CREE QUE HABRÁ QUE HACER MÁS CAMBIOS

Arrimadas reaparece tras el adiós de Rivera: "Estaré a la altura de las circunstancias"

La portavoz parlamentaria naranja insiste en "respetar los plazos", pero reconoce que siente el "apoyo mayoritario" del partido. Asegura que se siente "fuerte" y que "estará a la altura"

Foto: La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (Enrique Villarino)
La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (Enrique Villarino)

Era la imagen más esperada en Ciudadanos. La reaparición, una semana después, de Inés Arrimadas. Desde que hace siete días Albert Rivera dimitiera y anunciara su marcha de la política española, todas las miradas estaban puestas en la portavoz parlamentaria naranja. En la formación, la mayoría de dirigentes la señalaban como la sucesora natural, pero ella aun no se había pronunciado. Fue este lunes en ‘Espejo Público’ cuando Arrimadas, evitando decir el sí, pronunció unas palabras clave: “Estoy fuerte, estoy valiente y estaré a la altura de las circunstancias”.

Arrimadas reconoció las muestras de apoyo recibidas en estos días, “creo que tengo un apoyo mayoritario dentro del partido”, pero insistió en la necesidad de “cumplir los plazos”. “Tenemos un congreso dentro de unos meses y yo creo que hay que hacer más cambios en el partido” aseguró, “porque de estas situaciones tenemos que aprender”. Evitó pronunciarse sobre Ignacio Aguado, dirigente que el lunes pasado no descartó postularse para concurrir a las primarias, aunque horas después aparecía en el mismo programa asegurando que apoyaría a Arrimadas. “Intentó arreglar el entuerto”, dijo la propia Susanna Griso.

La portavoz parlamentaria no dudó en reconocer también “los malos resultados” del partido el 10-N y valoró “la lección de dignidad” que Rivera dio al resto de dirigentes: “Algunos han sacado los peores resultados de su historia. El PSOE en las pasadas elecciones y en estas ha perdido 750.000 votos, y el PP perdió el abril 71 escaños y ahí siguen Sánchez y Casado. Ahí siguen agarrados”, zanjó. Insistió en que Rivera no dimitió en la misma noche del 10-N para comunicárselo directamente a sus compañeros de ejecutiva el lunes, a pesar de que el domingo, resaltó Arrimadas, “ya dijo que asumía responsabilidades en primera persona”.

Sobre la posición de Ciudadanos en una investidura de Sánchez, la postura se mantiene inmóvil. Los 10 diputados naranjas votarán no, a no ser que el socialista rompa su acuerdo con Unidas Podemos. Arrimadas puso el acento “en los pactos de Estado que se necesitan en España” y criticó también la ley electoral, “hay que cambiarla, lo puede ser que ERC tenga 13 diputados a pesar de tener la mitad de votos que Ciudadanos”. Y volvió a insistir en la misma idea: “¿Por qué los nacionalistas tienen la llave de este país? Porque la ley electoral les beneficia”.

Arrimadas aseguró que era la primera en hacer autocrítica, aunque en realidad se limitó a señalar dos aspectos. Sí reconoció que el partido pudo tener errores “en la estrategia”, pero sobre todo apuntó a la comunicación. Insistió en que el partido no supo explicar que el PSOE no les hizo ninguna oferta después de abril y que la sociedad no vio que en realidad Sánchez solo se acercaba a Podemos. También señaló la denominada “solución de Estado” de septiembre, asegurando que fue otro error importante de comunicación. “La gente no lo vio como una solución para el desbloqueo, cuando fuimos los únicos en hacerla. No la explicamos bien”, zanjó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios