Ferraz se suma a las peticiones para que Susana Díaz dimita y enfría una gestora
  1. España
  2. Andalucía
EL DÍA DESPUÉS EN EL PSOE ANDALUZ

Ferraz se suma a las peticiones para que Susana Díaz dimita y enfría una gestora

Desde Andalucía se suceden las voces que creen que la secretaria general debe dimitir sin esperar a que llegue el congreso regional y dejar el camino libre y sin bicefalias a Espadas

placeholder Foto: El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)

Ferraz no intervendrá en Andalucía, al menos de momento, forzando una gestora si Susana Díaz no da un paso al lado como secretaria general. El marco en el que se movió esta mañana la ejecutiva federal del partido, pese a que algunas voces reclamaban actuar “sin contemplaciones”, es el de evitar trasladar la sensación de “problemas internos” para priorizar el mensaje sobre la “rotunda” victoria de Juan Espadas. El alcalde de Sevilla es por tanto “el liderazgo legítimo que tiene el partido en Andalucía”, según aseguró el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, en rueda de prensa desde Ferraz.

Sin mencionar directamente a Susana Díaz en ningún momento, Ábalos envió el mensaje de que “tenemos claro quién debe estar al frente de este proyecto y la obligación de todos los demás es ayudarle (a Espadas) a consolidarlo”. Se espera así que Díaz dé un paso a un lado, si bien “no tenemos ningún problema de premura, en ningún caso”. En este sentido, Ábalos insistió en dejar el balón en el tejado de Díaz, concluyendo que “damos por hecho que todos van a estar trabajando para ayudar al compañero Espadas. Solo entendemos esa posibilidad, por eso consideramos que no hay ningún problema interno que haya que resolver”.

Foto: El alcalde de Sevilla, Juan Espadas. (EFE)

La dirección federal enfría así el escenario más beligerante, el de una intervención del PSOE andaluz para retirar a Susana Díaz a las bravas, después de que ella anunciara, tras su derrota la noche del domingo, que se irá cuando llegue el congreso regional, previsto tras el federal de octubre, a finales de año. La actual secretaria general dio un paso al lado, confirmó que no se presentará y se puso a disposición de Espadas, pero no dimitió. Esa bicefalia pone de los nervios a una parte del partido y desde Andalucía se sucedieron las voces que reclaman su dimisión. No se fían de sus maniobras por más que en su discurso Díaz se pusiera a disposición del PSOE. "¿Para qué se queda?", insisten sus detractores.

No se creen a Díaz

La bicefalia de Espadas y Díaz generó inquietud en buena parte del equipo vencedor, sobre todo entre los más veteranos o los que tienen asiento en la ejecutiva federal, que advirtieron de que no se fiaban del paso al lado de Díaz. Espadas anunció cambios inminentes en el grupo parlamentario, que Díaz preside, y que proyecta la estrategia de oposición en Andalucía. Se esperan relevos inminentes en los puestos más visibles, como la portavocía del grupo o las comisiones, para dar voz a los diputados que han estado en el equipo del ganador. Entre otras, la diputada jiennense Ángeles Ferriz o la onubense María Márquez, a quienes Espadas, confirman fuentes próximas al alcalde de Sevilla, situará en el puente de mando. Será la primera prueba de fuego para testar de verdad el grado de colaboración de la actual dirección del partido.

El vencedor de las primarias no tiene escaño en el Parlamento andaluz. Seguirá en la alcaldía de Sevilla y necesita reforzar sus mensajes en el grupo parlamentario para marcar la nueva etapa en el PSOE andaluz. Los mensajes de Espadas son de integración y de reconciliación aunque no todo el mundo en su equipo piensa igual. Son muchos quienes insisten en que dejar ‘viva’ a Díaz es un error porque con el 38,76% de apoyos creen que puede consolidar una corriente crítica en Andalucía que dificulte la reconstrucción del partido en un momento que consideran clave y en el que no deberían perder el tiempo en componendas internas.

No tener "ansiedad"

El mensaje de Ábalos es muy similar al que lanzó Espadas en la comparecencia de su victoria en las primarias. Dando por hecho que la bicefalia ya no existe porque los resultados son lo suficientemente contundentes como para que el nuevo candidato sea ya automáticamente secretario general. Él anunció que optará en las primarias del congreso regional de final de año. Espadas, por su talante conciliador, no cree necesaria esa gestora y está convencido de que podrá trabajar sin interferencias de Díaz. “Quien piense eso o que ella de verdad está de retirada, no la conoce”, asegura alguien que ha participado de lleno en la campaña del ganador. "Es mejor no tener ansiedad, esperemos", deslizaba otro miembro de la ejecutiva federal del PSOE.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

No es nada fácil con los estatutos en la mano formar una gestora si Susana Díaz no dimite. La operación que le hizo ella a Sánchez antes del congreso de 2017, forzar su dimisión juntando las firmas de la mitad de la ejecutiva más uno, se eliminó como vía en los estatutos del 39 congreso. Pedro Sánchez cegó todas las vías para que algo similar no volviera a ocurrir.

Los estatutos del PSOE, en su artículo 344, recogen que únicamente se convocará una gestora cuando dimita la persona titular de la secretaría general o, en caso de agrupaciones municipales más pequeñas, si lo pide el 50% de la ejecutiva. Esa posibilidad no existiría, aclaran fuentes de Ferraz, en Andalucía. Es Díaz quien debe dimitir y pedir desde la ejecutiva regional que se active una gestora.

Susana Díaz PSOE José Luis Ábalos Pedro Sánchez Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda