Sánchez ignora Colón y acelera los indultos apoyado en un PSOE sin fisuras internas
  1. España
MULTIPLICA LOS GESTOS CON CATALUÑA

Sánchez ignora Colón y acelera los indultos apoyado en un PSOE sin fisuras internas

Sin resistencias internas reseñables tras la derrota de Susana Díaz en las primarias andaluzas y minimizando el impacto de Colón, Moncloa reafirma y acelera su hoja de ruta

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras participar este lunes en la cumbre de la OTAN que se celebra en Bruselas. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras participar este lunes en la cumbre de la OTAN que se celebra en Bruselas. (EFE)

Las amenazas del 'superdomingo' a las que se enfrentaba Pedro Sánchez, por el flanco de la oposición interna de Susana Díaz y de la oposición externa de PP, Vox y Ciudadanos, no se materializaron en tragedia. Más bien todo lo contrario, según la lectura de Ferraz de la manifestación de Colón contra los indultos y los resultados de las primarias del PSOE en Andalucía. Tanto es así que ahora se pretende aprovechar la oportunidad para reafirmar y acelerar su hoja de ruta. Multiplicar los gestos de normalización con Cataluña y acortar los plazos para la concesión de los indultos. Gestos simbólicos, como el desembarco de ministros en Cataluña previsto para los próximos días, incluido el presidente del Gobierno, para participar en diferentes actos. Pero también materiales, que más allá de los indultos incluyen otros como no pedir al Tribunal Constitucional que suspenda la ley catalana que regula los precios del alquiler en el recurso de inconstitucionalidad que aprobará este martes el Consejo de Ministros.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

En Moncloa y en Ferraz, se dan por buenas las palabras de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, abriendo la puerta a que se concedan los indultos antes incluso de la reunión entre Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Este encuentro se celebrará antes de que finalice el mes de junio, por lo que la medida de gracia podría aprobarse el próximo martes o, a lo sumo, en el último Consejo de Ministros del mes, el del 29 de junio. Sin avanzar la fecha, Calvo aseguraba que los informes sobre los indultos a los presos del 'procés' se estaban "terminando" y que "no tardarán mucho". Este mismo lunes, el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, explicaba respecto a dichos informes que "los tenemos que tocar" y ni siquiera descartaba que pudiesen incluirse a última hora en el orden del día.

Foto: Manifestación en Colón contra los indultos a los presos del 'procés'. (Sergio Beleña)

De lo que no hay duda es de que el presidente y líder del PSOE se ve cada vez más respaldado internamente para acelerar lo que ya es una decisión tomada. Este mismo lunes, la ejecutiva federal del partido llevaba al orden del día de su reunión en Ferraz los indultos. Debate en el que se habría dado un respaldo unánime a la medida, zanjándose "sin ninguna objeción ni ninguna crítica", según trasladó el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Con la crítica interna neutralizada en su principal bastión, el sanchismo se refuerza en sus prioridades políticas y estratégicas, además de contar con el camino expedito para su 40º congreso federal. No hay resistencias reseñables en el seno de la organización para aprobar cuanto antes la polémica medida de gracia.

La respuesta en la calle contra los indultos, una medida que según los sondeos rechaza una mayoría de la ciudadanía, superior al 60%, y sobre todo su capitalización por parte del PP, ha sido para los socialistas "un fracaso". No tanto por la asistencia, sino por la visibilización de una "división" entre sus rivales y el alejamiento de Pablo Casado de la centralidad, nuevamente empujado por Santiago Abascal al extremo derecho del tablero.

Foto: Geert Wilders en una conferencia de líderes de extrema derecha. (EFE)

Para Ferraz, la segunda foto de Colón fue la "foto de la derecha dividida" y la constatación de un "problema de liderazgo" por parte de Casado, a quien instan a decidir "si apuesta por la moderación, la distensión y la convivencia" o si, por el contrario, lo hace por "el exceso, la tensión y la crispación constante". El propio líder de la oposición parecía dispuesto este lunes a pasar página al poner en la agenda la próxima convención nacional del PP y corregir a Isabel Díaz Ayuso para librar de cualquier responsabilidad al Rey ante su obligación constitucional de firmar los hipotéticos indultos.

Se considera desde el PSOE que la estrategia de la oposición no le estaría pasando factura y quiere aprovechar la oportunidad

Se considera desde el PSOE que la estrategia de la oposición no le estaría pasando factura y quiere aprovechar la oportunidad. Tampoco a la interna les ha generado vías de agua. Para muestra, el freno a la ofensiva institucional del PP que realizó a través de diferentes mociones de condena a los indultos con el objetivo de visibilizar la división en el seno de los socialistas. En Castilla-La Mancha, donde el presidente socialista, Emiliano García Page, fue quien más crítico se mostró con los indultos públicamente, la iniciativa de los populares se debatirá este jueves en el pleno, sin visos de prosperar. En Cantabria, los socialistas ya votaron en contra este lunes.

Más dulce todavía ha sido para el presidente del Gobierno la derrota de su histórica rival interna, Susana Díaz, en las primarias del partido en Andalucía. En primera vuelta, evitando así que subiera la tensión y que se rearmase la oposición interna al sanchismo. Un domingo de gloria que encarrila el proyecto de Pedro Sánchez tanto en el Gobierno como en el liderazgo del partido, que entra en una fase desconocida sin apenas contestación interna, ni por corrientes, como la que lidió Felipe González con los guerristas, ni por el contrapeso de los barones, como en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero.

Desembarco de ministros en Cataluña

La salida de Díaz y el cambio de ciclo que representa allanan así el camino para sacar adelante decisiones controvertidas que amenazaban con generar fuertes rechazos en el PSOE, como es el caso de los indultos. Camino expedito por tanto también para desempolvar la vía federalista auspiciada por el PSC y llevar a la mesa de diálogo entre el Gobierno y el Govern una propuesta de más autogobierno a través de la redacción de un nuevo Estatut y una reforma del sistema de financiación. Posiciones que se ratificarán en el 40º congreso del partido el próximo mes de octubre para dar continuidad a las declaraciones de Ganada (2013) y de Barcelona (2017), según fuentes conocedoras de la ponencia territorial. Se recuperará así el concepto de España como "nación de naciones", añaden estas mismas fuentes.

Tras la visita que recibirá el miércoles de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, Sánchez acudirá a Barcelona

En este contexto, y tras la visita que recibirá el miércoles de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para entregarle el aprobado del plan de recuperación para los fondos europeos, Sánchez acudirá el viernes a Barcelona. Participará junto al presidente italiano, Mario Draghi, en el Foro de Diálogo España-Italia organizado por Foment del Treball. Al día siguiente lo hará la vicepresidenta segunda de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, mientras que una semana después será la ministra de Industria, Reyes Maroto, quien acuda a la capital catalana en el marco del Mobile World Congress.

También el Rey multiplicará su presencia en Cataluña en las próximas semanas. El monarca asistirá el miércoles a la cena de inauguración de la reunión del Círculo de Economía. La semana siguiente, Felipe VI inaugurará el Mobile World Congress, también en Barcelona, y el 1 de julio acudirá a la ceremonia de entrega de los premios de la Fundación Princesa de Girona. Tres visitas seguidas que visibilizan el empeño del jefe del Estado y por supuesto del Gobierno por asentar una relación normalizada con Cataluña.

Pedro Sánchez Indulto Susana Díaz Mario Draghi PSOE
El redactor recomienda