MIEMBROS DE LA PERMANENTE Y ALGUNA NOVEDAD

Tensión en Cs a la espera de que la gestora tome las riendas y cierre la etapa de Rivera

Este sábado Cs empieza una etapa desconocida para el partido, con una gestora al mando, que pondrá rumbo al nuevo partido sin Rivera. En las CCAA hay mucha inquietud

Foto: Inés Arrimadas saluda a José Manuel Villegas en la Diputación Permanente del Congreso. (EFE)
Inés Arrimadas saluda a José Manuel Villegas en la Diputación Permanente del Congreso. (EFE)

Este sábado se abre una nueva etapa en Ciudadanos, desconocida para todos sus dirigentes y que no estará exenta de tensiones. Muchos de los nombres que compondrán la nueva gestora —dirigida por Manuel García Bofill, presidente del Consejo General, máximo órgano entre asambleas— todavía no están confirmados. En los cuadros del partido existen nervios y tiranteces, entre los que quieren aires renovadores desde el principio, y los que apuestan por una prolongación de la actual ejecutiva permanente, que dé estabilidad a la formación en los próximos meses.

Entre los que sí estarán con toda seguridad, a saber, José Manuel Villegas (secretario general hasta el momento), Carlos Cuadrado (secretario de Finanzas) y José María Espejo (actual secretario general del grupo parlamentario tras el 10-N, perteneciente al núcleo duro de Rivera y que cuenta con la confianza de Arrimadas). En términos generales, lo esperado es una gestora continuista que incluirá también alguna novedad para escenificar el cambio que viene.

Esa gestora conducirá a la formación durante los próximos meses hasta que, en marzo, la asamblea extraordinaria prevista alumbre una nueva dirección. En una carta enviada a los afiliados, Bofill aseguró que el órgano buscará "garantizar la mejor transición y continuidad" para que Ciudadanos "atienda a sus obligaciones internas y externas", dejando claro que el periodo interino servirá para dar voz a los militantes y sentar las bases del próximo congreso en el que definitivamente se cerrará la etapa de Albert Rivera al frente del partido.

Como ya ha publicado este diario, la gestora será fundamentalmente continuista con respecto a la ejecutiva permanente (la reducida, puesto que la nacional quedó disuelta con la dimisión del presidente). Además de Villegas, Cuadrado y Espejo es probable que otros nombres de la permanente estén incluidos en el órgano. La que no estará será Inés Arrimadas, puesto que se ha postulado como candidata a presidir el partido y ambas cosas no son compatibles. Si algún miembro de la gestora, como probablemente ocurrirá, la acompaña en la futura lista a la asamblea, deberá dimitir de su cargo cuando llegue el momento de posicionarse.

El mensaje de Bofill llegó a escasos días de celebrarse el Consejo General (este sábado sus 125 miembros deben dar luz verde a la lista por mayoría de dos tercios) mientras se suceden tensiones en las distintas comunidades autónomas. En los territorios nadie esconde su sensación de incertidumbre y en muchos de ellos reclaman que la gestora tenga rostros de renovación.

La última ejecutiva permanente de Ciudadanos reunida este lunes en la sede. (EFE)
La última ejecutiva permanente de Ciudadanos reunida este lunes en la sede. (EFE)

En Madrid, los principales dirigentes de la etapa saliente defienden que la gestora sea continuista porque, por un lado, conocen perfectamente los entresijos del partido y, por otro, serán meses en los que habrá que tomar decisiones importantes (frente una investidura de Pedro Sánchez, por ejemplo, y otras cuestiones relativas al Congreso de los Diputados), además de que apuestan por que la renovación total llegue de la mano del nuevo equipo de Arrimadas en marzo y que haya un impacto novedoso. "Algo que enseñar, algo que contar. El cambio debe llegar después", insisten dirigentes de la cúpula actual.

Aun así, lo previsible es que la gestora cuente con alguna persona con experiencia en el partido y que no pertenezca a la permanente. Con Arrimadas fuera del órgano y Villegas al mando (aunque esté presidida por Bofill), está por ver quién ocupará la portavocía. Más allá de las decisiones políticas a nivel nacional, en Ciudadanos reconocen cierta incertidumbre por el panorama en Cataluña (los rumores de unas nuevas elecciones en primavera no cesan). Un golpe complicado si finalmente se confirma: la preparación de los comicios coincidiría de lleno con el proceso interno más importante que haya vivido la formación naranja.

A pesar de que algunos representantes autonómicos consideran que los territorios deberían ganar peso desde ahora, todos apuntan más incisivamente al mes de marzo. Confían en que la nueva ejecutiva sea más aperturista y consideran que el partido debe reconocer el crecimiento experimentado en muchas de esas comunidades, a diferencia, por ejemplo, de Cataluña, lugar en el que el partido nació pero, que a día de hoy y a pesar de la victoria de 2017, tiene poco peso en las provincias y ayuntamientos.

El Consejo General solo tiene previsto en el orden del día la votación de la lista que ultima Bofill para la gestora. Sin embargo, muchos de los consejeros no esconden una cierta expectación por si el debate se alarga o, finalmente, se produce alguna cuestión novedosa en el transcurso del cónclave. Desde la sede nacional rebajan las expectativas y aseguran que el orden del día se cumplirá.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios