Visto para sentencia: la reforma de Génova con la que Bárcenas quiso dar la puntilla al PP
  1. España
SE ENFRENTA A CINCO AÑOS DE CÁRCEL

Visto para sentencia: la reforma de Génova con la que Bárcenas quiso dar la puntilla al PP

La Fiscalía concluyó la semana pasada que los apuntes de Bárcenas sobre la caja B son "reales", pero al mismo tiempo apunta a que su testimonio genera dudas

placeholder Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

Ocho años después de que comenzara la instrucción, el juicio sobre la caja B del PP ha quedado visto para sentencia. "Un verdadero regreso al pasado", criticó el abogado del PP, Jesús Santos, durante la exposición de sus conclusiones finales este miércoles. No le falta razón, pero ese pasado todavía tiene cuentas pendientes con la Justicia.

Como principal acusado, Bárcenas ha aprovechado este juicio para señalar a enemigos, apaciguar a terceros y pasar del extesorero corrupto al extesorero colaborador. La Fiscalía pide cinco años de cárcel para él, pero a falta de que llegue la sentencia, el antiguo responsable de las cuentas del PP ya ha conseguido uno de sus objetivos: sus papeles sobre la caja B salen reforzados de este procedimiento.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

Da igual que el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral sostuviera el pasado jueves que los apuntes carecen de valor contable. Durante su intervención, la clave llegó con tres palabras: "Sí, son ciertos". "Recogen al menos en parte ciertas anotaciones de información veraz". La conclusión no es banal, y menos cuando la Audiencia Nacional todavía tiene entre manos la pieza separada de la trama Gürtel que indaga en las donaciones a la caja B que reflejan estos manuscritos.

La otra conclusión que deja el juicio es que el extesorero no puede ir más allá de sus papeles. En febrero, justo antes del arranque de la vista, remitió un escrito a Anticorrupción en el que mostraba su intención de cooperar y, a modo de aperitivo, ofreció detalles sobre el funcionamiento de la caja B. Días después, ya en la Audiencia Nacional, estas expectativas se desinflaron. Una vez más, la clave llegó con tres palabras: "Déficit de documentación".

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas, en el banquillo. (EFE)

Bárcenas achaca esta falta de documentación a la operación Kitchen, pero sentencias anteriores han dejado claro el problema al que se enfrenta: su palabra carece de credibilidad. Por mucho que su abogado, Gustavo Galán, defendiera este martes que incluso ha renunciado a mantener una "postura defensiva" para colaborar con la Justicia, la idea de que busca 'vendetta' siempre salpica a Bárcenas.

Su afán por ajustar cuentas se reflejó una vez más en el juicio: aseguró que el abogado del PP Javier Iglesias le ofreció 500.000 euros por falsificar sus papeles, apuntó a que el cerebro de la contabilidad paralela era Francisco Álvarez Cascos, recordó la supuesta entrega de "40.000 o 50.000" euros a Rajoy y Cospedal... Su listado sobre los presuntos beneficiarios de estos pagos en B fue extenso: Javier Arenas, Federico Trillo, Ángel Acebes, Rodrigo Rato...

Foto: Los expresidentes Mariano Rajoy y José María Aznar en una imagen de archivo de 2015. (EFE)

Uno por uno, altos cargos del PP comparecieron después como testigos y, salvo contadas excepciones, ninguno confirmó el cobro de sobresueldos en negro. Aznar descargó toda responsabilidad sobre el PP de Rajoy: "Ni sé lo que hicieron mis sucesores ni me interesa". Rajoy descargó toda responsabilidad sobre el extesorero: "Son los papeles del señor Bárcenas". Y María Dolores de Cospedal descargó todo su odio sobre Bárcenas: "Yo hacia él, si me permite, desprecio".

Entre los que supuestamente cobraron dinero en B, destacaron también las declaraciones de Federico Trillo o Javier Arenas. "En el PP nadie me llama Federico, sino Fede o Federico Trillo", aseguró el primero para desmarcarse de los supuestos abonos que aparecen a su nombre en los apuntes de Bárcenas. "No soy el único Javier que aparece en esos papeles ni tampoco el único Javier del PP", añadió el segundo.

Foto: El exgerente del PP, Cristóbal Páez (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

En un juicio que se centraba en la reforma de Génova con supuesto dinero de la caja B, las portadas se las llevó así la caja B y no la reforma de Génova. En cualquier caso, la clave pasa ahora por los aspectos que el tribunal dé por probados en su sentencia y, sobre todo, por su conclusión respecto a los papeles de Bárcenas, una postura que todavía puede afectar a procedimientos que siguen en marcha sobre las cuentas del PP.

"Los papeles o son ciertos enteros o no son ciertos enteros". "Vale todo o no vale nada", criticó Bárcenas durante su declaración. Si se acepta esta tesis, el PP ya no se enfrentaría a "un verdadero regreso al pasado", sino a todo un problema de futuro.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Luis Bárcenas Partido Popular (PP) Audiencia Nacional
El redactor recomienda