Cospedal abandona el Comité Ejecutivo Nacional del PP tras los audios con Villarejo
  1. España
mantiene su escaño en el congreso

Cospedal abandona el Comité Ejecutivo Nacional del PP tras los audios con Villarejo

En un comunicado, asegura que toma esta decisión "ante los múltiples ataques que he recibido estos días" que tienen como objetivo "dañar mi imagen personal", algo que no quiere que afecte al PP

placeholder Foto: La exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal. (EFE)
La exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal. (EFE)

María Dolores de Cospedal ha comunicado al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que renuncia a ser miembro del Comité Ejecutivo Nacional, máximo órgano de dirección del PP.

En un comunicado, asegura que toma esta decisión "ante los múltiples ataques que he recibido estos días" por las conversaciones mantenidas con el comisario Villarejo y así "evitar" que dichos ataques "se hagan extensivos" al PP. Afirma, además, que "nunca" ha mentido sobre el contenido de sus encuentros con el excomisario de la Policía Nacional y que se reunió con él porque así debía hacerlo como secretaria general. "Era mi obligación para tener toda la información posible acerca de los hechos que pudieran perjudicar a mi formación y en ese sentido actué", ha explicado, para dejar claro que en todo momento su "prioridad" era evitar que "la corrupción pudiera afectar a su partido", algo que ha calificado de una "lucha" constante durante el tiempo que estuvo al frente de la secretaría general del PP.

Cospedal, que mantiene su condición de diputada nacional, denuncia "las manipulaciones que se están haciendo de las cintas publicadas" que solo buscan, argumenta, "ofrecer una imagen distorsionada de la realidad". "Son extractos editados que solo tratan de perjudicar y dañar mi imagen personal", algo que no quiere que se extienda a la imagen del Partido Popular.

Foto: María Dolores de Cospedal sentada en su escaño del Congreso esta semana. (EFE)

La decisión de la exministra de Defensa llega el mismo día en que El Confidencial publica que la vida privada del hermano del exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba fue uno de los asuntos que trató con Villarejo en las conversaciones que mantuvo en 2009 con ella y su marido, Ignacio López del Hierro, según las grabaciones publicadas por Moncloa.com. En ellas, López del Hierro encarga al excomisario un dosier sobre el hermano de Rubalcaba por su relación con la propietaria de la agencia de detectives Método 3, María Teresa Fernández Lado.

En la última semana, Cospedal ha estado en el centro de la información cuando saltó el primero de los audios con Villarejo. En él se revela que el marido de Cospedal utilizó presuntamente al comisario Villarejo para conseguir información privilegiada de investigaciones contra la corrupción que afectaban al PP y evitar que otras causas prosperaran en vrias conversaciones que se produjeron entre junio y noviembre de 2009. El empresario habría actuado presuntamente como intermediario entre Génova y el comisario a instancias de Cospedal, y que este colaboró para torpedear las pesquisas de los casos Gürtel, Brugal y Umbra, que apuntaban de lleno a altos cargos populares. Desde que se conociera el contenido de estos audios, el silencio se impuso en el Partido Popular y Pablo Casado evitaba referirse a ella en sus declaraciones públicas.

La reunión con Villarejo en Génova

La propia Cospedal se reunió con Villarejo en su despacho de la sede de Génova. Ocurrió el 21 de julio de 2009, cuando el entonces senador y tesorero del PP, Luis Bárcenas, ya había sido imputado provisionalmente por el Tribunal Supremo y las pesquisas de Gürtel amenazaban con llevarse por delante a toda la cúpula del partido. Ese día, su marido introdujo al excomisario en la sede del PP, aprovechando que Mariano Rajoy no estaba, en un coche con los cristales tintados. A su llegada, la secretaria general del PP en aquel año le esperaba en la planta noble después de ser ella quien preparara la visita personalmente. En esa visita, y según revela uno de los audios publicados por El Confidencial, Villarejo le confiesa que su equipo trató de acabar con la prueba clave de la investigación: un 'pendrive'. "Hicimos lo posible para romperlo", confesó, para desvelar que dentro "hay de todo" y "mucha chicha".

Las reuniones con Villarejo dieron para mucho. De hecho, la exministra llegó a encargar a Villarejo que investigara a Javier Arenas para tratar de conseguir información sobre supuestas operaciones sospechosas realizadas por el exministro de Trabajo, uno de sus mayores rivales en Génova, a través de la entidad Fundación de Estudios Europeos. López del Hierro aseguró al comisario que el PP le pagaría por ese trabajo, aunque tenía que ser “baratito”.

Esta revelación hizo que Cospedal rompiera su silencio en una entrevista en la COPE el pasado viernes en la que justificó este encargo porque era su "obligación" como secretaria general del PP porque lo que pretendía era conocer de primera mano todas aquellas informaciones que podían afectar al partido. "Tener conversaciones con alguien que puede dar información no me tiene por qué dejar en un lugar comprometido. Más bien, al contrario. Yo estaba cumpliendo con mi obligación", dijo, para dejar claro que en ningún momento pagó al comisario porque "no hubo ninguna aportación posterior". Es decir, Villarejo no elaboró dicho informe o si lo hizo nunca llegó a las manos de Cospedal.

Casado marca distancias con Cospedal

Un día antes, el jueves pasado, Casado decidió romper su silencio. Aunque fuentes del partido aseguraban que el respaldo a la exsecretaria general era total, el presidente del PP marcaba distancias con ella. Lo hizo en un acto en Huelva ante decenas de periodistas donde dejó muy claro que "cualquier conducta no ejemplar y que se aparte de nuestros principios contará con mi absoluto rechazo". En este sentido, lanzó un mensaje velado con el que ha querido transmitir que "mi único compromiso es con los afiliados", compromiso que pasaba por "transparencia, ejemplaridad y rendición de cuentas". Quien no cumpla con estas reglas estará fuera.

El líder del PP también llegó a decir que por parte de la Dirección Nacional "no hay nada que ocultar ni nada que temer de ninguna revelación que se pueda hacer" y que estaba "seguro" de que no hay un solo dirigente político que pueda hacer esta afirmación. De hecho, esta afirmación tenía un sentido claro: aclarar que Cospedal no formaba parte de dicha Dirección Nacional y que, por tanto, sus miembros estaban limpios de cualquier relación con Villarejo.

María Dolores de Cospedal Pablo Casado Comisario Villarejo Partido Popular (PP)