Aznar se desmarca de Rajoy en el juicio de la 'caja B': "Ni sé lo que hicieron ni me interesa"
  1. España
DECLARA COMO TESTIGO EN LA AUDIENCIA

Aznar se desmarca de Rajoy en el juicio de la 'caja B': "Ni sé lo que hicieron ni me interesa"

El expresidente negó tener conocimiento alguno sobre una posible contabilidad paralela en el PP y acompañó su declaración con constantes ataques a las acusaciones

placeholder Foto: Declaración de Aznar. (EC)
Declaración de Aznar. (EC)

José María Aznar compareció este miércoles por primera vez ante la Audiencia Nacional para dar explicaciones sobre la supuesta contabilidad paralela del PP. Luis Bárcenas ni siquiera le mencionó durante su declaración como acusado y, al poco de arrancar el interrogatorio, quedó claro que el expresidente no iba a tirar piedras sobre su propio tejado: "Jamás he recibido ningún sobresueldo". Eso sí, en lo que se refiere a las irregularidades que pudieron cometer otros cargos del partido, prefirió no poner la mano en el fuego: "No sé lo que han hecho los demás ni me importa. Ni sé lo que hicieron mis sucesores ni me interesa". Este miércoles, él solo habló en su nombre.

Aznar niega la caja B del PP: ''Ni la conocía, ni la conozco''

La comparecencia arrancó con un rifirrafe con la Asociación Abogados Demócratas por Europa (ADADE), que ejerce como acusación popular. El expresidente quería saber quién le interrogaba y, tras presentarse el letrado José Mariano Benítez de Lugo, llegó el primer dardo: "Ya sé que usted hace de abogado por el PSOE". Todavía no se había planteado una sola pregunta, pero el intercambio de golpes comenzaba: "No hace falta que me haga la ficha", contraatacó el abogado. "No le hago ninguna ficha", respondió Aznar desafiante. A partir de ahí, la tensión solo fue en aumento.

Foto: María Dolores de Cospedal y Javier Arenas en una imagen de archivo de 2016. (EFE)

La comparecencia abordó entonces una de las cuestiones que marcó la sesión de este martes: la afirmación del exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo sobre cómo Aznar supuestamente era conocedor de los pagos "en metálico" al consejero navarro Calixto Ayesa, abonos que se reflejan en los papeles de Bárcenas. El exdirigente del PP lo negó: "No he autorizado nunca ningún pago". "No entraba dentro de mis competencias, de mis funciones ni de mis responsabilidades". La acusación insistió, pero sirvió de poco: "Creo que esa pregunta ya se la he contestado". Con mascarilla y una biblioteca de fondo, no cedió terreno en ningún momento.

La última vez que Aznar tuvo que declarar por la 'caja B' fue en la comisión del Congreso que investiga la presunta financiación ilegal del PP, cuando aseguró que no existía ninguna contabilidad paralela y negó haber ordenado pagos de sobresueldos a dirigentes de la organización que presidió entre 1990 y 2004. Por mucho que el abogado Benítez de Lugo recordara algunas de las frases que dijo entonces, el expresidente no se sintió acorralado: "Le escucho con mucho gusto y la ratifico en todos sus puntos con mucho gusto".

Foto: Javier Arenas, en una foto de archivo de 2018. (EFE)

Pero a diferencia de otros altos cargos del PP como María Dolores de Cospedal, que declaró a su vez este martes, Aznar no tachó de falsos los papeles de Bárcenas, sino que solo mostró absoluto desconocimiento respecto a los mismos: "No he conocido ninguna contabilidad B del PP. Solo he conocido la contabilidad oficial". "Ni conocía esos papeles ni los conozco, ni tengo ningún indicio sobre su fundamento ni justificación". "Opinar sobre las afirmaciones de los demás no sé si es exactamente lo que me corresponde en mi condición de testigo en esta vista". Tampoco dedicó descalificativo alguno al extesorero: "Nunca tuve ningún problema con él". "Nunca tuve ninguna queja de él".

Pero al preguntarle por las siglas 'J. M.' que figuran en las anotaciones de Bárcenas sobre la 'caja B', se mostró tajante: "No, señor. No he recibido ninguna cantidad, ni responde a ninguna consideración que me pueda afectar".

Foto: Carlo Lucca Bugniani, economista y auditor interno del PP desde el 1 de septiembre de 1993.

