COMPARECENCIA EN BRUSELAS

Sánchez avisa a Podemos: su oferta de cargos intermedios es "sensata" y "ambiciosa"

El presidente reconoce que Iglesias tiene "todo el derecho" a pedir entrada en la Administración, pero no da señales de ceder algunos metros más para contentarle. Espera contar con su apoyo

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este 21 de junio en Bruselas. (Reuters)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este 21 de junio en Bruselas. (Reuters)

El presidente del Gobierno en funciones redobla la presión sobre el resto de formaciones políticas y se parapeta en su posición: el único Gobierno viable es socialista y la “responsabilidad” del resto de formaciones es facilitarlo. Pero de nuevo metió a Unidas Podemos en el mismo saco que al Partido Popular y Ciudadanos. Y a los morados ya les vino a advertir de que su propuesta de que ocupen cargos intermedios en la Administración es "sensata" y "ambiciosa". Una especie de 'no va más'.

Pedro Sánchez insistió este viernes en Bruselas en el mensaje que ya lanzó ayer a su llegada al Consejo Europeo de verano. “¿La alternativa a un Gobierno socialista cuál es? El bloqueo, la paralización, y España no se lo merece cuando, además, no hay alternativa”, explicó el jefe del Ejecutivo en una rueda de prensa posterior a la reunión de líderes de la Unión Europea.

[Consulte aquí en PDF la transcripción de la comparecencia del presidente del Gobierno en Bruselas]

Esta vez Sánchez, como ya hiciera cuando recibió el encargo del Rey, señaló a las otras tres grandes fuerzas políticas del Congreso, sin diferenciar entre conservadores y Podemos. “En la responsabilidad compartida que tienen ellos tres está que España tenga un horizonte de estabilidad, de gobernabilidad y no tengamos que vernos abocados a escenarios que nadie quiere”, indicó el presidente del Ejecutivo. Traducción: que sobre ellos recae la tarea o de facilitar su reelección o de ir a nuevas elecciones. “Es importante pedir a aquellos partidos que hablan mucho de la estabilidad y el sentido de Estado, que ejerzan esa vocación y faciliten la investidura, porque además no hay otra alternativa”, insistió Sánchez.

"Es importante pedir a aquellos partidos que hablan mucho de la estabilidad y el sentido de Estado, que ejerzan esa vocación y faciliten la investidura", dice


En realidad, todo apunta a que el candidato puede lograr la confianza del Congreso apoyándose en la abstención de ERC y/o EH Bildu, y por ello se le preguntó. Pero él esquivó el tiro y se escudó de nuevo en la "responsabilidad" de los tres grandes.

"En la Administración", que no ministerios

El líder socialista tuvo que volver a responder a la posibilidad de un Ejecutivo de coalición con Unidas Podemos. “Llevamos 12 meses gobernando con Unidas Podemos”, respondió Sánchez, dando a entender que su opción prioritaria sigue siendo contar con el apoyo parlamentario de los de Pablo Iglesias pero sin que la formación morada entre en el Consejo de Ministros.

Sánchez mantiene su oferta de cooperación en tres ámbitos: parlamentario (con Podemos de aliado "preferente"), programático e institucional


Eso sí, Sánchez explicitó que buscan una cooperación en tres ámbitos: en la esfera parlamentaria —y ahí quiere tener a Podemos como "socio preferente"—, en lo referido a una agenda programática (para poner en marcha juntos una agenda de avances sociales) y “una cooperación institucional en la Unidas Podemos tiene todo el derecho a verse representado en el ámbito de la Administración pública”. Justo a continuación recalcó que su oferta a los morados, la de que se hagan cargo de los puestos intermedios (secretarías de Estado, direcciones generales, empresas públicas...) es una propuesta “razonable, sensata y ambiciosa”. El presidente expresó su deseo de contar con "el apoyo" de Iglesias en su investidura.

