LA UDEF INTERCEPTÓ LOS WHATSAPP

Un alcalde de JxCAT se repartió 2 millones con Pujol Jr. en un mitin de Mas y Junqueras

La Policía sostiene que el primer edil de Talamanca, el independentista Josep Tarín, cerró el reparto de una comisión con Jordi Pujol Ferrusola durante un acto de campaña de Junts pel Sí en 2015

Foto: Artur Mas y Oriol Junqueras, en el mitin de Junts pel Sí de Manresa del 18 de septiembre de 2015 en el que se produjo el reparto del dinero. (EFE)
Artur Mas y Oriol Junqueras, en el mitin de Junts pel Sí de Manresa del 18 de septiembre de 2015 en el que se produjo el reparto del dinero. (EFE)

El independentismo catalán y la corrupción habrían tenido una relación incluso más intensa de lo que se sospechaba hasta ahora. Una relación incluso física. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha descubierto que un alcalde y diputado provincial de Junts per Catalunya (JxCAT) negoció el reparto de dos millones de dólares con Jordi Pujol Ferrusola en medio de un mitín electoral de Artur Mas y Oriol Junqueras del año 2015, en plena ofensiva secesionista.

El dinero estaría relacionado con la intervención del hijo mayor del expresidente de la Generalitat y el dirigente de JxCAT en la adjudicación de un contrato público de 21 millones de euros en Paraguay. Los investigadores sostienen que Jordi Pujol Jr. contactó con los máximos responsables políticos de ese país para favorecer a la constructora Isolux, que terminó ganando el concurso. Así consta en uno de los últimos informes policiales incorporados al sumario del caso Pujol, al que ha tenido acceso El Confidencial.

Josep Tarín Canales, alcalde de Talamanca, diputado provincial de Barcelona y presunto socio de Jordi Pujol Jr.
Josep Tarín Canales, alcalde de Talamanca, diputado provincial de Barcelona y presunto socio de Jordi Pujol Jr.

Según la UDEF, el reparto de la comisión de los dos millones de dólares se produjo el 18 de septiembre de 2015, solo nueve días antes de las elecciones al Parlament de Cataluña de ese año. Esa misma jornada, Mas encabezó en Manresa uno de los actos más importantes de la campaña de la coalición soberanista Junts pel Sí (JxSí), que aspiraba a conseguir la mayoría absoluta en las urnas para no depender de la CUP. Los medios destacaron una parte del mitin en la que el líder de la antigua Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) pidió un apoyo masivo en las urnas “para pasar por encima” de los poderes económicos, que ya entonces advertían de las consecuencias que podía tener un referéndum no pactado.

Junqueras, número cinco de la lista de Junts pel Sí, también subió al escenario para arremeter contra la banca, “los mismos que han contribuido a hundir el sistema bancario español”. La expresidenta de la ANC Carme Forcadell, número dos de la candidatura, fue otra de las que intervino. Tomó el micrófono para pedir no hacer caso de “lo que diga el Estado español” ni la banca. “Este proyecto es de clases trabajadores y medianas”, proclamó la que terminaría siendo elegida presidenta Parlament tras los comicios. Todos los medios se hicieron eco del acto.

Conversación descubierta por la UDEF en el móvil de Jordi Pujol Ferrusola, correspondiente al 18/09/2015. (Recreación del contenido hecha por El Confidencial)
Conversación descubierta por la UDEF en el móvil de Jordi Pujol Ferrusola, correspondiente al 18/09/2015. (Recreación del contenido hecha por El Confidencial)

Sin embargo, mientras se producían esas intervenciones, ocurrieron otras cosas entre el público que no han trascendido hasta ahora. Mensajes de WhatsApp localizados por la Policía Nacional durante la operación Hades contra la trama del clan Pujol, en octubre de 2015, revelan que uno de los políticos independentistas presentes en el mitin, el actual alcalde de Talamanca y diputado provincial por Barcelona, Jordi Tarín Canales, de Junts per Catalunya, aprovechó el bullicio para negociar con el mayor de los siete hijos del expresidente de la Generalitat el reparto de una comisión astronómica por el contrato de Isolux en Paraguay.

Según explica la UDEF en su informe, Jordi Pujol Ferrusola y el alcalde de JxCAT habrían contado con la colaboración de un tercero para cerrar con éxito esa operación en Suramérica. Se trataba de Ernesto Dos Santos Bedoya, un conseguidor con acceso a líderes políticos del continente que tenía hilo directo con el entonces ministro de Obras Públicas paraguayo. Los tres, Jordi Pujol Jr., Tarín y Dos Santos, tenían que pactar el importe que supuestamente iba a pagarles Isolux por amañar esa licitación.

