Sánchez se hace fuerte en el Congreso: los indultos tienen más apoyo que su investidura
  1. España
MÁS DE 180 DIPUTADOS

Sánchez se hace fuerte en el Congreso: los indultos tienen más apoyo que su investidura

El presidente afronta la comparecencia parlamentaria del día 30 con la tranquilidad que le da que una amplia mayoría apoya los indultos, aunque algunos grupos, con matices de calado

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se dispone a dar una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se dispone a dar una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

Es tan extraña la legislatura que lo que parece líquido un día se vuelve sólido al siguiente. Puede que la explicación a tanta confusión esté en el alto nivel de ruido. Puede. La concesión de los indultos a los presos del 'procés' ha generado una polémica salvaje, y si no que le pregunten al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, quien consideró oportuno decir que "bienvenidos sean" si ayudaban a distender la situación en Cataluña y a impulsar la inversión. Le han llovido piedras. Sin embargo, en el Congreso de los Diputados, se prevé la llegada de un anticiclón. Cuando Pedro Sánchez comparezca el 30 de junio para explicarlos, una mayoría superior a 176 diputados, es decir, por encima de la absoluta, dirá OK a las medidas de perdón. Luego, los matices.

El Gobierno aprueba los indultos para los nueve políticos encarcelados por el 'procés'

Si nos atenemos a los indultos, sin detalles, el desenlace en el Congreso está clarísimo, porque solo las tres fuerzas de derechas (PP, Vox y Cs), más UPN y Foro, están en contra. La suma rebasa los 150 escaños. Sin embargo, el arco parlamentario a favor de la concesión de la gracia sobrepasa los 180. Además de PSOE y de Unidas Podemos, ERC, PNV, EH Bildu, Más País y Compromís han declarado en público su respaldo. En total: 182 diputados. Es probable que la cifra aumente porque BNG, Teruel Existe o Nueva Canarias se aproximan a una posición similar, a tenor de lo dicho por sus representantes.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), preside la reunión del Consejo de Ministros. (EFE)

La adición de los votos carece de efectos legislativos, ya que la medida aprobada este martes por el Consejo de Ministros no se va a votar en la Cámara Baja. El recuento tiene que ver con el contexto político del momento. Si los diputados son representantes de los ciudadanos, hay más ciudadanos que apoyan los indultos que ciudadanos que los reprueban.

Y un aspecto no menor: Sánchez fue investido con 167 votos a favor en enero de 2020. Llega por tanto a este momento de la legislatura, y con esta medida concreta, con un apoyo parlamentario aparentemente sólido. Llama la atención que cunda el desconcierto entre los grupos, en especial los aliados, como relató El Confidencial. Llama la atención porque al barco del presidente le sopla el viento por la popa. Al menos en el Congreso.

El Gobierno tiene un plan, incluso dos

En ese contexto, si no surgen hechos imprevistos, Sánchez comparecerá ante los diputados el miércoles 30 de junio. La motivación de la convocatoria es singular, porque mezcla la explicación de los acuerdos adoptados durante las dos últimas cumbres europeas (la de los próximos jueves y viernes es una de ellas) con referencias a la "actualidad política y económica". Hasta un eremita sabría que esas referencias tienen nombre y apellidos: indultos a los presos, por un lado, y fondos europeos y recuperación, por otro.

Son las prioridades en las que se ha sumergido el presidente para salir del bajonazo de popularidad en que se encuentra tras las elecciones del 4 de mayo en Madrid. La victoria aplastante de Isabel Díaz Ayuso y la catástrofe del PSOE en las urnas pusieron al descubierto todas las debilidades del Gobierno, entre ellas, la del apego por unas formas de comunicación que le acercan a la propaganda o la de una preocupante carencia de credibilidad. Que Más Madrid superase a los socialistas en la comunidad madrileña fue un castigo a Sánchez antes que a Ángel Gabilondo.

Sánchez afrontará el próximo curso político con dos planes y dos calendarios estudiados pormenorizadamente

Pero el presidente ha percibido las señales y se ha puesto manos a la obra. Cuenta a El Confidencial un diputado de izquierdas que en la concesión de los indultos y en la posterior hoja de ruta del diálogo con Cataluña por fin hay un plan. Es recurrente en el Congreso la queja de que el Gobierno improvisa y de que vive pegado a la actualidad y a las encuestas. Ahora se ve una estrategia medida a medio y largo plazo. El otro plan, recuerda otro parlamentario, es el europeo.

Así que Sánchez afrontará el próximo curso político con dos planes y dos calendarios estudiados pormenorizadamente. El primero es el de los indultos y el diálogo con la Generalitat de Cataluña. El segundo es el de la recuperación económica y social gracias a la recepción de elevadas dosis de inversión europea, hasta 19.000 millones de euros antes de que acabe el año (8.000 menos que la previsión inicial, pero millonada igualmente). Con ambos, el presidente pretende neutralizar sus dos lagunas: la querencia por el propagandismo y la impresión de que no es creíble.

Los indultos: Fase 1 y Fase 2

La primera estación del diálogo con el Govern de Pere Aragonès es la concesión de los indultos a los nueve presos del 'procés'. El tren de la revitalización del sanchismo se detuvo aquí este martes. El Consejo de Ministros aprobó las medidas de gracia por razones de utilidad pública. Sánchez hizo una declaración institucional como si en vez de la Moncloa saliera de la Casa Blanca, y así, con una puerta abierta detrás, afirmó que estos indultos parciales, pues mantienen las condenas de inhabilitación, y condicionados, toda vez que los agraciados no podrán cometer delitos en un máximo de seis años, responden al deseo de concordia de la sociedad española. "Pretendemos ahora abrir un nuevo tiempo de diálogo", dijo. "Vivimos juntos y juntos tenemos que enfrentar los mismos problemas", añadió.

A partir de ahora, el tren de la recuperación de la iniciativa política se detendrá en la reunión bis a bis de Sánchez con Aragonès y en la comparecencia ante el Congreso para defender las razones por las que concede los indultos a Oriol Junqueras o Raül Romeva, entre otros. Son dos estaciones de la segunda fase del diálogo. Como el encuentro entre presidentes aún no tiene fecha, lo más seguro es que la próxima parada sea el hemiciclo de la Cámara Baja.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Lo que se va a encontrar Sánchez en ese debate, que, hay que insistir, no supone votación de nada, se puede estructurar en tres niveles: la adhesión, el apoyo con matices y el rechazo a ultranza.

La adhesión

El PSOE y Unidas Podemos, 155 diputados entre ambos, han manifestado su apoyo a la medida sin segundas lecturas o semblantes serios. Era lo esperado, puesto que son los dos socios del Gobierno de coalición. Si Pablo Iglesias siguiera de vicepresidente, quizás estarían los ministros peleando sobre si la medida se ha anunciado bien, mal o regular. Como quien interlocuta ahora con Sánchez es Yolanda Díaz, reacia a que las disputas conceptuales resuenen en los medios de comunicación, la unidad sin aspavientos ha sido la nota dominante. En estas dos formaciones, no obstante, no se han detectado nunca grandes diferencias sobre los indultos. El presidente del grupo de Unidas Podemos, Jaume Assens, ha destacado que "tienen la mayor legitimidad democrática de la historia".

placeholder Íñigo Errejón, en el hemiciclo del Congreso.
Íñigo Errejón, en el hemiciclo del Congreso.

A este bloque de adhesión hay que unir al PNV, Más País y Compromís, y es probable que al BNG. El portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, Aitor Esteban, ha asegurado este martes que "sin indultos es imposible la solución" al conflicto catalán. Más o menos lo mismo han declarado Íñigo Errejón y Joan Baldoví.

El apoyo con matices

ERC, a través de su diputada Carolina Telechea, ha expresado su posición así, este martes en el Congreso: "Si nos preguntan si preferimos que los presos estén fuera o dentro de la cárcel, aunque sea por los indultos, claro que les queremos fuera". Y ha proseguido: "La salida de prisión de los presos es urgente. Por eso, Esquerra ha persistido en el diálogo y el independentismo nunca se ha levantado de la mesa. Es el camino correcto. Las urnas nos han dado el mandato del diálogo. El paso dado hoy ayuda al camino del diálogo".

Los diputados liderados por Gabriel Rufián, 13, apoyan los indultos, por tanto, pero para ellos es esencial que el final del viaje sea la amnistía y el referéndum de autodeterminación. En esta línea, se encuentra EH Bildu, cinco diputados, pues su portavoz adjunto, Oskar Matute, así lo ha recalcado. Es más difusa la posición de JxCAT y de la CUP, ya que no evitan pronunciamientos claros de respaldo a lo que ha sucedido este martes en el Consejo de Ministros. Para ambos, prevalece la apuesta por la autodeterminación y por la amnistía, sin indultos ni diálogo por medio. Para ambos, el Gobierno de Sánchez no es de fiar.

El rechazo frontal

PP, Vox y Cs aprovecharán el pleno del día 30 para rebatir los argumentos de Pedro Sánchez y, además, denostar su figura y su gestión. Los populares intentarán capitalizar el protagonismo de este sector en contra del presidente, que creen más fuerte que el que refleja la distribución parlamentaria. Consideran que la tendencia hacia el cambio es imparable, según los sondeos demoscópicos. Pablo Casado buscará erigirse en el polo de atracción del centro derecha en este debate, entre otras razones, porque ha decidido que el lugar en que hacer oposición son las instituciones, el Congreso en concreto.

Se inicia un tiempo político que avanzará con dos motores: el de la tensión territorial y el de la agenda social. Sánchez aspira a manejar las velocidades de los dos. Pablo Casado, también. Uno, mediante la iniciativa propia; otro, gracias a los errores de aquel.

Pedro Sánchez Generalitat de Cataluña Pablo Casado Gabriel Rufián Oriol Junqueras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Congreso de los Diputados
El redactor recomienda