Sánchez avisa a Podemos: su oferta de cargos intermedios es "sensata" y "ambiciosa"

Sánchez evitó dar una fecha para la investidura —aunque el Ejecutivo sigue manteniendo que será en julio— y cuando se le preguntó si reabrirá la 'vía Navarra' —que gobierne en la comunidad foral la coalición de derechas Navarra Suma (Na+) con la abstención de los socialistas navarros, y a cambio UPN facilitará su investidura en Madrid—, respondió que el PSOE es un partido "constitucionalista", que siempre "cumple y hace cumplir la ley". "Hemos defendido siempre la foralidad de Navarra y lo vamos a seguir haciendo". Es decir, que por mucho que firme un acuerdo con los nacionalistas de Geroa Bai (marca en la que el PNV es mayoritario), Podemos e Izquierda-Ezkerra, y la elección de la socialista María Chivite requiera de la abstención de la izquierda 'abertzale', nunca va a plantear el cambio de naturaleza de Navarra. No planteará el PSN en ningún caso, pues, la anexión de la comunidad al País Vasco, miedo que siempre han agitado las derechas.

Hasta la "decisión final"

El presidente contestó a muy pocas preguntas en Bruselas, aunque en Madrid, tras la reunión del Consejo de Ministros que presidió Carmen Calvo, los interrogantes eran los mismos. Y la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, no aclaró mucho más. Respecto a si la oferta de Sánchez a Iglesias está cerrada y es su última palabra, recordó que las negociaciones, como siempre, "siguen hasta que hay que tomar la decisión final", y en este caso es responsabilidad "exclusiva" del presidente.

"El PSOE y el presidente solo va a mantener diálogo en el ámbito de la Constitución, solo y exclusivamente", afirma Celaá sobre ERC y Bildu

La titular de Educación insistió en que los socialistas no quieren que la investidura ni la gobernabilidad "dependa" de las formaciones soberanistas (ERC y/o EH Bildu), y en esa línea están "trabajando", multiplicando la presión sobre PP y Cs, pero son estos partidos los que también tienen su "cuota de responsabilidad". A la vista de que no hay más salida que esa, la de una abstención de los republicanos o de la izquierda 'abertzale', ¿se sentaría a negociar con ellos el Gobierno? ¿preferiría una investidura fallida antes que hacer descansar la gobernabilidad en estas fuerzas? "El PSOE y el presidente y candidato solo va a mantener diálogo en el ámbito de la Constitución, solo y exclusivamente", respondió. El portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, sí señalaba ayer que seguía manteniendo conversaciones con el PSOE "dentro de la normalidad", en las que se habla de "bloqueo o no bloqueo" al candidato. El Ejecutivo, en línea con lo que hace una semana manifestaba la misma Celaá, quiere reiterar que no hay negociación como tal. Fuentes del Gabinete añadían que "si ERC se quiere abstener, será su responsabilidad, no la del Gobierno".

Sánchez avisa a Podemos: su oferta de cargos intermedios es "sensata" y "ambiciosa"

Pero la estrategia del PSOE está en el mismo punto: reclamar la abstención de PP y Cs para que la investidura, que debe llegar "cuanto antes", "no dependa" de los soberanistas, y porque también es una "tarea de Estado", en palabras de la portavoz. Preguntada por qué puede ofrecer Sánchez a ambas formaciones a cambio de su voto de no bloqueo, Celaá respondió que no cree que ni PP ni Cs estén esperando "ninguna oferta" del Ejecutivo, porque de ser así ya la habrían formulado en público o, al menos, "en privado".

Sánchez avisa a Podemos: su oferta de cargos intermedios es "sensata" y "ambiciosa"

La ministra, eso sí, volvió a indicar que "todos los escaños son legales", porque todos los partidos lo son. Es decir, que incluso Bildu está dentro de los márgenes que determina la Ley de Partidos, cosa que no ocurría con sus marcas predecesoras. "Vox es legal y Bildu es legal. En un panorama tan fragmentado, hemos de empezar a visualizar que todos los escaños son legales. También añadí que no se había pactado con Bildu [en Navarra]" cuando se constituyó la Mesa del Parlamento foral, el pasado miércoles, sesión en la que el PSN facilitó la presidencia de la Cámara a Geroa Bai. En el órgano rector entró la formación de Arnaldo Otegi, pero sin los votos de los socialistas.

Celaá llamó a aprender del trato que fuera de España los partidos conservadores y liberales conceden a la "ultraderecha", porque ellos "no la incorporan" a las instituciones, no pactan con ellas. Allí tienen "más de 80 años de democracia consolidada". España tiene cuatro décadas y quizá debiera imitar "algo de su experiencia", remachó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios