congreso tras el batacazo electoral de abril (el PP se quedó solo en 69 escaños), pero sí continuó en el equipo de Casado como responsable de la secretaría económica, ejerciendo como asesor de cabecera en esa materia. De hecho, para la repetición electoral de noviembre, el programa económico (en el que ya había participado) se mantuvo casi intacto. Los otros pesos pesados en ese momento fueron Elvira Rodríguez, el exsecretario de Estado y diputado Mario Garcés y la exministra de Agricultura Isabel Tejerina.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

Hay otros exministros, como el propio Guindos, Báñez o Román Escolano, a los que Casado también consulta con asiduidad, o a los economistas Manuel Pizarro y José María Rotellar (hace unas semanas, Génova anunciaba la incorporación del último como responsable de la asesoría económica, pero él rechazó ese extremo y dijo que simplemente asesoraba al PP). Los dos estarán este miércoles en la segunda de las jornadas en El Escorial, junto a Jaime Caruana y Jaime García-Legaz. La inauguración hoy corre a cargo de Teodoro García Egea y también estarán en el debate los exministros Fátima Báñez, Manuel Pimentel y Juan Carlos Aparicio.

Casado insiste en que le gustaría llegar a la convención con “leyes escritas” que pondría en marcha en los primeros 100 días de gobierno, un “plan de choque” similar al que hizo el expresidente Aznar y que vendría a revertir las políticas de PSOE y Podemos que el PP considera lesivas. “Tener capacidad de reacción para actuar en apenas tres meses. Tenerlo todo preparado y equipos solventes que lo hayan hecho”, repitió este martes el líder del PP una y otra vez. Es la misma reflexión a la que llegan destacados dirigentes autonómicos de la formación, que insisten en que el único objetivo del PP tiene que ser “consolidar y tener preparado” un equipo económico que dé garantías a los votantes.

Partido Popular (PP) Daniel Lacalle Pablo Casado
El redactor recomienda