A la segunda acusación, que se ejerce en nombre de las políticas Carmen Ninet y Cristina Moreno, la recibió con la misma agresividad: "Todos ellos diputados del Partido Socialista". El abogado Virgilio Latorre matizó su respuesta: "Y de las Cortes Valencianas". Al expresidente ese detalle le importaba poco: "Muy bien". Daba igual que Aznar declarara este miércoles por videoconferencia. Cuando los abogados se presentaban, él les daba la bienvenida con un gancho a la mandíbula.

Latorre comenzó entonces a poner nombres concretos sobre la mesa, entre ellos el de Francisco Álvarez-Cascos, al que Bárcenas sitúa como cerebro de los sobresueldos: "Cascos no desempeñó función de tesorero. Fue durante un período transitorio. No hubo nombramiento ni asumió ninguna función especial. Muy pocos meses. No sé si dos años". Los nombres siguieron saliendo y Aznar siguió 'corrigiendo' a los abogados: "Tengo condición de testigo, no de tertuliano". "No tengo ninguna idea de lo que me está usted hablando". "No sé de lo que me está usted hablando ni de lo que me quiere preguntar realmente".

Foto: El diputado del PP Luis Santamaría (d), durante la Comisión de Investigación donde comparece el extesorero de su partido Luis Bárcenas por videoconferencia. (EFE)

Al abogado de Observatori Desc, Gonzalo Boye, que también ejerce como acusación popular, también lo había estudiado: "Abogado del señor Puigdemont y de...". Todo apuntaba a que Aznar iba a mencionar a "Torra", pero no le dio tiempo: el presidente del tribunal, el magistrado José Antonio Mora Alarcón, le paró los pies para recordarle que no era necesario introducir este tipo de comentarios. Tres presentaciones a base de tortazos ya eran demasiadas. No hubo más.

Boye optó por cambiar de táctica e incidió en su conocimiento sobre la sede de Génova. Aznar respondió con sorna: "No era inspector de caja fuertes". "No soy visitador habitual de los despachos ajenos". También negó tener dato alguno sobre si se utilizaba o no dinero en efectivo: "En ningún caso". No negaba que pudiera utilizarse, solo que por sus manos nunca pasó uno de los famosos sobres.

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en su declaración del 8 de febrero. (EFE)

El abogado Juan Moreno, que lleva las riendas de la acusación de Izquierda Unida, prefirió adelantarse al expresidente y, antes de plantear cualquier pregunta, lanzó dos protestas. La primera, por "el uso no necesario de la mascarilla". La segunda, por "las manifestaciones que ha realizado respecto al trabajo de los letrados". Aznar no se amilanó: "Yo estoy compareciendo como testigo por las acusaciones populares, no por la Fiscalía ni poir la Abogacía del Estado". Una y otra vez, el presidente del tribunal se veía obligado a ejercer de árbitro.

Moreno aprovechó para preguntarle por la legislación de financiación de los partidos: "No sería capaz de decírsela de memoria a su señoría". También le repreguntó por las donaciones anónimos: "Sí, claro, esa figura venía en la legislación". Pero no llegó más allá. Nada más mencionar al extesorero Álvaro Lapuerta y la posibilidad de acabar con este sistema, todo quedó en el aire: "No recuerdo ninguna conversación en ese sentido". Tampoco entró al trapo cuando el abogado hizo referencia al caso Naseiro: "Esas funciones fueron derivadas en los términos que acordó el comité ejecutivo nacional".

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas, durante su segunda jornada de declaración en el juicio de la caja B. (EFE)

Su interrogatorio fue más largo que los anteriores y abordó su demanda contra El País en 2013 después de que este periódico publicara los papeles de Bárcenas: "No lo sé, francamente. No le puedo contestar. Es posible". La abogada Gloria Pascual, que representa a la acusación ejercida por Pablo Nieto, tampoco consiguió sonsacarle ninguna frase relevante al preguntarle por cómo se agradecía a las donantes su apoyo al partido: "Señora letrada, pues francamente si el responsable de la tesorería era el tesorero, y el tesorero era el que tenía las competencias, me imagino que el tesorero tendría también las competencias de agradecimiento".

La Fiscalía y la Abogacía del Estado no tuvieron preguntas para Aznar. Todas las defensas, salvo una, también callaron. La última cuestión se centró en la reforma de la sede de Génova: "Le agradezco mucho su pregunta. En esa época yo no tenía ninguna responsabilidad en el Partido Popular". Tras más de una hora de interrogatorio y varios ganchos a las acusaciones, Aznar se despidió con un "gracias".

José María Aznar Luis Bárcenas Partido Popular (PP)
El redactor recomienda