Jordi Pujol Ferrusola y el alcalde de JxCAT habrían contado con la colaboración de un tercero para cerrar con éxito esa operación en Suramérica

De los mensajes de WhatsApp se desprende que Tarín, abogado de profesión, fue el encargado de perfilar con Dos Santos los últimos detalles del reparto. El 18 de septiembre, a las 17.33 horas, en pleno mitin de Mas, Junqueras y Forcadell en Manresa, Jordi Pujol Jr. escribió al diputado provincial independentista para saber si ya había cerrado un acuerdo con el hombre de Paraguay. “¿Novedades?”, preguntó el primogénito del fundador de Convergencia Democrática de Catalunya. “Sí, he hablado. Dice que por teléfono no puede ni quiere hablar”, respondió su socio. “Aún así dice que 2. [1] es para el país y 1 a repartir”, añadió Tarín cinco minutos después de haber recibido el mensaje de Jordi Pujol Jr. La UDEF sostiene que ese millón “para el país” eran los fondos que recibirían los políticos comprados para corromper la licitación. El millón a “repartir” sería para Pujol Jr. y el resto de intermediarios.

La propuesta no debía ser la que esperaban. “Y en fin, que no se puede cambiar nada. Que el primo no intervino en las conversaciones”, añadió Tarín. A Jordi Pujol Jr. no le convencieron las explicaciones que Dos Santos había dado a su socio. No queda claro a quién se refería Tarín con el apelativo de “primo” -la conversación se produce en catalán utilizando abreviaturas y nombres en clave-, pero del conjunto de las comunicaciones, que ilustran como operaba presuntamente la red de los Pujol, se infiere que el primogénito de la familia consideraba que su papel en la adjudicación de Paraguay había sido más decisiva de lo que creía Dos Santos. A las 17.44 horas respondió enfadado al alcalde de JxCAT: “Mentira”. Segundos después le envió otro mensaje: “Nombres”.

Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente catalán, en una imagen de 2017. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente catalán, en una imagen de 2017. (EFE)

Tarín seguía en el acto de campaña de Junts pel Sí pero no tardó en contestar. “[Dos Santos] no quiere dar nombres. Dice que lo han hablado los argentinos y locales sin el primo que nada más que los presentó y basta...”, tecleó en su móvil a las 17.46 horas. En ese momento, Jordi Pujol Jr. metió a otra persona en la ecuación, un tal “Mario”. “Mario dice que no”, contestó. Según la UDEF, se trataría de Mario Maxit, el directivo de Isolux en Suramérica que está siendo investigado por la justicia argentina por ser uno de los donantes del caso Cuadernos, un escándalo de corrupción que tiene en su epicentro a la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. “¿Qué hacemos?”, preguntó Jordi Pujol Jr. a Tarín. “¿Nueva sociedad?”, dijo instantes después.

Los expertos en delitos económicos de la Policía apuntan que ese último mensaje se refería a la creación de una mercantil instrumental en el extranjero para cobrar la comisión. De ese modo, evitaría que su nombre pudiera vincularse con la licitación de Isolux y, también, tener que tributar por los fondos en España.

Como los minutos pasaban y Tarín no miraba su WhatsApp, Pujol Jr. se impacientó. A las 18.16 horas le escribió de nuevo: “Tenemos que hablar”. A las 18.29 horas, el diputado provincial de Barcelona, encargado desde julio del área de Movilidad, Espacios Naturales y Prevención de Incendios Forestales y alcalde de Talamanca desde 2003, vio por fin los mensajes. Ahí fue cuando reveló dónde se encontraba. “Ok. Estoy en un mitin en Manresa”, contó a Jordi Pujol Jr.. “Impresionante”, señaló a continuación Tarín para resumir lo que le estaba pareciendo el acto de Junts pel Sí. De las comunicaciones se concluye que, instantes después, hablaron por teléfono. Ya no se cruzaron más WhatsApps hasta el día siguiente.

“La lectura literal que obra en los mensajes”, señala el informe al que ha tenido acceso este diario, “permite inferir que Ernesto Dos Santos no quiere hablar por teléfono del reparto de las comisiones, que van a ascender a dos millones (probablemente de dólares), de los que uno se lo van a repartir ellos y otro permanece en el país, surgiendo necesariamente el pensamiento de que se trate del dinero para los representantes políticos [responsables de la licitación], sin querer dar nombres”.

Carme Forcadell, durante su intervención en el mitin de Junts pel Sí en Manresa. (EFE)
Carme Forcadell, durante su intervención en el mitin de Junts pel Sí en Manresa. (EFE)

La UDEF destaca las vinculaciones políticas del socio de Jordi Pujol Ferrusola y considera que la conversación también revelaría “la utilización de sociedades instrumentales para canalizar comisiones a merced de la emisión de facturas por la prestación de servicios ficticios”. No sería la primera operación de este tipo en la que participó el primer edil independentista. En 2013, Tarín habría usado una sociedad pantalla para facturar por “servicios asociados a la corrupción internacional” a una de las mercantiles que formarían parte del entramado mercantil de Jordi Pujol Jr., Active Translation SL.

El informe policial se suma a otros que describen operaciones similares y que mantienen imputados a todos los miembros de la familia Pujol. El caso comenzó a instruirse en 2012 y aún está lejos de cerrarse. Según los últimos cálculos de los investigadores, el clan habría llegado a amasar una fortuna oculta de 290 millones de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios