Es noticia
Menú
Bárcenas salva al PP de Casado y se ensaña con Rajoy: "Fue la antigua cúpula"
  1. España
Juicio por la presunta caja B

Bárcenas salva al PP de Casado y se ensaña con Rajoy: "Fue la antigua cúpula"

Recalca que no siente "animadversión" contra el actual partido e incluso destaca que Enrique López no participó en las negociaciones que se prolongaron varios años

Foto: Captura de la señal Institucional de la Audiencia Nacional del extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)
Captura de la señal Institucional de la Audiencia Nacional del extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)

Luis Bárcenas dejó claro este martes, en la reanudación del juicio que sigue la Audiencia Nacional por la presunta caja B del PP, quienes son sus enemigos y entre ellos no se encuentra Pablo Casado. En la segunda sesión de la vista oral, el extesorero 'salvó' de toda responsabilidad al actual partido y se revolvió con especial saña contra el que lideraba Mariano Rajoy. Y contra el propio expresidente.

[Sigue en directo el juicio de la caja B del PP]

En distintas ocasiones a lo largo de su corta intervención y en respuesta a las preguntas de su abogado, el extesorero recalcó que no tiene nada en contra del PP de hoy. "Fue el Partido Popular antiguo, no el de Casado", dijo en un punto. Recalcó aquí que no siente "ninguna animadversión" hacia el PP de ahora. E incluso quiso destacar que, en esas reuniones con el partido a través de su abogado que se celebraron durante años, no tuvo intervención el actual consejero madrileño Enrique López. "Lo que hizo López fue solamente presentar a este buen amigo mío y fue una exposición de posturas, de preocupaciones", precisó.

"Fue el Partido Popular antiguo, no el de Casado"

La antigua cúpula es, sin embargo harina de otro costal. Bárcenas reprochó la "cobardía" de la que hacen alarde 'los de antes' y exhibió su rencor respecto al espionaje al que fue sometido su entorno y que se investiga en el marco del caso Villarejo. No entiende el extesorero el afán en negar el sistema cuando ya han quedado prescritos los posibles delitos de algunos. Sacó a relucir también uno de sus odios más personales, contra la exsecretaria general, Maria Dolores de Cospedal, a la que acusó de connivencia con el comisario retirado.

La Kitchen le sirvió de percha para volver a incidir en que no tiene papeles. "Organizan una operación para sustraerme los documentos que servirían para respaldar el conocimiento de Rajoy de una contabilidad paralela extracontable", dijo. "Se me hace muy difícil aportar pruebas cuando los papeles me han sido sustraidos", aseguró en otro punto.

A falta de papeles tiró del recuerdo y describió —sin aportarlas— las grabaciones que ha citado en varias ocasiones y que afectan a Rajoy y a Arenas. Según defiende, los policías de la Kitchen se las sustrajeron. "Han existido dos audios", arrancó el relato para describir como le subió al expresidente a su despacho dos hojas de la contabilidad en B (fotocopias) y él le reprochó que hubiera de aquello prueba documental. "Pero Luis, cómo podéis llevar esto", le dijo el presidente para, a continuación, girarse y destruir esos dos documentos en la trituradora.

El arquitecto

Después de que Bárcenas acabara su intervención, fue el turno de Gonzalo Urquijo, el responsable de Unifica, la empresa que se encargó de la reforma. Negó cualquier irregularidad por su parte. "A veces me pagaban con cheques que no tenían fondos", explicó durante la exposición de las facturas que fue mostrándole el fiscal anticorrupción. Dejó para los titulares un retrato de Bárcenas que dista mucho de ser el de hoy. El extesorero era en aquella época "como un Dios", aseguró. Una persona inaccesible con la que únicamente intercambió un 'e-mail' a lo largo de todo el proceso. "No digo que me apartara en el ascensor cuando le veía, pero casi", concluyó.

Luis Bárcenas dejó claro este martes, en la reanudación del juicio que sigue la Audiencia Nacional por la presunta caja B del PP, quienes son sus enemigos y entre ellos no se encuentra Pablo Casado. En la segunda sesión de la vista oral, el extesorero 'salvó' de toda responsabilidad al actual partido y se revolvió con especial saña contra el que lideraba Mariano Rajoy. Y contra el propio expresidente.

Luis Bárcenas Mariano Rajoy Audiencia Nacional Comisario Villarejo