Sánchez reconoce "dificultades" tras los indultos y pide abrir "un tiempo nuevo"
  1. España
APROBADOS EN EL CONSEJO DE MINISTROS

Sánchez reconoce "dificultades" tras los indultos y pide abrir "un tiempo nuevo"

Aunque el presidente ha asumido los riesgos y que "encontraremos dificultades" en la vía del diálogo, entiende que "merece la pena intentarlo" para favorecer la concordia

placeholder Foto: MADRID, 22 06 2021-El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2d), conversa con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo (2i), y las ministras de Economía, Nadia Calviño (2i), y de Transición Ecológica, Teresa Ribera.
MADRID, 22 06 2021-El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2d), conversa con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo (2i), y las ministras de Economía, Nadia Calviño (2i), y de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El Gobierno ha aprobado este martes los indultos a los presos del 'procés', tras casi cuatro horas y media de debate en la reunión del Consejo de Ministros. En palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la medida de gracia se ha tomado para "afrontar el problema y buscar la concordia, abriendo paso a la reconciliación y al reencuentro". Los indultados mantendrán sus penas de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos, mientras que el perdón será reversible si reinciden durante un periodo de seguridad que va de los tres a los seis años, según las penas que les quedasen por cumplir a cada uno de los condenados. El Supremo prevé dejar en libertad a los indultados de manera inmediata, una vez que el Ejecutivo envíe la certificación oficial de los indultos al tribunal este mismo martes. Todas ellas individualizadas y argumentadas a través de una treintena de páginas cada una.

En una breve declaración institucional en las escalinatas del Palacio de la Moncloa, sin preguntas de los periodistas, Sánchez ha destacado que la vía judicial concluyó con la sentencia firme del Supremo, la cual "el Gobierno no pone en cuestión". La motivación, según ha añadido, se centra en el interés general y no en cuestiones de justicia o equidad, con el objetivo de "abrir un tiempo nuevo de diálogo". Según el jefe del Ejecutivo, la polémica decisión tomada por el Gobierno "es la mejor para Cataluña y para España y la más conforme con el espíritu de concordia y convivencia".

La medida de gracia, aprobada por unanimidad en el Consejo de Ministros, "tiene que ver con la necesidad de restablecer la convivencia y la concordia", ha reiterado Sánchez. Aunque ha asumido los riesgos y que en el camino que se abre "encontraremos dificultades", ha asegurado acto seguido que "merece la pena intentarlo".

Sánchez ha puesto énfasis en que tras esta decisión se abre una nueva etapa, "hay camino". Sin referirse directamente a la mesa de diálogo entre Gobierno y Govern, ha puesto líneas rojas para que todas las ideas "se defiendan en el marco de la legalidad". Eso sí, no se censurará ninguna posición de partido, según ha dicho, porque "una democracia fuerte no pide a nadie que renuncie a sus ideas", aunque sí defenderlas dentro del ordenamiento jurídico español. En esta línea ha incidido en que la medida de gracia "no exige que los beneficiados deban cambiar sus ideas. No esperamos tal cosa".

Foto: Fachada del Tribunal Supremo. (EFE)

Un cambio de fase en el que Sánchez ha priorizado el entendimiento para "cerrar la división y el enfrentamiento". Una meta no exenta de dificultades, que no ha eludido reconocer, pero defendiendo que se trata de una "obligación ayudar a lograr un futuro mejor". "Es el momento de la política, de pasar página y concentrar todas las fuerzas en mejorar la vida de la gente", ha concluido en un tono grandilocuente y tratando de transmitir optimismo.

Durante un acto en el Liceu este lunes para anunciar los indultos, Sánchez insistió en "el espíritu constitucional de concordia" para justificar la medida, esgrimiendo que "pesan más las expectativas de futuro que los agravios del pasado". Se refirió también a la necesidad de "comenzar un tiempo nuevo". "No hay que esperar un momento más propicio. Si hay un momento para unirnos es este. Este es el momento. Estamos donde estamos, y es desde aquí desde donde hemos de arrancar el camino para recuperar la convivencia y la normalidad. El tiempo no cura por sí solo las heridas, hace falta valor y manos siempre dispuestas a hacerse cargo de nuestro dolor", argumentó.

Pedro Sánchez