entrevista en 'La Vanguardia'

Iglesias considera "inverosímil e insensato" cerrar acuerdos de Estado con Ciudadanos

Iglesias cree que "con quien hay que construir país" es con "la mayoría de investidura". Para él su preferencia no responde "a una cuestión ideológica", sino al "sentido de Estado"

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE)

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado que para garantizar la "estabilidad" de España en los próximos meses lo mejor es que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se saquen adelante con la mayoría que facilitó la investidura de Pedro Sánchez. Ya que en "su opinión" no es "verosímil y sensato" cerrar acuerdos de Estado con Ciudadanos.

"Necesitamos estabilidad y certezas, y quien puede aportarlas es la mayoría de la investidura. Con quien hay que construir país, tanto en la redefinición de nuestro modelo productivo como a la hora de afrontar un tema pendiente de los últimos dos siglos, la plurinacionalidad, a mi juicio debe ser la mayoría de investidura", dice en una entrevista que publica este domingo 'La Vanguardia'.

El vicepresidente defiende que su preferencia no responde "a una cuestión de etiquetas ideológicas", sino al "sentido de Estado, de estabilidad y sentido de la realidad". Y es que, para él es "inverosímil e insesato" cerrar acuerdos de Estado con la formación naranja cuando la formación gobierna con la ultraderecha, Vox, en lugares como Madrid. "El Gobierno tiene la obligación de ser serio y coherente y ofrecer seguridad al construir alianzas que permitan pilotar el Estado en los próximos diez o quince años", ha agregado.

En este sentido, Inés Arrimadas afianza su camino para condicionar los PGE, ya que solo contemplaría una salida de la negociación para apoyar las cuentas públicas si el presidente del Gobierno se decanta por ERC y Bildu, fuerzas políticas que son "incompatibles" con las propuestas que defiende la formación naranja.

En la negociación de los PGE, la líder de Cs no ha dejado de mandar al presidente del Gobierno en los últimos días que, ahora que se acerca el momento de la negociación de las cuentas, ha tratado de marcar distancia con los naranjas recordando la famosa "foto de Colón" para no romper los puentes con los republicanos catalanes y otros socios de investidura, que rechazan la presencia de Cs en ese escenario.

Sin embargo, esto no ha hecho mella en Arrimadas, que desde que ha asumido el liderazgo del partido se ha aplicado en hacer valer los diez diputados en los que ha quedado reducido su grupo parlamentario, dando así un volantazo a la estrategia de Albert Rivera, que llevó el "no" a Sánchez hasta la repetición electoral del año pasado, dejándose en el empeño 42 escaños.

Resituado en el centro y marcando distancias con el PP de Pablo Casado, Ciudadanos ha podido recuperar un papel de utilidad que, en principio, le quitaron las elecciones del 10 de noviembre al convertirse en una formación que ha sido decisiva para sacar adelante las últimas prorrogas del estado de alarma y el decreto de nueva normalidad.

Ese mismo objetivo es el que está marcando los pasos de Ciudadanos de cara a la negociación de los Presupuestos, una negociación en la que ellos estarán al margen de lo que haga el PP porque lo que busca, según dicen, es que las cuentas que se aprueben sean lo más razonables y moderadas posibles, con medidas pensadas para la mayoría de los españoles, atrapados en una crisis económica y sanitaria sin precedentes.

Respecto al conflicto catalán, Iglesias no abunda en el tema durante la entrevista, en la que al ser preguntado por si ha discutido con el PSOE en relación con los indultos a los líderes independentistas presos por el 'procés', se limita a responder: "Hay cosas que, para lograr que ocurran, es mejor no hablar de ellas. En público".

El dilema de Sánchez

El Gobierno negocia los Presupuestos con el convencimiento de que saldrán adelante, ya sea con el bloque de la investidura o con el bloque de la alarma, cuando ERC y Ciudadanos intercambiaron sus papales como socios prioritarios del Ejecutivo.

Un optimismo que se traslada con el "habrá Presupuestos sí o sí", el mensaje más repetido tanto por Hacienda como por el resto de gabinetes ministeriales. ERC y Ciudadanos se dicen incompatibles, pero la disposición de ambos a negociar abre el abanico a Sánchez.

La ansiada geometría variable de Sánchez para no depender siempre de una sola carta y por la que se está cuidando de reforzar lazos con Cs, por un lado, y de mantener los puentes tendidos con el independentismo catalán, por otro. Principalmente con ERC, pero de forma cada vez más notoria con los cuatro diputados del PDeCAT, en plena escisión del espacio liderado por Carles Puigdemont, que se ha quedado con las siglas de JxCAT.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios