"Usted imagínese que me presento en Génova 13 con un maletín con un millón de pesetas"
  1. España
RONDA DE TESTIGOS

"Usted imagínese que me presento en Génova 13 con un maletín con un millón de pesetas"

El juicio de la caja B no dejó titulares sobre Bárcenas, Cospedal o Rajoy este jueves, pero sí una imagen sobre cómo el PP engrosó sus cuentas con donaciones anónimas durante años

placeholder Foto: Carlo Lucca Bugniani, economista y auditor interno del PP desde el 1 de septiembre de 1993.
Carlo Lucca Bugniani, economista y auditor interno del PP desde el 1 de septiembre de 1993.

"Usted imagínese que yo quiero hacer una donación al Partido Popular y me presento en Génova 13 con un maletín con un millón de pesetas dentro. Subo al despacho del gerente, le entrego el maletín y me voy. Una vez realizada esta acción, yo desaparezco y solo queda el millón anónimo porque manifiesto mi voluntad de no figurar. ¿Cómo se hace el ingreso al banco? Se puede hacer de golpe, dividido en tres, esperar a que lleguen más donativos a final de mes e ingresarlos todos juntos. Si es que daba igual. Si es que daba igual. Si es que la ley lo permitía".

El juicio de la caja B se reanudó este jueves con la primera ronda de testigos. La sesión no dejó grandes titulares sobre Luis Bárcenas, María Dolores de Cospedal o Mariano Rajoy, pero sí una imagen sobre cómo el PP engrosó sus cuentas sin explicar el origen de los fondos durante años. En concreto, hasta 2007, cuando se reformó la ley de financiación de los partidos y se prohibieron las donaciones anónimas. El cambio contó con el apoyo de todos los grupos salvo el de los populares.

Foto: Antonio de la Fuente Escudero, cuñado de Luis Bárcenas y exjefe de Seguridad del PP, durante su declaración.

Contables, cajeros, auditores internos... La sala se llenó de perfiles técnicos hasta las 15:54 y, mientras las noticias sobre el juicio iban cayendo en las portadas, la idea de que Génova se levantó sobre al compadreo de empresarios y políticos se extendió por la sala. La cifra no se mencionó en las declaraciones, pero consta en la hemeroteca del Tribunal de Cuentas: entre 1997 y 2007, con Álvaro Lapuerta como tesorero y Bárcenas como gerente, el partido declaró haber recibido 17,4 millones de euros por la vía de las donaciones anónimas.

El ejemplo del maletín con un millón de pesetas lo lanzó Carlo Lucca Bugniani durante su testifical. Es economista y auditor interno del PP desde el 1 de septiembre de 1993: "Era un departamento que no existía. Mi tarea principal fue crear un departamento de auditoría y mecanizar la contabilidad, que hasta entonces se realizaba en la sede central con un sistema informático muy obsoleto". A partir de ahí, un rosario de afirmaciones sobre la barra libre que existía al entregar dinero a los partidos sin que quedara constancia de nombre y apellidos. No solo al PP, defendió una y otra vez: a todos los partidos.

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en su declaración del 8 de febrero. (EFE)

"En cuanto a los donativos anónimos, el control consistía en que al final del año, cuando se consolidaban las cuentas, se calculaba que lo ingresado no superara el límite legal, que en aquella época me parece que era un 5% de la dotación a la financiación de partidos políticos. Pero global. O sea, era una cifra muy alta". "No sé si 2.000 millones... Y nosotros ingresábamos 200". Con ese techo y Bárcenas como jefe, todo era muy simple: "La matemática te permite hacer sumas y, si quieres llegar a un resultado final, es muy fácil encajar las piezas".

Bugniani iba respondiendo a las preguntas y, llegado el turno de las acusaciones populares, no pudo creerse que cuestionaran sus auditorías: "Mire, sobre los donativos anónimos, el único control que se podía realizar era a final del año, sobre la cuantía total consolidada. Al ser anónimos, no se me ocurre ningún otro tipo de control que se pueda realizar. ¿Por qué? No existe un documento que te diga quién ha hecho el ingreso". Tampoco le gustó que cuestionaran el papel de su jefe: "¿Cómo va a ser opaca una contabilidad que se nutre de unos fondos de una contabilidad oficial?". "Bárcenas seguía las reglas de funcionamiento del partido más que nadie".

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas, durante su segunda jornada de declaración en el juicio de la caja B. (EFE)

Pero otros subordinados del extesorero no quisieron poner la mano en el fuego por él. Antes que Bugniani, declaró Luis Molero, cajero del PP desde 1985 hasta el pasado 31 de enero. A los pocos minutos, dejó claro hasta dónde llegaban sus responsabilidades: "Bárcenas era el que mandaba". A preguntas de la Fiscalía, su declaración reforzó la veracidad de los apuntes del extesorero sobre la caja B: "La letra creo recordar que es de Bárcenas". "Son hojas contables que tenía el partido". "El señor Bárcenas me pidió hojas de este tipo".

La sesión sirvió así para consolidar el valor de los papeles de Bárcenas y para dejar negro sobre blanco la falta de control en la financiación de los partidos hasta 2007. En cuanto al primer aspecto, habrá que esperar al final del juicio para ver el efecto que tienen sobre la sentencia. En cuanto al segundo, Bugniani dejó caer una reflexión al final del interrogatorio: "El donativo anónimo, gracias a Dios, ya no existe". Usted imagínese los maletines que entraron en Génova 13.

Luis Bárcenas Partido Popular (PP)
El redactor recomienda