Casado propone volver al modelo de financiación de Aznar, que perjudica a Valencia y Murcia
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
REIVINDICA EL SISTEMA DE 2002

Casado propone volver al modelo de financiación de Aznar, que perjudica a Valencia y Murcia

El líder del PP pone el retrovisor para buscar una solución al desequilibrio entre territorios con un sistema que permitiría mejorar algo a Andalucía, pero que no compensa a otros perjudicados

placeholder Foto: El líder del PP, Pablo Casado, con Carlos Mazón y la 'senyera' valenciana. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, con Carlos Mazón y la 'senyera' valenciana. (EFE)

El presidente del Partido Popular tenía este sábado en Valencia el escenario idóneo para postular una salida al problema de infrafinanciación que sufre la Comunidad Valenciana tendiendo la mano al Gobierno de Pedro Sánchez e invitándole a llevar al Congreso de los Diputados una propuesta de nuevo reparto de recursos entre territorios que superase la aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero y resolviese los desequilibrios. Sin embargo, no solamente no optó por esta vía, sino que se comprometió ante el nuevo líder regional de los conservadores, Carlos Mazón, a reformar el sistema si alcanza la Moncloa tomando como referencia el modelo aprobado por el Ejecutivo de José María Aznar en 2002, que terminó siendo igual de lesivo para los intereses de autonomías como la valenciana o Murcia, las dos más perjudicadas por el mecanismo actualmente en vigor.

En el marco de su discurso para el auditorio del Palau de les Arts de Valencia, Casado abogó por rescatar el sistema anterior al de 2009, al asegurar que el que "hizo Zapatero a la carta de Artur Mas" ya "no sirve". Pero a la hora de buscar una alternativa echó la vista atrás con un sistema que "se basa en el factor de adaptación y renovación" y que, según dijo apoyaron "los socialistas moderados". "Nuestro modelo es el de 2002", dijo Casado, si bien después desde su entorno trataron de matizar sus palabras asegurando que no se refería a las fórmulas de reparto de aquella ocasión, sino a que defendía un modelo "pactado y revisable", pues el modelo Aznar contó con el apoyo de algunas autonomías gobernadas por el PSOE.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno. (EFE)

Aquel modelo coincidió con una explosión tributaria gracias a la expansión de la burbuja inmobiliaria y fue reformado casi de urgencia en 2009 por Zapatero tras dos años de desplome de ingresos fiscales por el pinchazo del ladrillo a partir de 2007. Pese a coincidir con una etapa de bonanza, tuvo como resultado importantes diferencias entre regiones en términos de 'habitante ajustado', concepto per cápita pero ponderado por factores correctores como el envejecimiento poblacional o la dispersión territorial. Así lo refleja el informe publicado por BBVA Research en agosto de 2017, elaborado por Ángel de la Fuente, director del 'think tank' Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

placeholder García Egea, Casado y Mazón, este sábado en Valencia. (EFE)
García Egea, Casado y Mazón, este sábado en Valencia. (EFE)

El estudio, titulado 'La evolución de la financiación de las comunidades autónomas de régimen común, 2002-2015' (pinche para leerlo), arroja importantes diferencias entre autonomías, y permite concluir, además, que aunque el modelo de Zapatero de 2009 logró compensar ligeramente el agujero provocado por la recaudación como consecuencia de la crisis mantuvo las diferencias relativas entre comunidades autónomas. La Comunidad Valenciana y Murcia resultaron especialmente castigadas en el reparto del período 2002-2008 y alternaron la segunda peor posición, con más de siete puntos por debajo de la media de base 100 algunos ejercicios. Especialmente malos fueron para las arcas valencianas los años 2003 y 2007, con un 93,9 y un 92,4, por debajo de 100. Esos mismos ejercicios, regiones como Cantabria se posicionaron con una tasa de 119,2 y 121,2, respectivamente, evidenciando las enormes distancias en recursos financieros. Se trata de diferencias muy similares a las del sistema actual, pendiente de reforma.

En términos absolutos, un informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) para la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) cifra la infrafinanciación valenciana con el modelo Zapatero en unos 1.000 millones de euros anuales, pero la eleva a unos 1.600 millones de euros con el modelo Aznar.

La única autonomía de las ahora perjudicadas que podría mejorar su posición relativa regresando el modelo de distribución fiscal de 2002 que propone Pablo Casado es Andalucía. Con aquel sistema, la Junta logró situarse en la media española durante algunos ejercicios, aunque se quedó ligeramente por debajo en 2002, 2005 y 2008. Con el cambio de 2009, perdió peso porcentual en una media de entre 2 y ocho puntos.

Foto: Pablo Casado y Carlos Mazón, en el congreso del PPCV. (EFE)

Si hay un territorio que saldría perjudicado con la solución que insinuó el líder del Partido Popular, y que luego trataron de rebajar desde las filas populares, es sin duda Baleares. Las islas ocuparon el peor puesto en financiación definitiva a competencias homogéneas y por habitante ajustado todos los años en que estuvo en vigor el modelo a excepción de 2006, que logró rebasar a la Comunidad Valenciana. Precisamente el presidente valenciano Ximo Puig y la balear Francina Armengol, ambos socialistas, celebran este lunes y martes una cumbre entre las dos autonomías en Mallorca acompañados de dirigentes sociales y económicos de las dos orillas. La financiación y la necesidad de acometer una actualización es uno de los ejes centrales de la agenda.

También en septiembre, Puig se ha citado en Sevilla con su homólogo andaluz, el popular Juanma Moreno, en otra cumbre bilateral en la sede de la Junta de Andalucía del Palacio de San Telmo que ha generado mucha expectación al tratarse de dos barones de distinto color político. Los dos han avanzado que la reforma del reparto de recursos es uno de sus objetivos y que tratarán de acercar posiciones con el fin de presionar al Ministerio de Hacienda para que lance ya una propuesta. Sin un pacto PSOE-PP es complicado sacar adelante una nueva Lofca, que requiere mayoría absoluta. La alternativa parlamentaria de Sánchez es ceder a lo que le exija Esquerra Republicana de Cataluña.

Habrá que ver si la idea de rescatar el sistema de financiación de 2002 no perturba la cordial relación entre Moreno y Ximo Puig

Habrá que ver si el guante lanzado por Casado no perturba la cordial relación que se ha establecido entre Moreno y Ximo Puig. Pero los socialistas valencianos no dejaron este sábado pasar la oportunidad de cargar contra el líder del Partido Popular. José Muñoz, secretario de Organización del PSPV-PSOE, recriminó al dirigente conservador, que "venga a la Comunidad Valenciana a prometer dejarla en el furgón de cola de España" y afirmó que la financiación sobre las bases de 2002 es "todavía más perjudicial" para la autonomía.

"Ya lo hizo cuando vino a ensalzar ese supuesto legado intachable del PPCV que nos arruinó económica, social y emocionalmente, y lo vuelve a hacer ahora planteando modelos de financiación que nos hundirían en la discriminación", asestó Muñoz.

Reforma de la financiación autonómica Murcia Pablo Casado Comunidad Valenciana Valencia
El redactor recomienda