A TRAVÉS DE LA PRODUCTORA DEL EXGERENTE

La UDEF desvela una trama de los Pujol para financiar CDC con dinero de TV3

Triacom Audiovisual, propiedad de Oriol Carbó Seriñana, asumió el pago de más de 75.000 euros de un préstamo vinculado a Convergència

Foto: Jordi Pujol. (EFE)
Jordi Pujol. (EFE)

La UDEF ha descubierto una nueva vía de financiación irregular que une a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) con TV3. En un reciente informe aportado al Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, los investigadores reflejan nexos económicos entre la formación política y una productora de la televisión autonómica que —aseguran- favoreció al partido con pagos sin justificar ahora detectados. En el centro del operativo destapado se encuentra Triacom Audiovisual, propiedad de Oriol Carbó Seriñana, exgerente de TV3. La compañía recibe encargos millonarios tanto de TV3 como de Catalunya Ràdio.

Según los indicios recabados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, la productora se hizo cargo del pago de parte de un préstamo adquirido por la formación política a través de una de sus sociedades pantalla, Altraforma. El clan Pujol impulsó la instrumentalización de esta y otras empresas con el objetivo de financiar ilícitamente CDC. La compañía mencionada adquiría así deudas que sufragaban otros, todo un abanico de empresarios dispuestos a ceder al pago de mordidas a cambio de la concesión de obra pública. La productora estrella de TV3 llegó a aportar más de 75.000 euros para liquidar un préstamo total de 400.000, indica el informe.

La UDEF cierra en el extenso informe, en el que se analiza la última documentación remitida por Andorra, la línea de puntos que conduce desde el clan Pujol y las actividades de su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, a la formación política que presidía su padre. En la concesión de los préstamos, el primogénito jugaba un papel esencial. Pujol Jr. actuaba como avalista ante la entidad Fibanc, del Banco Mediolanum.

En el caso particular que se analiza, la UDEF se refiere a una póliza de préstamo de 400.000 euros concedida el 19 de marzo de 2004. No era el primer préstamo: en 1999 se concedió otro, con el aval personal de Ferrusola, que había solicitado a Banca Reig a finales de los noventa para que le concediera avales para garantizar facilidades crediticias tanto a Altraforma como a otras dos sociedades: Hispart y Winner Graph SL. El dinero obtenido supuestamente para las empresas era en realidad una tapadera que revertía en Convergència, bajo la apariencia de pago de servicios electorales.

Por tanto, el esquema apunta a que el clan Pujol facilitaba la concesión de estos préstamos disfrazados con destino CDC y eran otros quienes pagaban la cuenta. Estos terceros remuneraban al partido fundado por el 'expresident' catalán de "diversas formas". La aparición en escena de la productora de TV3 constituye una pieza más de un entramado que ya consta de varias cabezas judicializadas: en el centro, el caso Pujol, el 3% y el procedimiento sobre el Palau de la Música.

Los 400.000 euros fueron dispuestos a través de la disposición de cheques de cantidades oscilantes y en distintas fechas. Quedó solamente en la cuenta "una exigua cantidad de 5.517 euros". Junto a los talones compensados periódicos, los extractos reflejan ingresos para afrontar las cuotas. Junto a la productora, figuran otras empresas como Benito Arno e Hijos, investigada en el caso 3%.

Respecto a Triacom, la UDEF señala que el 11 de julio de 2005 la cuenta de Altraforma recibió un ingreso por importe de 75.168 euros que sirvió para sufragar varios recibos, cubriendo los pagos hasta el año siguiente. El informe señala que, dos años antes, en 2003, la Generalitat había adjudicado un contrato por importe de 310.000 euros cuyo objeto era la realización del diseño, redacción y producción de espacios de atención ciudadana por radio y televisión. En 2006, fue agraciada con una subvención plurianual de 160.000 euros para la realización de series y largometrajes.

Otros procedimientos

Carbó, ya imputado, está además mezclado en otros procedimientos, el de las ITV, en relación con facturaciones sospechosas de sociedades de la esposa de Oriol Pujol, y el que se sigue por presuntos cobros de comisiones ilegales en el Juzgado 1 de Lleida. Su contribución, y la de otros que no se identifican en el informe, sirvió para que la deuda de 400.000 euros quedara cancelada de forma anticipada. La productora del empresario, que había sido apoderado de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), a la que pertenece TV3, fue la segunda que más facturó a la televisión catalana: casi 21 millones de euros entre 2011 y 2017.

El hallazgo coincide con la cuantificación, por parte de la Policía, del importe del saqueo de la familia a las arcas durante más de 30 años: nada menos que 290 millones de euros. Tambien tras la aparición, de nuevo en Andorra, donde la familia ha depositado durante años su fortuna, de nuevos fondos repartidos en varias cuentas bancarias de cuatro entidades: Andbank, Credit Andorrá, Banco Sabadell de Andorra y Banca Privada de Andorra. Anticorrupción, que localizó movimientos hasta ahora desconocidos de fondos en las sucesivas respuestas a las comisiones rogatorias, ha solicitado al juez José de la Mata que se dirija al Principado para pedir nuevos datos y cuantificar las cantidades. Además, el magistrado acaba de dirigirse a Luxemburgo tras ser informado por Suiza de que Jordi Pujol Ferrusola llegó a contar con 18 millones de euros en un fondo de inversión y al menos ocho de ellos fueron transferidos a cuentas de este país.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios