El Gobierno anima a las CCAA a hacer como Euskadi y plantearle restricciones por fase
  1. España
COMPARECENCIA TRAS EL CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno anima a las CCAA a hacer como Euskadi y plantearle restricciones por fase

El ministro indica que si las comunidades quieren no poner en práctica ciertas medidas cuando pasan a una nueva etapa, pueden hacerlo. El Gobierno vasco consiguió un modelo a la medida

Foto: El Gobierno anima a las CCAA a hacer como Euskadi y plantearle restricciones por fase
El Gobierno anima a las CCAA a hacer como Euskadi y plantearle restricciones por fase

Sobre el papel, son cuatro las fases de desescalada hasta llegar a la "nueva normalidad". Pero en la realidad son más, hay distintas gradaciones. Euskadi saltó a la etapa 1 de manera nominal, pero con bastantes más restricciones que el resto de territorios que entraron en ese mismo estadio el lunes. El Ministerio de Sanidad, consciente de las tiranteces que provocó la evaluación a las comunidades autonómas comunicada el viernes pasado, recuerda que el resto de gobiernos regionales pueden hacer lo mismo que el País Vasco. Si plantean restricciones en cada fase, el Gobierno central lo estudiará pero por lo pronto tiene una predisposición "favorable".

El titular de Sanidad, Salvador Illa, lanzó ese mensaje tras la reunión ordinaria del Consejo de Ministros de este martes, 12 de mayo, aunque también fue esa una de las conclusiones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del lunes, según fuentes autonómicas. El Gobierno insiste en que defiende la "cogobernanza" y una evaluación "compartida", pero las tensiones con la Comunidad Valenciana, gobernada por el socialista Ximo Puig, y también con Andalucía y Madrid, ambas lideradas por el PP, se han disparado, también porque estas autonomías entienden que no hay criterios claros ni "objetivos" y la evaluación en la que se justifique la no progresión de fase no se les ha hecho llegar por escrito. Sanidad reitera que no quiere confrontar con otras administraciones, aunque tras las críticas se niega a publicar los informes que expliquen las decisiones adoptadas, todas con fundamento "técnico" y no político, según Illa.

"Cualquier comunidad autónoma que plantee restringir algunas de las actividades permitidas en cualquiera de las fases tiene opción de hacerlo y el Gobierno tiene un criterio inicial favorable a concederlo, como viene establecido en el decreto de alarma que recibió luz verde en el Congreso. Por tanto, algunas comunidades pueden plantearse que algunas de las medidas previstas en alguna de las fases, por la situación de la epidemia en sus territorios, prefieren no ponerlas en práctica. Siempre que sea con carácter restrictivo, el Gobierno tiene una predisposición inicial favorable a concederlo", indicó el ministro.

El Gobierno pactó con Vitoria que no se abrieran allí bibliotecas, ni museos, ni gimnasios, ni se retomaran espectáculos o rodajes audiovisuales


Illa respondía, de hecho, a una pregunta relativa a lo sucedido en el País Vasco. Euskadi pasa a una fase 1, aunque con bastantes más limitaciones a las de otras CCAA. Así, como figura en la orden ministerial publicada el pasado sábado, no se abrirán ni museos, ni bibliotecas, ni instalaciones deportivas al aire libre, ni gimnasios, ni volverán por ahora los rodajes o producciones audiovisuales o los espectáculos. También se indica que se autoriza los desplazamientos entre poblaciones colindantes de tránsito habitual pero para la realización de actividades socioeconómicas. Además, el Gobierno de Vitoria ha limitado aún más la movilidad: según el decreto del 'lehenkadari' 8/020, publicado este lunes, las personas podrán desplazarse solo dentro del término municipal en el que tengan fijada su residencia.

Foto: Euskadi, a las CCAA 'agraviadas': "A cada uno se le ha dado lo que le correspondía"

La "fase 0,90" de Euskadi

La Generalitat valenciana y la Junta de Andalucía, de manera más o menos expresa, han señalado la desescalada a la carta del País Vasco como sospecha de evaluación arbitraria por parte de Sanidad. Desde el fin de semana, el Gobierno ha venido defendiendo que si cualquiera comunidad hubiera pedido una readaptación de la fase a la que piden acceder, siempre a la baja (con menos medidas que el formato estándar de etapa 1, por tanto), se habría estudiado de igual manera.

Illa: "Cualquier comunidad que plantee restringir algunas de las actividades permitidas tiene opción de hacerlo y el Gobierno tiene un criterio favorable"

Porque la modificación del decreto de alarma que respaldó el pasado 6 de mayo el Congreso, y que introdujo la enmienda del PNV, permite a las CCAA hacer una propuesta con medidas de relajación del confinamiento que cuadren con el plan de transición general y habilita a los gobiernos autonómicos dictar órdenes interpretativas. Lo cierto es que el estadio en el que entró este lunes Euskadi es una suerte de "fase 0,90", como reconocían en el Ejecutivo, puesto que pospone algunas de las reaperturas programadas para la fase 1. Y lo hace así el Gobierno de Vitoria por "prudencia" y para evitar las aglomeraciones de personas.

El Gobierno niega que el apoyo del PNV a la prórroga influyera en el paso de Euskadi a la fase 1

Este martes, Illa descartó que el apoyo vital de los seis diputados del PNV a la cuarta prórroga del estado de alarma haya influido en la concesión a Euskadi del paso a la fase 1. Las decisiones se toman basadas, dijo, en criterios de "muchísima prudencia", y puramente "técnicos". "No hay ninguna otra consideración de ningún otro tipo. No nos lo podemos permitir", insistió. Es decir, que no han pesado factores de índole más política.

El ministro recordó que en este proceso de desescalada no hay "manual de uso ni guía de instrucciones", así que el Gobierno "no se puede permitir otra cosa que tomar decisiones en base a criterios técnicos compartidos con las comunidades autónomas, con prudencia y cautela y sin ningún tipo de otra consideración a la vista".

Foto: Sánchez planea cambios en el estado de alarma y lo pedirá un mes más

Madrid optará a fase 1 para el 18-M

Las comunidades que se quedaron rezagadas total o parcialmente en la fase 0 tienen esta semana de reválida. Si quieren progresar de nivel para el lunes 18, deberán presentar de nuevo un informe con el que justifiquen que están preparadas. El jueves habrá previsiblemente una reunión bilateral con las CCAA para estudiar sus solicitudes y comprobar que cumplen con los criterios exigidos. El viernes por la tarde, Sanidad hará pública la decisión, que se publicará, en su caso, el sábado en el BOE. Illa recordó que el consejero madrileño, Enrique Ruiz Escudero, demandó este lunes, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, había adelantado que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso pediría pasar de pantalla. El procedimiento, subrayó, será el estándar y se evaluará en base a "criterios epidemiológicos" y mirando si los requisitos se cubren.

El ministro insiste en que los que evalúan las propuestas son funcionarios encuadrados en el CCAES y en la Dirección General de Salud Pública

Sobre Illa recaen las críticas de la oposición sobre la falta de transparencia de los informes de evaluación, que no han trascendido, y de los expertos que 'examinan' a las comunidades. El ministro apuntó que han operado tres comités. Uno, científico, que se reúne los sábados con el presidente por videoconferencia y que da "orientaciones" generales y recomendaciones no ejecutivas, pero que no valora "ninguna propuesta" de progreso de fase. Dos, el grupo amplio de expertos que trabajó con la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, para elaborar el plan de desescalada, muchos de cuyos componentes sí han sido "conocidos". Y tres, los funcionarios "encuadrados" en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) —que dirige el doctor Fernando Simón—, que depende de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad. Es a este grupo de empleados públicos al que corresponde informar y elevar sus dictámenes a Illa, explicó.

Madrid sabrá el viernes por la tarde si pasa a la fase 1

El ministro repitió que la evaluación a las CCAA "no es un 'checklist", sino una "decisión más compleja", producto de un análisis "cuantitativo y cualitativo", en el que además tiene mucho peso la detección precoz de casos, porque eso es lo que puede permitir atajar un nuevo brote. Y es la pata en la que flaqueaba Madrid, precisamente.

Coronavirus Pedro Sánchez Salvador Illa Consejo de Ministros María Jesús Montero Sanidad Partido Popular (PP) Ximo Puig Vitoria Generalitat Valenciana Criticas Iñigo Urkullu Juanma Moreno PNV Ministerio de Sanidad Sanidad pública
El redactor recomienda