El exgerente del PP confirma que Bárcenas le pagó un sobresueldo de 12.000 euros en B
  1. España
EN EL JUICIO DE LA CAJA B

El exgerente del PP confirma que Bárcenas le pagó un sobresueldo de 12.000 euros en B

Anticorrupción pide un año y medio de cárcel para Páez por el supuesto pago de la reforma de la sede del PP con dinero de la caja B

placeholder Foto: El exgerente del PP, Cristóbal Páez (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
El exgerente del PP, Cristóbal Páez (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

El exgerente del PP, Cristobal Páez, confirmó este miércoles ante el tribunal de la caja B el cobro de un sobresueldo de 12.000 euros. Explicó que se produjo en dos pagos distintos: uno en 2007 y otro en 2008. "Bárcenas me abona esta cantidad porque, cuando llego a trabajar allí, inicialmente su propuesta era que entrara con una retribución bastante superior". Ante sus quejas, el extesorero le prometió que hablaría con "el secretario general", cargo que entre 2007 y 2008 ocuparon Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal. Después le citó en su despacho junto al entonces tesorero, Álvaro Lapuerta: "Me da un sobre con 6.000 euros y digo: 'Pero bueno, esto no se me refleja en nómina'. 'No, no, es que en nómina no se puede". Como reflejan los papeles de la caja B, Páez se quedó con el dinero en ambas ocasiones.

Por mucho que el exgerente apuntara a que Bárcenas le prometió hablar "con el secretario general y con tal", el fiscal Anticorrupción, Antonio Romeral, no quiso incidir en este aspecto. Tampoco repreguntó sobre si el episodio descrito hacía referencia al pago de 2007 o 2008, pero la forma en que Paéz lo relató dio a entender que se trataba del primer pago, cuando Acebes ejercía como secretario general. "Yo ya al cabo de dos años o tres, por eso el primer pago fue en 2007, me puse a exigir: 'Oye, Luis, creo que tengo un sueldo que no se corresponde con mis funciones y con mi rendimiento". Llegado el turno de la abogada del Estado, Rosa María Seoane, confirmó que este relato hacía referencia al de 2007 y que el segundo pago se produjo de la misma forma en 2008.

Foto: El exgerente del PP, Cristóbal Páez (i), a su llegada a la Audiencia Nacional, este lunes. (EFE)

Por el momento, Páez goza de mayor credibilidad que Bárcenas ante la Justicia. Su abogado lo sabe y, durante el interrogatorio, le preguntó por cómo el extesorero mantiene que entregó dos sobres con 25.000 euros a Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal en 2010. El dinero supuestamente procedía del PP de Pontevedra por una deuda pendiente y, según su versión, se erigió como el último ingreso en la caja B. El exgerente confirmó que se produjo un problema con esta rama del partido, pero redujo su participación en el episodio: "Yo llamo al gerente regional de Galicia y me dice que no sabe nada. Le digo: 'Pero bueno, tenemos un embargo". "Al cabo de media hora o por ahí, me llamó y me dijo: 'Sí, he hablado con el de Pontevedra y esto es de un pleito que tenían con una empresa, que les había hecho una campaña o un trabajo, que hubo discrepancias en la factura, esta empresa no quiso negociar, lo reclamó judicialmente y lo ha ganado. Es firme".

El embargo se había producido en la cuenta del PP nacional como "sujeto fiscal", lo que provocó la intervención de Páez: "Yo se lo comuniqué a la secretaria, a Dolores de Cospedal. No sé si fue por iniciativa mía o me parece que fue por ella. Me dijo: 'Háblalo con Ana Pastor', que era diputada por Pontevedra y a ver si sabía algo y tal. Aquel tema se movió, por decirlo de algún modo". La siguiente noticia le llegó una vez más desde Galicia: "Me llamó el gerente de Pontevedra y me dijo que estaban juntando el dinero para devolverlo. Yo le dije: 'Bueno, pero a mí no me déis el dinero, tenéis que ingresarlo en la cuenta de la que ha salido, hacer una transferencia o lo que sea'". La respuesta fue tajante: "No, eso no podemos". Páez asegura no dio su brazo a torcer: "No, a mí en efectivo no me traigáis nada".

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas, durante su declaración en la Audiencia Nacional. (EFE)

El problema se fue así agrandando y, según asegura, terminó por llegar a su jefe: "Insistieron en que no tenían cómo hacerlo de otra manera y ahí Bárcenas se enteró. Un día yo vi que el gerente de Pontevedra salía de su despacho y to le dije: '¿Qué haces aquí?'. Entonces él puso un poco cara de incómodo y me dice: 'No, que el asunto ese del embargo ya está solucionado'. '¿Cómo que está solucionado?'. 'Ya está solucionado y tal'. Entonces yo, cuando me enteré de eso, advertí a la secretaria general de lo que había visto y ya está". Páez asegura que no tuvo más noticias al respecto. Bárcenas, por su parte, sostiene que dividió los "40.000 o 50.000" euros que le había entregado en efectivo el gerente de Pontevedra en dos sobres distintos: uno para Rajoy y otro para Cospedal. Según su versión, aquel fue el fin de la caja B.

Guardó documentación de la caja B

La Fiscalía Anticorrupción pide un año y medio de cárcel para Páez por el supuesto pago de la reforma de la sede del PP con dinero de la caja B. Pese a ello, el exgerente aseguró desconocer el funcionamiento de esta supuesta contabilidad paralela: "Cuando me nombra gerente, le digo a Bárcenas: 'Oye, Luis, quiero conocer el presupuesto de la caja, porque soy el gerente'. Y él me dice: 'No, no te lo puedo dar, porque me quedo sin funciones, me quedo sin contenido'. Y dije: 'Bueno, vale'. Yo nunca jamás he visto el presupuesto ni he tenido acceso a las cuentas o he visto lo que había en el banco". Durante el interrogatorio, repitió esta idea una y otra vez: "Si había una cantidad en efectivo y tal, yo lo suponía, lo suponía... Pero yo me hago cargo de lo que hacen mis subordinados. De lo que hacen mis superiores, no".

Desde que en 2004 entró en el PP como gerente adjunto, Páez dependió de forma directa de Bárcenas. Él era su jefe y, en torno a 2009, cuando estalló el caso Gürtel, asegura que le utilizó para esconder información sensible: "Un día, por la tarde, me dice: 'Oye, Cristobal, ven que te quiero dejar una cosa para que me guardes porque no quiero que esté al alcance de nadie'. Como ya entonces se habían publicado muchas cosas respecto de él, le digo: '¿Por qué me pones en este compromiso?'. 'No, porque tengo confianza en ti... Ven que te voy a decir lo que hay'. Y yo le digo: 'No, no, no quiero saberlo. No me comprometas. No quiero saberlo. Yo te lo guardo, pero no me comprometas'. Él, a pesar de todo, lo sacó del sobre, me mostró contratos, facturas... De gente que no conocía, que no me sonaba".

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas, durante su segunda jornada de declaración en el juicio de la caja B. (EFE)

Romeral trató de profundizar en el tipo de documentos que le entregó, pero el exgerente apenas pudo ir más allá: "Sí recuerdo que había contratos, había facturas, unas hojas de cálculo... Pero lo que vulgarmente se conoce como los papeles de Bárcenas no". "Esto es hasta el 96, creo que me dijo: 'Lo posterior se lo dejo al otro". Tampoco supo concretar quién era ese "otro": Bárcenas nunca llegó a mencionar su nombre y él no quiso preguntarle. "Para mí, aquello era una situación de compromiso". “Era una persona muy reservada, trabajaba con la puerta de su despacho cerrada aunque no hubiera nadie. Era mi jefe, yo lo respetaba”.

Pero aquella buena relación terminó por venirse abajo cuando Bárcenas perdió sus cargos en el partido. A partir de ese momento, tuvo que despachar todos los asuntos económicos tanto con el extesorero como con Cospedal, insistiendo ambos en que no informara a la otra parte. La nueva situación no gustó a Bárcenas: "Se puso muy violento". "Me lanzó un mechero que pude esquivar... Me amenazó: 'Estás muerto". Poco después le pidió disculpas, pero Páez asegura que informó a Rajoy sobre el mal ambiente y le preguntó por qué el extesorero seguía ejerciendo sus funciones: "El presidente me dijo que no le complicara la vida". No hubo cambios y, en julio de 2010, Rajoy le informó de que iban a apartarle del puesto de gerente, pero manteniéndole el sueldo y el despacho. Páez rechazó la oferta: "No quería ser una momia".

La reforma de la sede

Una vez repasada la caja B y los sobresueldos, el fiscal centró el interrogatorio en la reforma de la sede. La pantalla de la sala volvió a mostrar documentos contables y, ante la insistencia de Páez en mantener que él solo era responsable "de la obra física" y no de cómo se pagaba la misma, terminó por producirse un rifirrafe entre el acusado y el representante del Ministerio Público. "Tengo la sensación de que lanza sombras sobre lo que yo declaro", lanzó el exgerente. "¡No me líe!". El enfado llevó a que el presidente del tribunal, José Antonio Mora, pidiera calma y Páez se disculpara, tras lo que la sesión recuperó el tono habitual.

"Una vez estábamos de acuerdo, nos daban un presupuesto. Si se lo comunicábamos al gerente [entonces Bárcenas] y nos decía que valía, pues adelante. Me sorprendió que el presupuesto lo firmara Bárcenas", explicó. "La mecánica era siempre la misma. Negociabamos planta por planta, lo último era lo económico. Lo primero la distribución. Entonces pasaban presupuesto. Las primeras plantas discutimos mucho porque nos parecía caro. Bárcenas dijo: 'No, no, no...". Sobre el posible pago paralelo con dinero en B, se desentendió en todo momento de cualquier irregularidad.

Luis Bárcenas Partido Popular (PP) Mariano Rajoy
El redactor recomienda