votarán 3.082 delegados

El disputado voto del compromisario: los candidatos llaman a los indecisos uno a uno

Los equipos de ambos contendientes se están lanzando en esta última semana antes del congreso extraordinario "al mercado del compromisario indeciso". Cada voto cuenta

Foto: Los dos candidatos a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, en la cena del partido. (EFE)
Los dos candidatos a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, en la cena del partido. (EFE)

Cada voto cuenta. Y mucho. Los dos candidatos que quieren presidir el PP, Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría, lo saben. Por eso los equipos de ambos contendientes se están lanzando en esta última semana antes del congreso extraordinario "al mercado del compromisario indeciso", como lo han bautizado algunas fuentes populares. Cada bando hace sus cábalas. Casado y Sáenz de Santamaría cuentan con el listado de los más de 3.000 compromisarios e intentan situar a los delegados en uno de los dos grupos, para calcular cuántos apoyos tiene cada uno. En la primera vuelta, la exvicepresidenta ganó a Casado por 1.540 votos.

Pero hay un importante número de compromisarios indecisos, sobre todo aquellos alineados con la gran perdedora de las primarias, María Dolores de Cospedal, que suponen un importante y vital caladero de votos. "Que sean compromisarios vinculados a Cospedal no quiere decir que automáticamente vayan a apoyar a Casado. No es tan sencillo", señala un dirigente de una ejecutiva regional del partido. Todos los votos son trascendentes y los equipos de ambos candidatos están sondeando a los indecisos, uno a uno, para intentar sumar su aval.

Al congreso, los días 20 y 21 de julio, están convocados finalmente 3.082 compromisarios. Las dos candidaturas están explicando que ya cuentan ambas con unos 2.000 apoyos cada uno, imposible con las matemáticas en la mano. Todas las fuentes consultadas aseguran que el resultado está a día de hoy "muy ajustado" y que es imposible hacer pronósticos claros. También que los apoyos de los que presume cada candidatura están muy alejados de la realidad. "Y que es muy posible que muchos de esos compromisarios indecisos estén ofreciendo en conversaciones privadas el apoyo a los dos bandos, lo que está distorsionando los cálculos de Casado y Sáenz de Santamaría", señala otro dirigente del partido con mucho peso y que en las primarias apoyó claramente a Cospedal.

Lo que está claro es aquí hay varios tipos de compromisarios. En primer lugar, los que en las primarias, como militantes, ofrecieron claramente su apoyo a Casado o a Sáenz de Santamaría. En ese caso, está claro que seguirán apoyando a su candidato en el congreso. Luego están los que apoyaron públicamente en la primera votación a Cospedal. Su voto es uno de los codiciados. Y luego están los que en las primarias no hicieron pública su postura y también están dentro del caladero del que quieren pescar ahora los dos candidatos. "El problema es que muchos compromisarios no se quieren retratar porque todo este proceso está abriendo alguna herida que luego va a ser difícil de cerrar. Y puede haber represalias si has apoyado al candidato perdedor".

La exsecretaria general del Partido Popular, Dolores de Cospedal. (EFE)
La exsecretaria general del Partido Popular, Dolores de Cospedal. (EFE)

En cierta medida ya ha habido castigos internos. En algunos distritos de Madrid dirigentes importantes que mostraron su apoyo a un candidato en concreto no han sido elegidos compromisarios por los militantes de su agrupación, sedes que en su mayoría han apostado por un candidato diferente al que avalaba ese dirigente. Otras fuentes destacan que las dos candidaturas se han lanzado a una batalla de propaganda y publicidad para intentar transmitir a los indecisos que van a ganar y así intentar captarlos. "Yo, a la mayoría de los compromisarios que conozco lo tienen ya muy claro. Otra cosa es que lo digan", explica uno de los 3.000 compromisarios.

En la primera votación del 5 de julio, Sáenz de Santamaría ganó en Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Canarias, Cantabria, País Vasco y Melilla. Pablo Casado triunfó en Cataluña, Madrid, Extremadura, Murcia, Aragón, Baleares y Navarra. Cospedal, por su parte, con el 26% de los votos totales, obtuvo buenos resultados en Asturias, Galicia y Castilla-La Mancha. Pero aunque el mapa autonómico ofrece una radiografía clara no todo está decidido, Andalucía, por ejemplo, fue clave en la victoria de la exvicepresidenta, pero el equipo de Casado asegura que suma casi el mismo número de compromisarios que su rival.

Una cosa está clara. La calculadora ya forma parte del equipo de ambas candidaturas. "Si no te has posicionado claramente gente de los dos equipos te tantea e intenta saber con quién estás. Es lógico. Los dos quieren sumar cuántos más apoyos mejor. Hemos entrado en una fase del proceso en el que cada vez interesa menos el proyecto y el debate, sino la pura matemática", asegura otro compromisario. Las dos candidaturas quieren llegar al viernes 20 con una estimación muy exacta de cuántos compromisarios suman. De momento, el comité organizador explicó este viernes que los compromisarios votarán el sábado y que el presidente saliente, Mariano Rajoy, intervendrá el día antes, el viernes, en un discurso que será "neutro".

El PP ha decidido instalar cabinas para que los delegados puedan votar con mayor privacidad. Las papeletas se meterán en sobres. Otra novedad es que los compromisarios no van a estar sentados por delegaciones, como era lo habitual. Estarán repartidos según vayan llegando, entre otras cosas porque alrededor del escenario principal solo se colocarán unas 2.000 sillas y el resto deberá seguir el congreso desde salas anexas. La proclamación de resultados será el sábado a las 13 horas. Como colofón, el ganador pronunciará un discurso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios